Saturday, March 15, 2008

BOLAÑO: CADAVER EXQUISITO

Anónimo dijo...
Como homenaje me parece una buena idea. Aunque el gran Roberto siempre detestó a los críticos. Tengo curiosidad por ver el DVD y la entrevista inédita. Suerte.

Gustavo Faverón Patriau dijo...
¿Por qué ese afán de proyectar sobre Bolaño los fantasmas de cada uno? Bolaño no odiaba a los críticos ni era un marginal al establishment cultural. Era un escritor de Anagrama y uno de sus mejores amigos, albacea de su herencia literaria, fue el crítico Ignacio Echeverría. Que fuera un librepensador y capaz de criticar duramente los lados oscuros del sistema cultural, es completamente distinto.

Anónimo dijo...
Tú lo debes saber mejor que nadie, eres un experto en eso. Pues, te estas tomando meses para proyectar tus fantasmas junto a docenas de otros fantasmas ajenos en el libro que vas a publicar. Y todavía en el título pretendes resaltar que Bolaño es un salvaje.

Ese adjetivo me parece tan desafortunado, que no me extrañaría que el gran Roberto utilice su voz de ultratumba para hablarte sobre colosal error.

El Detective Culto

Gustavo Faverón Patriau dijo...
Buena. O sea que cuando él usó el término "detectives salvajes" lo hizo para insultar a sus personajes. Va pa´ la peña.

36 Comments:

Anonymous Anonymous said...

es increible la manera como ciertos criticos trafican oportunistamente con Bolaño, provecho para las editoriales y para ellos, la mesa esta servida.

March 15, 2008  
Anonymous Anonymous said...

no sean mezquinos, dintilakos. apoyen a faverón en su denuncia contra el comercio

March 15, 2008  
Anonymous Anonymous said...

en el bonus track de "Bolaño Salvaje" se ha incluido como homenaje al escritor chileno ese videíto donde sale beto ortiz gritándole al ministro:
¿¿Qué te pasó?? ¿¿Se te encogieron las Boloñas??

March 15, 2008  
Anonymous "El Patriota" said...

¿Alguien hará alguna vez una edición de los poemas y escritos de cine de Juan Bullita?

March 15, 2008  
Anonymous Anonymous said...

El día de viernes 14 de marzo, decenas de policías y un grupo de boinas rojas irrumpieron en el jirón Quilca, buscando a poetas y artistas a los que requisaron DNIs con el fin de identificar a "alguien" en especial. Según informan varios poetas los documentos fueron devueltos luego de que fueron refrendados y empadronados en una lista que los policías tienen en su poder. Según me escriben otros parroquianos, hay varios artistas que estarían siendo buscados intensamente por solidarizarse con Melissa Patiño.


Ésta es la política del oligofrénico detectiloco Alva Castro, al parecer la "cacería de brujas" ha comenzado. Estemos alerta.

Publicado en el blog de Ybarra.

Giuliano Vecco F.

(a propòsito de racismos, por qué esos sucios policías no fueron también a los bares de Miraflores?)

March 16, 2008  
Anonymous victor coral said...

Esperen unas pocas semanas mi libro BOLAÑO PUTO que sacaré en homenaje al poeta y narrador chileno. Un libro serio y peculiar patrocinado por San Marcos en donde opinan diversas plumas. Vale.

March 17, 2008  
Anonymous daniel f said...

a oscar malca lo invitaron a participar del libro de facherón pero el chato no atracó. les dije en su cara que no estaba dispuesto a colaborar con gente que trafica con el nombre de un gran escritor. buena, chato!, eres lo máximo, cuándo me sacas en circo bit!

March 17, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Faveron es un mentiroso. Se las trae con algunos escritores. En esto de Bolaño es claro. Calderon Fajardo escribió un artículo en la Revista Nudos de Ricardo Sumalavia sobre una novela de Bolaño. El artículo estuvo colgado durante meses en el ciberespacio. Un resumen lo publicamos en Bitacora de El Halador, pero no esta CCF, en la antología de Faveron, ni Diego Trelles. Están Elmore y Jeremias Gamboa, mehor dicho: el dulce encanto de la burguesía. Y cuando le preguntan a Faveron sobre peruanoa que han escrito sobre Bolaño, Calderon Fajardo no existe para Faveron. Y no va existir nunca, no posee el dulce encanto de la burguesía. No hay otra razón. ¿No es cierto Favi?

March 17, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Es cierto, cumpa de El Hablador. Guich ha escrito sobre CCF en Correo, y Favito no lo pone en su iista de artículos. De repente tiene una lista negra escodidita, donde están los indiseables.

March 17, 2008  
Anonymous Giuliano Vecco Fiorentini said...

La novelita de Bolaño, sindicada como “perfecta” por algunos escritores, es la primera que toca el tema que luego iba a desarrollar el escritor en 2666: los asesinatos en serie. A mitad del capítulo 7 aparece Graham Greenwood, quien creía en la existencia del mal absoluto. “En su particular teología el infierno era un entramado o una cadena de casualidades. Explicaba los asesinatos en serie como una “explosión de azar”. Explicaba las muertes de los inocentes (todo aquello que nuestra mente se negaba a aceptar) como el lenguaje de ese azar liberado. La casa del diablo, decía, era la Ventura, la Suerte. (…) Para luchar contra el mal recomendaba el aprendizaje de la lectura que comprendía los números, los colores, las señales y la disposición de los objetos minúsculos, los programas televisivos nocturnos o matutinos, las películas olvidadas.”

En 2666 la idea que mueve como detrás de un escenario los horrendos y numerosos asesinatos, está más desarrollada y rodeado de un misterio impregnante; pero no deja de ser un germen, un prototema lo de este breve episodio de Estrella distante. La preocupación por lo que llaman el azar y su peso en la vida es una constante, por lo visto, en la obra de Bolaño, y también en la de otros escritores contemporáneos -verbigracia, Paul Auster.
Publicado por Victor Coral en 10:42 AM 3 sentir/decir
Sunday, August 12, 2007
Putas asesinas de Roberto Bolaño


“Cuando te vayas de este mundo, lo dejarás tan feo y tan triste como cuando llegaste”. Esta máxima atribuida al filósofo alemán Arthur Schopenhauer, parece presidir todos los relatos que contiene uno de los libros más celebrados del escritor chileno Roberto Bolaño. Y no es para menos. Cada una de las treces historias incluidas exudan, desde distintos enfoques y temáticas, una visión desengañada y turbia de la existencia humana, que por fortuna el estilo(1) de Bolaño ha sabido mutar en cuentos de belleza y potencia intransigentes.Daré para empezar un rasgo general de este volumen, para luego detenerme en algunos cuentos representativos.

A contracorriente de lo que afirman, tajantemente, algunos, hay por cierto una secuencialidad en el ordenamiento de los relatos, pero este es más bien temático antes que de estilo. Nadie dudará si lee con atención el libro que los tres últimos cuentos (“Fotos”, “Carnet de Baile”, “Encuentro con Enrique Lihn”) están engarzados por la poesía, y es el último de los nombrados, el que cierra el libro, el más logrado por su carga de nostalgia y sinceridad (por primera vez aparece Bolaño como protagonista); una suerte de homenaje al vate mayor de Chile.Otra serie, también evidente, es la conformada por “Últimos atardeceres en la tierra”, “Días de 1978” y “Vagabundo en Francia y Bélgica”. Pero no solo porque los personajes de estos relatos tengan por nombres a las letras “A” y “B”, tampoco solo porque rozan la temática política, sino porque el desencuentro, el desarraigo y la ambigüedad producto de una percepción incierta de lo real predominan:“…algo que a B le parece contradictorio, ¿pero contradictorio por qué?, no lo sabe” (p. 88)“y B la observa atravesar la sala semidesnuda o semivestida, y eso más los viejos libros del padre desaparecido le parecen una señal. ¿Una señal de qué? Lo ignora.” (p. 89)

Con frecuencia las cosas son y no son a la vez, nos quieren decir algo pero nos abandonan a nuestra soledad de siempre; lo que genera una sensación intensa de ambigüedad y extrañeza:“unas máquinas que tal vez no son máquinas sino esculturas incomprensibles, el desfile de la humanidad doliente y riente hacia la nada” (p. 90)“Vestía pobremente, aunque algo había en su ropa que no terminaba de cuajar, una cualidad movediza, como si la ropa estuviera diciendo algo incomprensible desde distintos sitios a la vez” (p. 180)

Los cuentos “Prefiguración de Lalo Cura” y “Putas asesinas” (que da título al conjunto) están emparentados a su vez. El primero es una historia porno sobre un actor llamado Pajarito Gómez y su peculiar vida. La segunda un poco veraz contrapunto entre una mujer asesina, presumiblemente prostituta o fanática, y un ¿futbolista? ¿barrista? que está amarrado y a su merced. El hombre solo puede responder de cuando en cuando, con reacciones corporales, a la larga perorata –demasiado culta para mi gusto (hasta cita a John Donne)- de la mujer(2).Merece señalarse el recurrente uso de vocablos y expresiones que sugieren extrañamiento, irrealidad en todos los cuentos. "Surreal", "irreal" "extraño" "contradictorio", "incierto", "oscuridad informe", "paisaje extraterrestre", y otros, son puntos de apoyo sobre los cuales Bolaño erige sus parábolas que nada enseñan, sus torcidas y hermosas anécdotas.Sueños asesinadosAntes que declarar cuál es el punto más alto de los cuentos que conforman Putas asesinas, me interesa dar pruebas de lo que afirmé en el inicio.

Este es un libro de la desesperanza, del desencuentro, de la pérdida y de la no visión de una salida para el hombre. Algo propio de alguien que ha confiado mucho en sus semejantes cuando joven (ver “Días de 1978”), pero que ha visto finalmente que todo es vanidad, como reza el siempre actual Eclesiastés:“La certidumbre de que te mueres y de que te mueres por nada, por estupideces, y de que tu vida, la vida que estás a punto de perder, es también una sucesión de estupideces, es nada. Y hasta la certidumbre carece de dignidad”. (p 178)Lo anterior le dice un amigo al narrador en “Dentista”, mientras beben tequila en una fonda cualquiera. Pero es algo que pudieran pensar, sentir, gritar muchos de los personajes (migrantes, narcos, futbolistas, poetas, loosers, prostitutas, locos) de este libro a no dudar inquietante y profundamente demoledor. Y uno termina pensando si no tiene un mucho de verdad lo que dice Lalo Cura en la primera página del cuento respectivo: “A eso se reduce todo. Acercarse o alejarse del infierno”.

La vida como una preparación para la muerte. Nada más schopenhaueriano que eso.(1) El estudio de la frase bolañiana, clave para comprender ciertos mecanismos de su narrativa, lo trato en un estudio aún no terminado.(2) El siguiente párrafo ha sido cuestionado por ciertos sectores feministas (me cuenta una amiga poeta): “Las mujeres son putas asesinas, Max, son monos ateridos de frío que contemplan el horizonte desde un árbol enfermo, son princesas que te buscan en la oscuridad, llorando, indagando las palabras que nunca podrán decir” (p 122-123). Más que misoginia atribuible al narrador (y por extensión equívoca, al autor), tenemos acá una visión autocrítica (llamémosla así por ahora) de la prostituta protagonista del cuento, sobre su propio género. Algo más común de lo que se piensa si uno conversa con estas personas y no las discrimina.

Giuliano Vecco Fiorentini

March 17, 2008  
Anonymous Anonymous said...

ese chato malca se pasa, así tb basureó a fuguet cuando quiso incluirlo en su bodrio "Se habla español". "No me presto para cojudeces", le dijo. El chato puede haberse vendido al Mercioco pero morirá en su ley, es un duro.

March 17, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Ay, Leocabro, deberías probar suerte en el cine. Ya ves, Bardem te quitó el papel del psicópata en "sin lugar para los débiles", y encima ganó un Oscar. Si tú eres igualito a Anton Chigurh...sobre todo por el peinado, carijo...

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

es una basura el que me ha clonado.

víctor coral cordero
dni 06623187

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Primicia!!! Publican libro sobre poeta peruano...

(Reuters) Coincidiendo con la publicación del libro sobre Bolaño, el crítico norteamericano Edmund Wilson acaba de sacar a la luz un voluminoso y erudito ensayo titulado "Henry Verastegui among the Postmodernists", donde lanza una audaz teoría: "Did C. Hitlerman's prose influence Verastegui`s poetry???"
La conclusión de Wilson es que ambos literatos se influenciaron mutuamente durante sus años mozos, lo cual explicaría las deslumbrantes metáforas de las que hacen gala en sus textos. Asimismo, Wilson no ha dudado en calificar a H.V. como "a Barroque author", y que su escritura poética es "afro-caribeña-sabrosona-sandunguera" (la traducción es mía).
En este apasionante ensayo, E. Wilson ha logrado develar algunos versos oscuros del vate cañetano, y llegado a la conclusión de que, aparte de Hitlerman, sus influencias pueden rastrearse en Dante, Joyce, Cervantes, Ferrando y Melcochita.
Pero, lamentablemente, los amantes de la poesía henryverasteguiana no podrán tener esta joya bibliográfica de 972 pgs, pues la edición íntegra ha sido destinada a las bibliotecas de prestigiosas universidades europeas y de los yunaitestei.
Ahora, con más tiempo libre, Edmund Wilson está abocado a la recopilación de nuevos documentos literarios y prepara la antología:
"Poggi, Leo, del Prado: Letters from the Mental Asylum", que aportaría nuevas luces sobre la narrativa peruana última.
(Agencias)

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

dintilakos , un datazo: faveron ahora se mete hasta con las chibolas , revisar el chat box de la pobre carmendelly (lo arrochan feo , caray!!):


http://escribiendosoloparami.blogspot.com/

March 18, 2008  
Anonymous Leonardo Aguirre said...

¡¡¡¡¡Dance!!!!! ¡¡¡¡Soca Dance!!!!

March 18, 2008  
Anonymous MAX said...

iGNORANTES,
GAZNÁPIROS,
ANTIPOSMODERNOS,
ENVIDIOSOS
PELAFUSTANES
ANTIACADÉMICOS
BABOSOS

PROMOCIONEN LA LECTURA, GAZNÁPIROS

March 18, 2008  
Anonymous victor coral said...

A propo, una vez más me han clonado la cuenta de Blogger. Fíjense por favor en que los comentarios apócrifos no tienen mi nombre subrayado; los originales, como este, tienen el nombre subrayado. Sé que es una tontería defenderse de la cloaca de la mafia, solo hay que alejarse de ella, pero por esta vez me pareció necesario aclarar algo que cualquier blogger sabe bien. Gracias por darme este espacio.

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Ya pues, no se pasen de mezquinos. ¿Nada bueno puede hacer Fache? ¿Y qué tanto defienden al bodrio de Gûichh, cuyo texto sobre Bolaño es todo un homenaje al lugar común? Por último, a los fans del Bolaño maldito y contracultural que tanto les gusta, les pregunto si es dable que un maldito y contracultural firme contrato con transnacionales del libro como Anagrama y Seix Barral. No jodan pues, si no fuera por los compactos de Anagrama ni lo hubieran leído. ¿De qué estamos hablando? Dejénse de joder o si no voy a recomendar Puerto el Hueco en Enemigos Íntimos... JA!

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

el pajarraco aguirre por fin se asumió como lo (único) que es: la magaly de la literatura peruana...


EL HÍGADO DE JUAN


Epidemia de pynchonismo

23 años y se mató. Desesperada, desolada, con la angustia marcada en el rostro (Rosas Ribeyro); envuelta en el humo azabache de su cabellera nocturna (Hildebrando Pérez). 1972. Salvo profes y compañeros de un taller en San Marcos, nadie sabía que María Emilia escribía poemas. Lo supimos 14 años más tarde, cuando apareció la colección titulada EN LA MITAD DEL CAMINO RECORRIDO. Poco después, uno de aquellos poemas se convirtió en un hit. SOY LA MUCHACHA MALA DE LA HISTORIA dio un vuelco a la poesía escrita por mujeres (Marco Martos). Y no sólo eso. María Emilia Cornejo fue prácticamente coronada como la nueva santa del panteón feminista (la apertura, non sancta, explica por qué: yo soy la muchacha mala de la historia, la que fornicó con tres hombres, y le sacó cuernos a su marido). Pero fíjense que, al parecer, ese milagrito se debe a tres hombres. Lo sostiene José Rosas Ribeyro en el número 5 de Intermezzo Tropical: alentados por Hildebrando Pérez, Elqui Burgos y yo utilizamos el mundo desgarrado, angustiado, autodestructivo (...) que se percibía en los apuntes desordenados (...) para construir tres poemas que queríamos redondos. Dice “utilizamos”, dice “construir”. Sugiere que los versos originales no pasaban de “apuntes desordenados” y que, por supuesto, no eran “redondos”. O sea, cortaron, pegaron, tacharon, zurcieron… y luego se callaron, por más de 30 años. César Gutiérrez diría que los buenos muchachos (muchachitos del ayer) “ensamblaron” o “samplearon” los versos de MEC. La pregunta sería: ¿ensamblar o samplear equivale a crear?
***
El propio Gutiérrez intenta resolver esa cuestión con las 600 páginas de BOMBARDERO (título original: 80M84RD3R0). Él asegura que no es un escritor sino un DJ. Y su novela, of course, no es una novela. Prefiere llamarla “escáner”, “mix” o “artefacto”. No he leído todo el libro (un ladrillazo de 80 gramos por 80 mangos) sino dos fragmentos colgados en la web. Por eso no me animo a reseñarla (tampoco estamos –como ya se verá– en una página de reseñas). Y, sin embargo, esos mismos fragmentos han bastado para cosechar elogios y cherrys casi un año antes de publicarse la novela trucha: v.g., Abelardo Oquendo, Paolo de Lima, los chicos de Puertoelhueco, Gustavo Faverón... siguen firmas. A su vez, tantos elogios y cherrys han bastado para disuadirme. Saber que se le compara con Pynchon (Mónica Beleván) o que será más fácil que ingrese a la historia de la literatura peruana que a las listas de best-sellers (Oquendo) sólo me hace desconfiar.
***
El caso de la Muchacha me recuerda cierto rumor sobre la verdadera autoría de CAMINO DE XIMENA (Norma, 2002). En la tapa figura el nombre de Santiago del Prado, pero algunos creen que los críticos Abelardo Oquendo y Mirko Lauer tramaron ese libro al alimón y, sabrá Dios por qué, decidieron ocultarse bajo un alias de tufillo aristocrático (alias que, dicho sea de paso, figuró por primera vez en la revista que ambos dirigen, Hueso Húmero, dizque antologando, o parodiando, o sampleando, a Vallejo, Eguren, Adán, Eielson y demás peces gordos... otra pista: Lauer ya hizo una jugada similar con el seudónimo C. C. García). Por lo demás, SDP no acudió a la presentación de su único libro y, en una entrevista para el diario El Comercio, apareció con una máscara de Darth Vader.
***
La verdad es que muy pocos leímos ese libro (engatusados por el truco Pynchon), pero, eso sí, creo que todos han leído, glosado y gozado al decano de los blog-basura que, como se supo más tarde, también es obra del fantasmal Del Prado: CONVENTILADOR. Firmando como Aquiles Cacho (¿seudónimo al cuadrado?), SDP hizo exactamente lo que prometió el título: tiró barro con ventilador. Mediáticos y marginales, criollos y andinos, caseritos de Circo Beat y parroquianos del Yacana... toda la farándula cultural limeña sintió la estocada de su espada láser. Pero el blog dejó de actualizarse tan pronto como rodó el casco de Darth Vader. Y he aquí que dos pescadores se disputan el descubrimiento de ese bacalao: Daniel Salas (el más famoso escritor peruano inédito, después de Paco No Soy Fantomas Ángeles) y Beto Ortiz, que detalló sus pesquisas en la columna semanal de Perú 21.
***
El truco Pynchon: hacerte famoso sin querer queriendo. Hacer bulla sin abrir la boca. Jugar con el suspenso, provocar leyendas. Llevar al extremo la consigna semiótica: fuera del texto no hay salvación. O, como dijo la Ollé para defender a la Cornejo, el poema importa más que el poeta. Thomas Pynchon, eterno candidato al Nobel, jamás concedió una entrevista. Huye de las premiaciones, torea paparazzis. No almuerza con los editores, no firma autógrafos. Nadie sabe dónde michigan se esconde. Hay quienes juran haberlo visto en Nuevo México, Argentina o la isla de Capri. Who knows, quizá llegó hasta Perú... y si aquí no tenemos un Pynchon, más que sea tenemos un Cacho. Y, claro, su vaquita más: el comando de críticos que dispara tras esa trinchera llamada La Vaca Profana (muy pronto escribiré... o exprimiré las ubres).
***
Uno de los últimos (y más comentados) artículos de la extinta bitácora FANTOMAS: LA AMENAZA ELEGANTE (por cierto, otro caso de pynchonismo... ver la entrevista en Dedomedio 6) involucra a dos presuntos miembros del team LVP. Se puso en cuestión una reseña firmada por Marco García Falcón para El Dominical de El Comercio: el autor de PARIS PERSONAL y EL CIELO DE CAPRI redactó un obsequioso comentario sobre la segunda edición de EL INVENTARIO DE LAS NAVES de Alexis Iparraguirre. ¿Y cuál es el rochabús? Fácil: que son compadres. Well, is not a big deal. Eso lo sabemos todos, y, además, hay una prueba textual del compadrazgo. Un pequeño deal: Marco dedicó un cuento de su libro-debut a Iparraguirre (más que un cuento, un arreglo de cuentas con cierto profesor de la Católica... hablaremos de eso en el próximo número) y Alexis, cómo no, devolvió la flor en su INVENTARIO. Para ser más precisos, el problema no es que sean amigos ni que se manden besitos; el problema es disfrazar el chape de crítica literaria. Concluye Fantomas: si eres mi causa, mejor no te reseño. Especialmente si todo el mundillo está muy enterado de lo “nuestro”. Ahora bien, tratándose precisamente de un mundillo, donde todos chupan y chapan con todos, donde campea la suspicacia, ¿qué hacer para mantener una efectiva distancia crítica o, cuando menos, crear la ilusión de distancia crítica? ¿Recurrir al truco Pynchon? ¿Mudarse a la isla de Capri? ¿Quizá reconocer textualmente que los objects in mirror are closer than they appear? ¿Dedicar las reseñas?

March 18, 2008  
Anonymous Anonymous said...

oigan dintilakos, denle una manito a faverón con su denuncia de censura en el comercio. faverón libertad, abajo los reaccionarios miro quesada! viva el compañero faverón, que muestre los pliegos censurados!!!!!

March 18, 2008  
Anonymous Giuliano Vecco F. said...

Hace ya buenas semanas que nos enteramos por Luz de Limbo de que la nueva producción literaria de Víctor Coral, “BOLAÑO PUTO”, estaba a punto de salir a la venta en Lima, por la editorial San Marcos. En una comunicación informal, Víctor nos cuenta brevemente algo más sobre ella:

“Bolaño Puto es en realidad el desarrollo en profundidad de la vida y obra de Roberto Bolaño, a través de una historia que encierra historias en la que los personajes, como casi siempre ocurre en los híbridos literarios (novela/ensayo), se ven obligados a replantear sus opciones morales. En una sociedad de moral relajada como la latinoamericana, o bien de velada ausencia de ética, la necesidad obliga a la transgresión, ¿no? Y Bolaño es un transgresor. El libro anda a caballo entre la novela existencialista, la biografía y la novela negra.
Bolaño Puto es la historia de un poeta y narrador, un creador y un detective salvaje”.

March 19, 2008  
Anonymous Anonymous said...

oe, no le da verguenza a facherón poner esa foto suya frente a una vaquita de 60 centímetros de altura en su blog? Ta que enano es ese webas, ya veo de dónde viene toda su locura hepática, y Roncagliolo todo esbelto con su metro ochenta y cinco, ay, la vida es dura, y la noche es más dura...

alumno de Antropología PUC

March 19, 2008  
Anonymous Katya Adaui said...

Lean mi cuento en Dedomedio. Muy cool, ahhhhh. Y ese Aguirre, metiéndose con todo el mundo, faverón, paolo de lima, fantomas, la vaca profana, la vaca iparraguirre, gramsci, oquendo,pynchon, fantomas angeles, santiago del prado, mirko lauer, daniel salas.... siguen firmas.

March 19, 2008  
Anonymous catedrático de trilce said...

Este fin de semana he estado pensado sobre un tema que me ha venido dando vueltas en la cabeza durante buen tiempo. ¿Cuánta preocupación muestran los nuevos escritores o escritores jóvenes con respecto a sus futuros lectores? ¿Existe, en verdad, una inquietud por parte de las nuevas promociones literarias en relación con los gustos, preferencias y afanes de sus lectores virtuales?, ¿o es acaso la literatura una vitrina para mostrar la erudición, la vanidad y la egolatría de los jóvenes autores en detrimento del verdadero talento literario?

Y la pregunta no es moco de pavo. Me explico: hace algunos años participé en un conversatorio de narradores jóvenes y, dentro de la conversa, uno de los participantes (el más cachorro de todos) planteó como tema de discusión el de la piratería. Le recordé que si bien es cierto la piratería afecta a las editoriales y a los grandes autores, a los narradores jóvenes este tema los tenía sin cuidado, dado que a ninguno de los presentes los habían pirateado e iba a pasar muchos años para que eso sucediera (en caso de que suceda). El muchacho se exaltó y argumentó que teníamos que prever esos casos por el bien de todos.

Sin ir tan lejos, el pobre chico ya se sentía un latinoamerican writer y una próxima víctima de la informalidad limeña, y con toda la seguridad del caso puedo afirmar que este escritor joven ansiaba con todas las fuerzas que le otorgaban sus veintitantos años “fichar” por una gran editorial para publicar sus joyas literarias (que hasta ahora siguen esperando “sentados” sus lectores).

En ese mismo conversatorio, solté la idea de que muchos escritores jóvenes escribían sus textos “mirándose el ombligo” y que “estafaban” a sus lectores al generar una expectativa de buena lectura con historias que no decían nada ni contaban nada. Después de afirmar lo anterior, todo se levantaron de sus asientos para decir: “Y si mi ombligo es bonito, ¿por qué no puedo escribir sobre mi ombligo?”. Ante esta respuesta, no me quedó nada más que retirarme de la conversa no sin antes mandar a la mierda a los participantes. Cuando me invitaron para el segundo conversatorio, opté por decir que esa tarde me la pasaría rascándome la barriga mientras leían algo de Salinger.

Casos cómo el narrado hacen que uno se pregunte si existe algún respeto o consideración hacia los lectores y, si no lo existe, qué podrían reclamar las nuevas generaciones de escritores ante la falta de interés de los futuros lectores.

Felizmente este no es el caso del renovado Proyecto Quipu, donde a través de un Comité de Evaluación, se dará a conocer a los nuevos escritores peruanos todas las semanas en algunos blog literarios de nuestra blogósfera.

V.

March 19, 2008  
Anonymous Anonymous said...

claro,katia,si hasta se metió contigo...por eso la bronca que el mandril albino,tu nuevo machucante,le tiene al pajarraco ese.

March 19, 2008  
Anonymous Daniel Salas said...

Javier: Yo pensaba que el tuyo era un blog serio. No entiendo por qué le das cabida a comentarios basura. Mi modesta opinión es que si te relajas tanto con los comentarios esto puede terminar en un degenere que compita con Puerto El Hueco.

March 20, 2008  
Anonymous Katya Adaui said...

What???????? ¿Yo, Katya Adaui, con el pajarraco? Sin comentarios.
Lean mi cuento en Dedomediooooooooo

March 20, 2008  
Anonymous Anonymous said...

q, leo, tb a esa le diste vuelta? maeeestro

March 20, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Faverón negocia con Bolaño. Lindo

March 20, 2008  
Anonymous Anonymous said...

por lo visto Leo está practicando su inglés de tercer ciclo del ICPNA en cada mamarracho que escribe, qué ridiculez, ni siquiera ha pisado gringolandia y ya está hablando en "spanglish".
Como diría nuestro nunca bien ponderado doctor Juan Pérez: POBRE DIABLO, POBRE INFELIZ.

March 20, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Ese video de Bolaño es sencillamente espectacular, es una furibunda cachetada a tanto oportunista, que valiendose de su condicion de poder sionista, medra miserablemente con la imagen de dicho escritor. Buen punto

March 21, 2008  
Anonymous Anonymous said...

sigue el desprecio por nuestra cultura, que siga tomando nota Gonzalo Portocarrero:

Cholo soy
Un flashback con Luis Abanto Morales

De los años del velasquismo mucha música peculiar queda. Este himno del antihispanismo, que además parece un resumen de cierta teoría postcolonial (la del profesor Miguel Angel Huamán es menos densa), es también, curiosamente, la defensa de un indigenismo conservador hoy casi desaparecido. También, sin embargo, es un canto del cholo en terno que toca música criolla andinizada en instrumentos electrónicos, en los mismos años en que se iba gestando la revolución de la chicha dura.

La canción dice cosas como "déjame en la puna vivir a mis anchas" y habla del deseo de pasar los días "pastando mis cabras". En esos pasajes parece abogar por la reinstauración de un mundo andino puro e incontaminado de valores occidentales. Sin embargo, la canción misma es lo más aculturado (o transculturado) que quepa imaginar. El momento más interesante: la letra pide que dejen al indio "echar a los vientos la voz de mi quena". En la canción, sin embargo, la quena es reemplazada por un sintetizador.

¿Ustedes cómo la ven?

March 21, 2008  
Anonymous leonardo aguirre said...

kise motivar tu viiiida, kise motivar tu vieeeentre, kise motivarte todooooo

March 21, 2008  
Anonymous carlos yushimito said...

¿Por qué ya no hablan de mí? Todo es Leonardo, no es justo.

March 21, 2008  
Anonymous Anonymous said...

"Este fin de semana he estado pensado sobre un tema que me ha venido dando vueltas en la cabeza durante buen tiempo."


¡Jajajajajajaja! Ni por semana santa descansan.

March 22, 2008  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home