Wednesday, February 06, 2008

¿SIGUE LA CACERIA DE BRUJAS?


antifascista dijo...
Silvio:
Como se desprende de tu análisis, el término maoísta es insuficiente y confuso. Pero hay, en este caso, dos personas cuya pretensión es agraviar (y, de paso, descalificar) con el término a otros dos escritores. Me refiero a Iván Thays y Gustavo Faverón en sus referencias sobre Miguel Gutiérrez y Oswaldo Reynoso. Las declaraciones de los primeros rozan el maccarthismo y eso, de por sí, y en un supuesto debate literario, dice mucho o, mejor dicho, revela un matiz ideológico en su acusación. Concuerdo contigo en que esas imputaciones, de tanto repetirse, son golpes al aire, pero igual poseen un tono de ajuste de cuentas que roza la "cacería de brujas". Además, en el párrafo final de su post, Faverón comete un grueso error de lectura: Reynoso viene afirmando que los cuentos que ha leído en la selección Cantos de Ayrabamba, hecha por condenados del penal Castro Castro, muestran "ternura", pero de ahí a considerar que porque sus autores hayan sido o sean senderistas, estos cuentos merecen ser descalificados, nos parece desconcertante, ya que ni siquiera se les da la oportunidad de ser leídos o de conocer su contenido. Quizás Faverón desconozca el trabajo literario que se realiza con los presos del penal Castro Castro -iniciado por el padre Hubert Lanssiers- o quizás sienta que la competencia a su antología Toda la sangre lo termine relegando. Un crítico literario cuyo supuesto material es precisamente el textual y que se autoproclama "serio" queda descalificado de plano si "adelanta opinión" en el caso de un libro. Así como los jueces o fiscales frente a un proceso. Esta es una muestra, como vemos, más de la arrogancia e ignorancia a la cual el señor Faverón nos tiene acostumbrados.

60 Comments:

Anonymous silvio rendon said...

Lo diré de saque. No creo para nada que el maoismo esté a la base de ninguna polémica. Para nada. El discurso de los "andinos" no lo veo venir del maoismo. Son categorías que no tienen por qué coincidir. Los hoy llamados "criollos" podrían ser tan maoístas como los "andinos". Y entre los "maoístas" podría haber "criollos" y "andinos".

Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir eran maoístas y no parece que esa forma de pensar los hubiera llevado autoproclamarse como los "auténticos" en contra de los "irreales" representantes de la cultura nacional. Los entonces jóvenes del parisino Mayo de 1968 inspirados en "Marx-Mao-Marcuse" gritaban "la imaginación al poder" (LIP - como quien dice SEASAP), consigna que hubiera podido suscribir cualquiera de los supuestos "criollos". Todos ellos podrían ser maoístas. Muchos de los entonces jóvenes de Mayo de 1968 en Francia están ahora en otra cosa. Los tiempos cambian. Acaso el bando "criollo" esté más cercano a Sartre y a de Beauvoir, a quienes posiblemente no vean como "maoístas", que los "andinos".

Por su parte, creo que es pertinente referir un evento ocurrido hace alrededor de dos décadas en la Universidad de San Marcos: una gran bronca entre "rockeros" y "sicuris". Los primeros urbanos, limeños, metaleros y subterráneos; los segundos andinos, puristas y nativistas. Ocurre que los rockeros anuncian un concierto y los "sicuris" se lo impiden porque los primeros son alienantes, enemigos de la cultura nacional, etc. Se arma la bronca y los jóvenes se van a un aula a debatir. Ambos bandos exponen sus argumentos en una polémica. Claro, una polémica ante el hecho consumado de la imposición. Lo interesante para nuestro tema es que ambos grupos parece que estaban influídos por el maoísmo radical, posiblemente el senderismo.

No sé si los "andinos" son los únicos auténticos. Ni siquiera sé si eso es lo que sostienen. Lo que sí sé es que el maoismo tiene muy poco que ver con todas estas posiciones.

Un segundo tema es si es pertinente referirse a alguien como maoista, el tema de fondo siendo Sendero Luminoso. Pues, en retrospectiva registro que una de las condenas más fuertes y relativamente tempranas (1983) contra Sendero Luminoso la escuché de un maoísta de Patria Roja. Los caminos de estos maoístas fueron muy diferentes. Normal. El maoísmo no tiene por qué llevar al senderismo. Si se defiende el derecho a calificar, no habría que quedarse a media caña. Habría que caracterizar al escritor directamente de senderista. Maoísta es muy impreciso. Y ahí están las menciones a Gutiérrez, que ya llevan un tiempo, sobre su paradigma Guzmán. Estas menciones se van desgastando y acaban por ser como los golpes al aire de George Foreman contra Mohammed Alí: no logran absolutamente nada. Posiblemente quienes simpatizaron con la violencia terrorista harán algún día su balance del asunto, si no lo han hecho ya, o tal vez no. En cualquier caso, su posición en el debate literario no tendría por qué variar. Sus argumentos y actitudes, que se caracterizan como excluyentes, podrían continuar, y hasta podrían tener razón (de negarles que puedan tener razón por su maoísmo, estaríamos ante un simple argumento ad hominem). La estigmatización es falaz por definición. Y tan es así que los acusados la arrastrarán por toda su vida, incluso si cambian de posición.

February 06, 2008  
Anonymous faveron said...

Silvio: mis preguntas no son retóricas. En efecto, me parece que es crucial preguntarse si el hecho de que Reynoso y Gutiérrez hayan sido confesos maoístas es un rasgo importante o no en la polémica que tuvo lugar hace dos años. Nadie se ha preguntado eso con seriedad. Al parecer, de hecho, tú te arriesgas a dar una respuesta, que no habrías propuesto si yo no hubiera formulado la pregunta. A eso me refiero con la necesidad de un debate intelectual. Lo dije: "Si un escritor se refiere a otro como maoísta la única respuesta válida es la que afirme o niegue o matice, a partir de una discusión, el valor de esa proposición". El problema es que tú, que sí te animas a dar una respusta, pareces no basarla ni en tu lectura de la obra de Reynoso ni en la de Gutiérrez ni en el contenido de la polémica, que confiesas desconocer (por un lado dices que es circular, sin sentido y que no llegará a ninguna parte; por otro lado aseguras que no sabes qué es lo que los autobautizados "andinos" sostenían en ella: mejor informarse antes de opinar).

Yo no he dado en mi post ninguna respuesta para esa pregunta ni he presupuesto ninguna. Si mi idea fuera el "rotundo sí" que tú me atribuyes caprichosamente, pues lo diría, no lo dejaría para la imaginación de nadie. Y luego diría si me parece pertinente o no, y por qué. Me parece que, como Oquendo, tú partes del prejuicio de que si yo llamo maoísta a alguien lo hago con el afán de descalificarlo. Eso es falso y antojadizo. Mencioné el caso de Ricardo Piglia, el más importante novelista argentino de las últimas décadas, como un famoso y confeso maoísta. Ricardo Piglia fue mi asesor de tesis doctoral: así de prejuicioso soy contra los maoístas.

Lo que me parece alucinante es que de pronto alguien pueda decir que llamar maoísta a Reynoso o a Gutiérrez es un argumento inválido o que describir al maoísmo como totalitario e intolerante está fuera de lugar. Si el año 68 una revolución pop en Francia quizo llamarse maoísta, ok; pero nadie habla de eso cuando se habla del maoísmo de Reynoso y Gutiérrez. El maoísmo peruano, creo que lo sabes, no se dedicó a las litografías y los floripondios; el grupo Narración no era situacionista; Hildebrando Pérez Huarancca no era Simone de Beauvoir.

Hablando de eso, otra cosa que es por lo menos curiosa, esta vez en tu propia argumentación, es tu mención al maoísmo de Sartre o Beauvoir: ¿o sea que si Sartre o Beauvoir se reclamban maoístas (debe ser el maoísmo más idiosincrásico de la historia), y tú supones que algún escritor "criollo criollo" pueda sentirse afín a Sartre o a Beauvoir (dime quién y cómo), entonces queda ilegitimado el argumento de que Reynoso y Gutiérrez sean maoístas en un sentido mil veces más ortodoxo? Esa falacia también tiene nombre, deberías consignarlo en tu post.

February 06, 2008  
Anonymous silvio rendon said...

Me animo a dar respuestas porque me restrinjo a un tema muy particular: si la supuesta intolerancia de alguien viene de su supuesto maoismo. Y mi respuesta es no y lo justifico con argumentos.

Sartre y de Beauvoir eran muy radicales en su época. Claro, los tiempos cambian y lo que quedan son los aportes de los autores, cosa que se reconoce sobre todo cuando éstos ya murieron. A Chomsky todavía lo persigue su justificación de Pol Pot. No eran maoísmos tan "idiosincrásicos".

Si no respondes "sí" a la pregunta que haces, pues tendrías que explicar cuál es tu respuesta a tu propia pregunta. El "sí" que veo en tu respuesta está ahí, pues le atribuyes al maoísmo ser el fundamento de las supuestas intolerancias "andinas". No es caprichoso. Que menciones tu afinidad al Sr. Pigla, maoísta según tú, como credencial de sana tolerancia al maoísmo, resulta contradictorio con tu aclaración sobre la diferencia entre Sartre y Gutiérrez, pues según tú éstos no tendrían nada que ver, unos son "idiosincrásicos" y otros son "mil veces más ortodoxos". En todo caso, tendrías que explicar por qué tienes afinidad con algunos maoístas y no con otros. Va a mi punto: muy probablemente no sea el maoísmo lo que esté detrás de todo este debate.

Creo que puedes llamar a la gente como quieras. Si quieres llamarlos "maoístas", adelante. Lo que tendrías que explicar es qué aprendemos que antes no supiéramos ya por introducir esta caracterización. Lanzar preguntas socráticas, que dejas abiertas, o invocar algún maoísta en particular, tu asesor, no ayudan mucho en esta explicación.

February 06, 2008  
Anonymous faveron said...

Yo ya escribí y ya publiqué hace casi dos años cuáles creo que son algunas de las consecuencias de las líneas políticas de Reynoso y Gutiérrez (y podría agregar a varios otros, como Castro y Garvich) en el hecho de que el debate se volviera improductivo. No lo hice especificando su maoísmo, sino refiriéndome en general a una actitud de las izquierdas peruanas radicales.

Como sabes perfectamente, personas como las cuatro mencionadas viven de coquetear con el maoísmo en general y su versión senderista en particular y decir y no decir lo que piensan sobre todo ello. Pero hay ciertas cosas que jamás podrían hacer, como, por ejemplo, darles en algo, en lo que sea, la razón a personas como Alonso Cueto o Fernando Ampuero, a quienes ven como vendidos al sistema transnacional, enemigos del pueblo, enemigos de la revolución, etc. No me invento los términos ni las atribuciones: todo esto lo puedes rastrear en internet. Parte de la infamia de esa coquetería de quienes un día publican libros de terroristas, como acaban de hacer Garvich y Reynoso esta misma semana, pero al día siguiente se ofenden si los vinculan con ellos, consiste precisamente en que, tras la caída de Sendero Luminoso, han buscado otras etiquetas. Una que encontraron muy fácilmente es la de "escritores andinos". Con lo que han llegado al punto ridículo en que, de pura casualidad seguramente, todos los "escritores andinos" del Perú son curiosamente de izquierda radical. (Claro, si son ayacuchanos de Uchuraccay pero consevadores, los llamarán "criollos", sin el menor temblor de voz, y se acabó el asunto). En efecto, con gente como Castro, Reynoso, Gutiérrez y Garvich existes casi nulas posibilidades de diálogo. Y en efecto eso se debe a sus posiciones políticas radicales o radicaloides, y no gracias a ninguna otra cosa. ¿Por qué es tan difícil de aceptar eso? ¿Y por qué a Iván Thays debería prohibiírsele que lo dijera, como parece más que sugerir Abelardo Oquendo?

February 06, 2008  
Anonymous ivan thays said...

Lo que me queda claro del post es que la doctrina "maoísta" ha tenido, históricamente, diferentes interpretaciones, originado distintas posiciones y que muchas veces incluso sirve para defender posiciones contrarias. No me parece extraño, supongo que sucede con cualquier doctrina o ideología.

Sin embargo, el repaso histórico de Silvio no anula mi postura de llamar "maoísta" a un grupo de escritores vinculados a Narración y a su visión literaria que parte expresamente de las tesis sobre el arte de Mao, y que proponen una supuesta literatura nacional "verdadera" que debe enfrentarse a una "enemiga" de clase.

El problema, Silvio, es que intentas atrapar al león por la cola. Es decir, empieza a enterarse del tema a partir de la polémica con Oquendo y no a través de mi artículo inicial en Babelia. Si hubiera leído éste antes, sabría que la mención al maoísmo es muy lateral en mi texto y está matizada por el "algunos escritores". El punto central del artículo no es, como parece pensar Silvio por leer en reversa, el descartar a ningún escritor por maoísta sino rechazar la noción de literatura peruana (que en algunos casos surgió, en efecto, de las ideas de arte de Mao, pero supongo que en otros es simple demagogia) según la cual existe una Literatura Peruana Verdadera (que es la que ellos escriben, y es además necesariamente regionalista y "peruana") y una literatura peruana estafadora, promovida por las editoriales y los medios de comunicación de las "clases dominantes".

En cuanto a la mención a Miguel Gutiérrez y sus loas a Abimael Guzmán, que quede claro que no están en mi artículo sino en mi aclaración a Oquendo. No me interesa escribir un artículo para advertir (¿a quién? ¿para qué?) que tal escritor tuvo coqueterías con Sendero. Si lo mencioné fue porque me pareció pertinente en mi respuesta a Oquendo, ya que Oquendo me acusa de haber hecho una "grave acusación" al llamar maoísta a algunos escritores obviando que, en efecto, estos tienen un pasado abiertamente maoísta, como lo prueba esa mención a Abimael Guzmán. En otras palabras, el dato concreto venía al caso para justificar que calificar de "maoísta" a quien siguió los postulados de Mao voluntaria y públicamente no es un agravio ni una acusación sino una descripción.

Si lees bien mi artículo y luego mi respuesta, tendrás que aceptar que no uso ni la palabra maoísta ni la mención de Abimael en "Un Mundo Dividido" como una descalificación literaria "per se" ni nada por el estilo.

saludos

IVAN

February 06, 2008  
Anonymous faveron said...

Por cierto, en esta ventana del blog dice: "Identificarse y no usar agravios aumentará la probabilidad de publicación del comentario."

A continuación alguien que firma como "Antifascista", luego de inventar y atribuirme declaraciones que yo jamás he dado, habla de "la arrogancia e ignorancia a la cual el señor Faverón nos tiene acostumbrados". Me imagino que Silvio no considera eso un agravio, o cree que el comentarista se llama en verdad "Antifascista".

February 06, 2008  
Anonymous javier said...

¿Por qué Faverón pone palabras en mi boca?¿De cuando acá llamo a Ampuero o Cueto enemigos del pueblo? Gustavo ¿Por qué coño crees que hay nula posibilidad de diálogo contigo? ¿Acaso no te mostré mis puntos de vista hace años en el espacio que generosamente me diste en tu blog? ¿Acaso te mandé a tomar por culo? por favor, el que tengamos puntos de vista tan distintos no sé porqué deba llevar a esas imposturas.

P.D. Lo siento Silvio el hacerte de teléfono, pero los cubiertos se ponen en el mismo plato.

February 06, 2008  
Anonymous silvio rendon said...

Bueno, recién ahora puedo retomar en parte este tema. Veamos, comenzaré con Iván, quien cordialmente me comenta.

El tema no es referirse a alguien como "maoísta". Durante Mayo de 1968 el Partido Comunista Francés se refirió a Daniel Cohn-Bendit como "anarquista alemán", una denominación muy descriptiva, aparentemente, pero también muy asociada con reacciones negativas entre la población francesa. La reacción estudiantil fue decir "todos somos anarquistas alemanes". A veces las frases logran lo contrario de lo que se proponen. El tema, al menos mi tema, así sea sólo "la cola del león", es el aporte de estas caracterizaciones al debate, un debate que escapa mucho ya a tendencias literarias y se mete en caracterizaciones políticas, sobre las cuales algo sé.

A mí no me parece tampoco una "grave acusación" caracterizar a alguien como "maoísta". Ya lo he dicho. Son como los golpes de Foreman a Mohammed Alí: no llegan a destino. Por lo tanto, no creo que da tampoco para mucha reacción de parte de quienes reciben ese calificativo.

Gustavo. Por mi parte, no veo nada de condenable en la posición política ni estética de los escritores criticados por los "maoístas", los supuestos criollos. Los calificativos de "enemigos del pueblo" son tan ridículos como las descalificaciones que ellos reciben: simplemente no aportan nada en este debate. De hecho, no veo que este debate haya servido para mucho. Como lector, si algo no me gusta, simplemente dejo de leerlo y punto. El mismo Arguedas escritor, si bien me impresionan tus temas, simplemente no me gusta. Prefiero al Arguedas antropólogo y educador. En fin, ya he dicho que este debate me sabe más a un debate entre Capuletto y Montesco o Hatfield y McCoy. Así de estéril.

No veo tampoco nada negativo en publicar libros de "terroristas". Ni de parte de éstos últimos, ni de parte de quiénes los editan. La producción humana continúa. Creo que tú, Gustavo, también incluíste el texto de algún "maoísta" en alguna antología que editaste. ¿Tons? Hubieras podido publicar todo un volumen con relatos de "terroristas", algunos más "andinos" otros más "criollos". ¿Y? No pasa nada, ¿no? En mi opinión, por el contrario: tanto mejor. Ojalá alguien se animara a publicar los trabajos literarios de ronderos, autodefensas, paramilitares, militares, la gente de a pie, etc. Seguro que no les faltará su ternura también.

Y sobre Antifascista, pues claro que el texto que citas entre comillas es un agravio (lo sería incluso si el nombre real del comentarista fuera "Antifascista"). Lo deploro, pero, como bien sabes, desde hace algún tiempo en el GCC hemos sido más permisivos en nuestra política de comentarios, en forma experimental. Hemos levantado vetos sobre varias personas para que puedan participar alturadamente en este blog. Hemos permitido diversos anónimos, y hasta hemos recibido uno que otro insulto que hemos tolerado en aras de mantener un amplio espacio de debate. Como administrador de varios blogs s

February 06, 2008  
Anonymous ivan thays said...

Silvio:

Estamos de acuerdo, justamente el texto que publiqué en Babelia y otros más sobre literatura peruana última los he hecho rechazando las caracterizaciones que se convierten en dicotomías andino/criollos, excluidos/marginados, maoístas/liberales, etc.

Si yo usé la palabra "maoísta" fue para explicar el origen de una forma de entender la literatura que rechazó, no para insultar, caracterizar ni agraviar a nadie, y tampoco para "golpear" a otros escritores, como sugiere tu metáfora de Foreman vs. Alí.

Quien ha visto una caracterización en ese término es Oquendo, finalmente, no yo.

Y perdona que insista pero, como bien sabes, las discusiones literarias en blog siempre quedan estacionadas en el escándalo y no en las ideas. Por eso quiero repetir que yo jamás escribí un artículo en España para atacar a Miguel Gutiérrez o a cualquier otro llamándolo "maoísta", y menos aún filosenderista. Esa es una interpretación particular de Oquendo, que no sólo no comparto sino que rechazo. Yo escribí un artículo para hablar de la pluralidad de la literatura peruana y la defensa de las diferencias, en contra de una idea sectaria y demagógica sobre lo que debe ser la "verdadera" literatura peruana que muchos escritores (maoístas o no) han sostenido durante décadas y que fue el germen de la bronca entre escritores de hace unos años.

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Anónimo dijo...
Max Max Max, no digas de qué universiad eres papá!!!! NO hagas quedar mal a la institución que tuvo a bien albergarte. No sabes de qué hablas cuando mencionas INterculturalidad con una naturalidad cual si dijeras agua, para que lo sepas el concepto de interculturalidad implica sí la connversación entre actores, pero antes que eso el conocimiento y respeto del otro, pone hincapié en el respeto y valoración de las diferencias, no sé en qué medida te parece qeu esto es lo mismo que Heterogeneidad, a no ser que pienses que la categoría de Cornejo es igual a la propuesta por Canclini (hibridez) y/o la transculturación de Rama, estás mezclando arroz con manggo, justamente porque desconoces los fundamentos teóricos e "ideológicos", otra palabrita que usas gratuitamente, que llevaron a estos intelectuales a desarrollar sus respectivas categorias culturales. Ya deja dee avergonzarte con esa postura pseudo intelectual, no das la talla.

miércoles, febrero 06, 2008 12:44:00 AM

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Victor Coral dijo...
qué tiene de malo? Mira, una cosa es recordar el deplorable elogio del asesino Guzmán que hace Miguel Gutiérrez, por escrito, en su libro sobre la generación del 50 y otra cosa, muy distinta y vergonzosa, es identificar a este escritor, Gutiérrez, con los demás miembros de Narración, y a todos endilgarles el rótulo de maoísta solo porque publicaron como grupo las tesis de Mao sobre Arte.

(Alguien debería explicarle a Thays la importancia de la ideología comunista en la intelectualidad latinoamericana a inicios de los setenta).

¿En qué manifiesto o entrevista algún miembro de Narración -incluido el mismo Gutiérrez- dijo que era maoísta? Nunca. ¿Donde está el adscribimiento a SL o a algún grupo maoísta por parte de Reynoso o Gutiérrez? No existe como prueba.

Todo esto es solo una suposición de Thays, que hace lo de siempre, encuentra "indicios" y luego
condena sin miramientos ni respeto, una muestra clara de intolerancia.

Los innumerables párrafos de Gutiérrez en loa a Guzmán son hechos y Ampuero hizo bien en señalarlos y utilizarlos en su argumentación y en su momento. Thays solo se basa en suposiciones y tergiversaciones en su acusación de Babelia.

miércoles, 06 febrero, 2008

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Qué bestia Thays para meter en un mismo saco a todos los del grupo NARRACION y tildarlos de MAOISTAS. osea que su pata carlos calderón fajardo es maoista?, o es él quien lo dateó? Eso se llama ya no intolerancia sino ignorancia atrevida. Acaso no sabe Thays que en esa época eran importantes los textos comunistas y que quien publica un texto de Mao o de Marx no necesariamente se convierte en marxista o maoista?

Me pregunto si esta basurita, como lo llama Alexis, se hace o es un simple y puro baboso.

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

estimado Silvio:

se equivoca Gustavo en varios puntos. No hay muchas formas de ser maoísta, hay una sola: pertenecer a un grupo político maoísta, como Patria Roja, Bandera Roja o SL. En el caso específico de Gutiérrez, él sí puede ser acusado de prosenderista porque hizo cosas pro Sendero, como su libro sobre la generación del 50. Pero ni aún así puede ser calificado de maoísta, pues no está adscrito a ningún partido de ese tipo. Se dirá: es simpatizante del maoismo, pero "simpatizante" es una categoría subjetiva en extremo indigna de un crítico cultural.

--con la misma vara podríamos juntar todas las actitudes autoritarias de Thays en su programa y en su blog para decir que es simpatizante de las dictaduras--

Por último, Gustavo Faverón cita a varios nombres del grupo Narración para mezclarlos y embarrarlos con sus maoistas supuestamente confesos, Gutiérrez y Reynoso; pero no cita a Carlos Calderón Fajardo, quien estuvo en el grupo. Por qué? Está seguro Faverón de que Calderón Fajardo no es maoista? Cómo así? Debe explicarlo, y bien, porque las razones que dé serán las mismas para desestimar a los demás miembros del grupo Narración como maoistas. Un dilema para el crítico.

February 06, 2008  
Anonymous BORKAS SATTLER said...

SEÑOR FRANCISCO MELGAR
COMO ES DE CONOCIMIENTO PUBLICO QUE UD ADMINISTRA ESTE BONITO BLOG. KIERO HACERLE LLEGAR UNA QUEJA LAMENTABLE DE MI ESPOSO PAOLO DE LIMA. HACE 3 SEMANAS SE FUE A COMPRAR 8 BOTELLAS DE VINO Y HASTA AHORA NO VIENE. Y UNA DAMA COMO YO NO PUEDE LIMPIAR LOS RETRETES DE LA CASA, NI ALIMENTAR A CROAL, NUESTRO LINDO CHIHUAHUA.
ATTE.
BORKAS.

February 06, 2008  
Anonymous VICTORIA GUERRERO said...

ay borkitas, ahorititita te mando a kike bernales. le gusta mucho la higiene.

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

¿Por qué coño ese tal Javier habla como español?

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

se han dado cuenta que Faverón no menciona la polémica con Rendón en su blog??? PORQUE VA PERDIENDO!!

February 06, 2008  
Anonymous Anonymous said...

La polémica andinos vs criollos nunca existió, ese fue un invento de Ampuero y compañía para desviar la atención del verdadero tema: la existencia de una mafia, argolla o "círculo de amigos" capitalizando al máximo el poco espacio disponible en medios y en editoriales para beneficio propio. ¿Qué diablos tienen que ver el grupo NARRACIÓN y los maoístas en todo esto? ¿Hasta cuando vamos a tener que soportar a Thays dando explicaciones que puedan quitarle el sanbenito de mafioso, sobón, etc que solito se ha ganado? A ver Faverón, explícanos, cómo es posible que tantos poetas, críticos y escritores piensen lo mismo de este mermelero de las letras, gago y huachafo para más señas? La lista es larga: Abelardo Oquendo, Blanca Varela, Ricardo González Vigil, Alexis Iparraguirre, Carlos Gallardo, Pedro Salinas, Jerónimo Pimentel, Jose Carlos Irigoyen, etc.

February 06, 2008  
Anonymous daniel samanez said...

Esta polémica se encuadra dentro de lo que llama Thais “complejidad del país” sobre la que nos dice que “no puede reducirse ni simplificarse una discusión literaria bajo ninguna dicotomía (excluidos y hegemónicos, criollos o andinos, maoístas y liberales)”

No sé. Por un lado es cierto que el Perú es un país muy complejo (que tanto... digamos, ¿más complejo que noruega pero menos que la india?). Por lado es cierto que las dicotomías son reduccionistas… pero sin ellas ¿qué queda?… ¿una escala interminable de grises? O, mejor parar este caso, ¿la gama de inacabable mestizaje que tenemos en Perú?

Cuando digo, por ejemplo: En el Perú, la mayoría de la población es de origen predominantemente indígena y tiene menos oportunidades que la minoría descendiente de europeos y asiáticos.

¿Estoy siendo reduccionista? Si pues. Para pensar tengo que discriminar, nadie es capaza de abarcar TODA la complejidad que cualquier situación humana comprende.

Si es una trampa la dicotomía reduccionista que Thais menciona, recurrir al argumento de que la complejidad del Perú nos debe llevar a no decir nada, o aun mejor, a no hacer nada, me parece abominable. Es la mejor manera de asegurar que las cosas sigan tal como están.

Es totalmente comprensible que Thais condene a aquellos que quieren “representar al país y convertirse en la única voz autorizada” y tiene razón cuando señala que “es de un absolutismo insufrible y manifiesta un deseo dictatorial sólo justificable por las nociones políticas maoístas”. Pero se olvida que aquellos –sus antagonistas- viven en un mundo en el que ellos se sienten víctimas de un absolutismo insufrible, y no de uno que pareciera querer ser impuesto, como el que Thais teme, si no uno en el que nacieron y se criaron.

Apelar a la pluralidad, tal como lo hace Thais al final de su artículo, es sin duda sensato y constructivo.

Pero dice antes: “En un mundo donde cada vez existen más libertades individuales y más minorías reconocidas, donde estamos aprendiendo a reconocer al otro por sus diferencias, y donde la literatura mundial muestra una pluralidad como nunca antes. ¿por qué alguien querría escribir la gran novela peruana o latinoamericana y silenciar a los demás?”

Yo le respondería: Porque aquellos se sienten silenciados. Porque aquellos no son minoría, son mayoría. Porque mientras tu estas aprendiendo a reconocer al otro por sus diferencias, ellos llevan una vida, o más bien varias generaciones, haciéndolo. Y no por una decisión voluntaria, por un intelectual descubrimiento del “otro”. Han tenido que vivir reconociendo esas diferencias POR LA FUERZA. Por una violencia cotidiana que la minoría dominante impone.

February 07, 2008  
Anonymous faveron said...

Hay que ser muy mezquino para decirme a mí que yo margino o no reconozco la literatura escrita en los Andes. No solo mi antología "Toda la sangre" reúne a una mayoría de escritores de los Andes (y al menos a tres maoístas reconocidos); además administré por dos años un blog detinado principalmente a promover la obra de autores provincianos inéditos, y lo hice trabajando en equipo con gente como Zein Zorrilla y Luis Nieto, entre otros. (¿Temgo que aclarar que además soy autor de un libro sobre movimientos rebeldes indígenas en América Latina? Aparentemente sí.

February 07, 2008  
Anonymous Yo soy el comment de Juan said...

Hay que ser muy mezquino para decirme a mí que yo margino o no reconozco la literatura escrita en los Andes. No solo mi antología "Toda la sangre" reúne a una mayoría de escritores de los Andes (y al menos a tres maoístas reconocidos); además administré por dos años un blog detinado principalmente a promover la obra de autores provincianos inéditos, y lo hice trabajando en equipo con gente como Zein Zorrilla y Luis Nieto, entre otros.

JAJA QUE PAYASO JUAN PEREZ, SUENA A ESE QUE DICE 'NO SOY RACISTA, SI TENGO AMIGOS NEGRITOS Y CHOLITOS MIREN VE', ESTOS INTELECTUALES DE AHORA SON PARA DAR PENA.

February 07, 2008  
Anonymous Paolo de Lima said...

RECORCHOLIS!!!!
NO ME CAGUEN ASÍ, SOY UN BUEN TIPO, MEDIO HUEVÓN, PERO BUEN TIPO AL FIN.

February 08, 2008  
Anonymous Anonymous said...

En este seudodebate alguien, con mucha vileza, ha dicho que Oquendo es sólo el autor de un manual de redacción que sueña con ser el canonizador de la literatura peruana.
¿Es muy superior la imagen de Thays? Veamos. Cuatro libros que acaso son conocidos, pero poco comentados:
1- Las fotografías.... Un libro valioso que, lamentablemente, fue arruinado por su propio autor en su segunda edición, pues, por querer aclarar los argumentos, le quitó el alma, la vida...
2. Escena de caza. Una metáfora interesante que es arruinada por la historia de amor adolecente de una pareja snob: el artista incomprendido y melancólico que deja a una chica bonita por otra.
3. El viaje interior. Para empezar, el título es robado de una frase de Pitol (demás está decir que Escena de caza es el título de un cuento de Ribeyro). Lo demás puede ser resumido como el costo de rebajar las complejas historias de amor de Durrel (estamos ante un "homenaje" al Cuarteto de Alejandría) a una nueva historia de amor adolescente: el joven historiador aturdido que se pelea con su flaca bonita y pituca....
4. La disciplina de la vanidad. Conjunto de interesantes ensayos (lo mejor de libro, sin duda) devaluado por un grupo de cuentos poco logrados y, sobre todo, por la historia de un congreso de escritores jóvenes donde, una vez más, aparecen los devaneos de un romance adolescente y snob.
En fin, si algo se puede decir de Thays es que es el autor de cuatro libros (en caída libre, en cuanto a calidad) sobre amores adolecentes y snob y que, como tal, sueña, ante el agotamiento de su limitado universo narrativo, en convertirse en el canonizador de la literatura peruana...

February 08, 2008  
Anonymous cat power said...

Max Palacios, bestia inmunda, no es lo mismo Miguel Ángel Cornejo a Cornejo Polar, animal, baboso, tarado.
Sigue, sigue nomás con la finta de tu sello chicha.

February 08, 2008  
Anonymous Anonymous said...

En su último post, Juan Pérez se queja amargamente de que nadie quiera tomar la posta de su Quipu. Admítelo Fachito, tu Quipu era una versión virtual,lo más parecido a una reservación de indios, por eso los mafiosos Thays y Cueto la apoyaron con tanto entusiasmo, porque justamente de eso se trata: Alfaguara, Planeta, las fotos y los premios son para los bacancitos de siempre y sus satélites chupamedias.
Para los provincianos, un blog refundido en lo más recóndito de tu "Puente Ario", y encima administrado por el guachiman oficial del circobeat literario limeño. Lo de siempre, los cholos al cuarto de servicio.
¿Y de eso te sientes orgulloso, pelotudo?

Podemos pensar lo peor de Paolo de Lima y Victoria Guerrero, pero en esta ocasión hay que aplaudirlos por haber mantenido la dignidad y no haber aceptado el encarguito de este enérgumeno.

February 08, 2008  
Anonymous Anonymous said...

dintilakos dejen de debatir sobre quipu o no quipu son tonterias, posteen algo sobre la broncaza de los artistas plasticos sobre el MAC de Barranco

February 09, 2008  
Anonymous carlos gallardo said...

Los exámenes y el Rigi


"...haber dicho o escrito cosas indebidas en momentos cruciales, ser beatlemaníaco sin cura, aficionado al anime y las papas al hilo, fan de Transformers, hincha de Alianza Lima y enamorado imposible de Audrey Hepburn, haber reseñado en la Vaca Profana


http://diariodeginebra.wordpress.com/

February 09, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Ya.

February 09, 2008  
Anonymous miguelito barraza said...

què divertidos son caray!!!! no se mueran nunca!!!!! a comreerrrrrrrrrrr!!!

February 09, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Me sorprende que Ángeles no haya aceptado proyectos, el que llega sin que lo llamen (Hablador, Fantomás). A lo mejor así se consuela del mamarracho de su novela. Y si lo dice Ruiz Orto, fíjense qué porquería debe ser esa novela

February 10, 2008  
Anonymous Sobre QUIPU said...

Debería hacerse cargo del proyecto Francisco Ángeles, autor de tantas felices iniciativas. Debo añadir a ello que admiro la eficaz aplicación del concepto de responsabilidad social que tienen Cueto y Thays. Nadie puede pretender seguir teniendo una posición de privilegio si en los hechos y en las imágenes no demuestra que invierten en las iniciativas delos menos favorecidos. En ese camino han seguido a Telefónica y al reciente CADE.

February 10, 2008  
Anonymous daniel samanez said...

Faveron insiste en convertir este debate ya ni siquiera en un circo –eso estaría muy por encima de su altura-; su nivel corresponde más bien, con las justas, al de los cómicos ambulantes, quienes, por cierto, sin tener un doctorado, son sin duda más graciosos. Insiste en querer convertir este espacio en un muladar en el que pueda sentirse cómodo.

Yo no soy un académico. Me gusta comentar sobre asuntos peruanos. Creo que las inequidades a las que TODOS los que hemos vivido en el Perú hemos experimentado deben ser eliminadas, POR EL BIEN DE TODOS, tanto de los pocos afortunados como de la mayoría que no es tan afortunada.

A mí no me toca hacer Quipu. Creo que en señalar las inconsistencias de un orden social como el Peruano y las de gente como Faveron, Salas ayuda. Dejar en claro su proceder violento, su falta de carácter, hace que quede claro como en el ambiente cultural se reproducen las mismas dinámicas opresivas que hacen que el Perú sea un país en el que la mayoría tiene que soportar ese tipo de conductas. Que tengamos que soportar una minoría que se preocupa solo en su auto preservación, en menoscabar al resto, en evitar a toda costa que las cosas cambien. A la que lo último que le importa es que el país en conjunto salga adelante. En asumir un liderazgo inclusivo y no el excluyente al que están acostumbrados.

Enrostrar estas cosas a Faveron en su blog condujo a que se le ocurriera la idea de Quipu. Y no fui solo yo, fue un grupo grande de gente. Los enlaces a esas discusiones están ahí:
http://puenteareo1.blogspot.com/2006/02/maana-las-mnadas.html#c114119422688602580
Pero en fin. Esto también conduce a que Silvio cierre sus puertas. Qué pena. Interesante, dinámica, me insultan sin que yo haya insultado a nadie y luego me dicen que mis comentarios no van más.

Entiendo que no quieres publicar ya mas mis comentarios, pero te agradeceré, Silvio, que me digas cuando y como insulte a varios contribuyentes de tu blog. Al único que recuerdo haber insultado, hace mucho tiempo, es a Faveron, respondiendo a los suyos. Creo que es claro que esa dinámica no lleva a nada y esta vez no he querido responder a su nivel.

Por cierto, entiendo el baneo. Lo que no entiendo es como borras un comentario mio que no contiene insultos ni nada inapropiado… mas que la verdad, si acaso tiene algo especial. Esto me recuerda a la manera en que los sovieticos rescribían la historia y hacían aparecer y desaparecer personas en sus fotos oficiales. Y por cierto borras mi comentario pero mantienes la respuesta de Faveron. Que tal nervio.

Aca el post que Silvio borro:

Faveron, tan doctor y tan critico cultural, vuelve al debate para tratar de convertirlo en un circo; igual que Salas, a tratar de desvirtuarlo, nada menos que con una grotesca carcajada.
A ver si se puede desatar el nudo del quipu…ya respondí hace mucho a su docta gracia:
http://puenteareo1.blogspot.com/2006/02/maana-las-mnadas.html#c114119422688602580
Y le copio y le pego lo que le dije a su amigo:
Nota por favor que no has aportado nada a este debate en tu último comentario. Más bien estas tratando de desvirtuarlo.

February 10, 2008  
Anonymous fabber said...

Cada blog tiene derecho a tener sus propias normas.

Si permite comentarios, si no los permite, si hace moderación previa o si son inmediatos, o si solo deja entrar a católicos y anglicanos, tirios o troyanos, es decisión de su dueño . Te haces una idea del bitacorero con respecto a lo que censura, y cuando es todo un blog colectivo, a través de la administración que lo representa.

Me da miedo suponer entonces que el blog colectivo Gran Combo Club sea una muestra médica de toda una generación de científicos sociales que predican la apertura de espacios de discusión, la libertad y los derechos humanos, y que a la vez consientan los criterios arbitrarios de censura que su administrador, Silvio Rendón, aplica basado no en el contenido sino en quien es amigo de quien (gente fuera de cualquier lío ha sido censurada). No voy a juzgar a todo un grupo de gente a través de los errores de unos cuantos, pero si lamento la prédica de una cosa y la puesta en práctica de algo distinto.

Por la calidad de varios artículos de los colaboradores y del mismo Silvio, quería creer que la censura llevada a cabo era un exabrupto corregible y no una práctica sistemática defendida reiteradamente por el administrador, como ha resultado ser. Finalmente llega un email suyo donde me acusa de desencadenarle un cargamontón, entre otras cosas, y con un remate que me pide una actitud que reservo con una discoteca para ricos, pero no con un supuesto espacio de debate de un blog colectivo de izquierdas. Quizá no haya mucha distancia ...

"Si te sientes incómodo en nuestro espacio, si te parece que no seguimos lógica alguna, etc., etc., simplemente no entres, por favor. Tampoco me verás en tu espacio."

Incómodo para nada, si he comentado últimamente un par de veces allí es porque era mi única oportunidad de tocar un tema tan cercanamente como el de Mónica Feria, y de eso no me iba a privar solo por sospechar de tu conducta. Pero como ya has confirmado con creces el criterio que te rige, ni modo Silvio. Si el requisito para entrar es estar de acuerdo con tu lógica claramente errada de administración, obvio que no lo haré. Espero sepas cumplir a cabalidad con tu parte del trato.

No sé si ver en el caso del GCC una bola de cristal del futuro ¿la generación con la que crecí en la PUCP está condenada a seguir ese camino dentro de 10 o 15 años? ¿nos volveremos temerosos de los cuestionamientos exteriores y levantaremos una valla alta y exclusivista en los espacios que manejemos? ¿o lo hacemos ya? Ejemplos de mucha gente valiosa de esa generación aún me permite mantener el optimismo.

NOTA: A diferencia de lo que expone Daniel Salas (con quien he concordado en no pocos temas, incluída su posición en el debate de Mónica Feria) no tengo intención de ninguna guerra de insultos, solo he expuesto un par de líneas posts mas abajo que no generaban silencio de parte mía. Como no tengo mayor problema con Silvio Rendón ni nadie de GCC, mas allá de esta establecida discrepancia entre blogs donde los argumentos están expuestos para que revise quien guste y elabore sus propias conclusiones, dejo el asunto aquí por mi lado, para no convertirlo en una bola de nieve innecesaria.

February 10, 2008  
Anonymous godoy said...

Fabber:
He leido tanto tu post como el de Silvio Rendón y creo que debo decir algunas cosas, a titulo personal, como uno de los banneados.

De lo que he podido ver, esta parece ser una actitud que no implica a todos los miembros del GCU. De hecho, una de las personas que forma parte de dicho blog colectivo ha manifestado que conoce a 2 de los afectados y que no se encuentra de acuerdo con dicha actitud.

Como sabemos, esto fue provocado por una disputa que, a la luz de la distancia (y remarco, a titulo personal), veo quizas como la muestra de mayor improductividad y estupidez que pudimos cometer, de ambas partes. Nos excedimos todos los involucrados, llegamos a devaluar el debate y, finalmente, el que perdió fue el público lector.

Sigo sosteniendo que la libertad de expresión es la máxima que debe regir. Y que frente a sus excesos, más que códigos bloggers de ética, quizás haya principios comunes que poco a poco y de modo más bien implícito podamos adoptar. No creo en la censura, ni en eliminar determinada página porque no es de nuestro agrado. Ni tampoco he celebrado la aparición de lo que muchos llaman "blogs basura". Solo puse un link a modo de ejemplificación de lo que venia ocurriendo, a raíz de los insultos que sufrió Roberto Bustamante.

Silvio señala que "el grupito", donde seguramente me incluyen, traía problemas. Creo que olvida los post elogiosos al trabajo de varias de las personas a las que ahora bannea, o las veces que, gracias a un comentario suyo, tuve que hacer una precision o una aclaración que siempre tomé de buen grado y agradecí. Lamentablemente, una disputa con uno de sus amigos fue la que causó el deterioro de las relaciones. Y Daniel Salas también tuvo la oportunidad de comentar en mi espacio cuando lo tuvo pertinente.

No me interesa rogar entrar a un sitio donde no soy bienvenido. Lo que si lamento es que un espacio que podía ser interesante por su contenido haya perdido interés por cuestiones meramente personales.

February 10, 2008  
Anonymous iparraguirre said...

Debo de señalar que conozco personalmente a más de un miembro del GCC y que respeto la capacidad de su inteligencia y su potencia para reflexionar y tomar decisiones. Sin embargo, también debo de señalar que en las discusiones, censuras y exclusiones de algunos -los más beligerantes- pervive una moral bastante peculiar, que se rige por la lógica de grupos que, lamentablemente, parece que rigió durante los ochenta entre los alumnos de nuestra casa de estudios, cuando la imagen de "inteligencia" daba más prestigio que ahora, en una PUCP, según opinión pública, muchó más exclusivista y snob. No hago mal, si parafraseo esa moral así: "Tú eres mi pata, eres inteligente". De ello se sigue una lealtad a medias infantil, a medias diplomática del tipo: "Si eres mi pata y te equivocas, solo te maleas (porque si no, arruinas mi imagen de inteligente); si no eres mi pata y te equivocas, entonces sí eres una bestia y te cae con todo". Ello puede explicarse por la natural desconfianza entre grupos que, provenían de una Lima múltiple, y quienes de seguro veían en cada diferencia una señal para tachar o discriminar, y no, como nos ha enseñado a las malas la violencia política, una posibilidad de acoger e integrar. A ello debe añadirse también la natural cuota de suspicacias paranoicas que implicaba entonces participar en la vida política -todos los GCC han hecho política universitaria en una época furiosamente ideologizada, pero solo de la puerta de la universidad para adentro- y las cuotas de tensión y simulación que implica vivir entre el jolgorio de la juventud y la aspiración a integrarse a la docencia en una institucíón que, por esos años, era notoriamente más conservadora que hoy. Lamentablemente, me parece, los blogger maduros de hoy reflejan toda la red de contradicciones larvadas desde entonces, que implicam una fuerte disociacíón de la personalidad entre discursos públicos y miedos privados. Afortunadamente, los noventas fueron mejores años para la Católica.

February 10, 2008  
Anonymous Anonymous said...

qué pena da Gustavo Faverón Patriau predicando en el desierto que él mismo se ha creado. Luego de haberse peleado con el 90% de la gente que antes lo estimaba, incluido el maestro Abelardo Oquendo, ahora se desgañita porque nadie quiere asumir el muertazo de QUIPU.
Pobre, no se da cuenta de que no es por Quipu sino por él, por su insania perniciosa, por lo que nadie va a ceptar ese encargo. Estas solo, Gustavo Faverón Patriau, más solo que tu archienemigo y más alto que tú por dos centímetros, el gran César Hildebrandt, quien al menos mantiene la admiración de los periodistas jóvenes.
En cambio, a ti, ¿quién te admira? Iván Thays y Daniel Salas, o sea, NADIE

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

y dice que quipu tenía 40 mil lectores.. jajaj1 no pues rabino no confundas entradas con lectores, ocram tiene un millón de entradas,que no es lo mismo que un millón de lectores
quipu era un buen proyecto, pero la gente no quiere publicar en la red, quiere publicar en papel, en revista o libro, y Faveron se lamenta de que no carguen con su muerto, ?por qué no se reparte la chamba de quipu con el gordis y con la gaga y con algún otro huevón? que chambeen

February 11, 2008  
Anonymous faveron said...

Mafia vacuna
Amparados en seudónimos, se elogian a sí mismos

En un post más bien huachafoso --escrito al estilo de esos textos apócrifos que se atribuye de tiempo en tiempo a Borges o a García Márquez pero que resultan compuestos por algún columnista de Cosmopolitan o el Reader's Digest--, el escritor Carlos Gallardo acaba de confesar que él es uno de los reseñadores enmascarados tras el seudónimo de La Vaca Profana.

Yo digo "confesar", aunque, en honor de la verdad, él más bien parece festejarlo. Dice Gallardo:

"Celebro haber publicado un libro, haber terminado una carrera, haberme reunido durante tres años consecutivos cada fin de semana con mis mejores amigos guardándoles una fidelidad fraternal [...], haber reseñado en La Vaca Profana, haber hecho política estudiantil y aprendido latín, inglés, francés y algunas palabras en quechua".
Como saben todos los interesados (por ejemplo, los muchos escritores e intelectuales cuyo trabajo ha sido despreciado, maltratado y calumniado por los vergonzosos comentaristas reunidos tras el cencerro común en una página de Telefónica del Perú), desde hace muchos meses se decía que La Vaca Profana eran Carlos Gallardo y su inseparable amigo Alexis Iparraguirre, profesor de la Universidad Católica. La confesión de Gallardo, así, en contra de lo que podría parecer, no revela, sino que apenas confirma en gran parte algo ya conocido.

La idea de un reseñador que no da la cara, un escritor que apedrea a sus colegas escondiendo la mano, que menosprecia el trabajo ajeno y se empeña en destruirlo pero, además, tiene miedo de mostrar su propia identidad, es por decir lo menos lamentable.

Pero La Vaca Profana no sólo ha hecho eso: también ha publicado evaluaciones anuales, ha dicho quién vale la pena y quién no en la literatura peruana, ha acusado a intelectuales de prácticas desleales sin la menor prueba y, además, ha escrito cosas como las que paso a recordar.

La columna anónima de La Vaca Profana en la página de Terra, de Telefónica del Perú, ha sido usada, por ejemplo, para maltratar repetidamente la imagen del escritor Iván Thays, a quien se reclama que conduce su programa de televisión de manera parcializada y con afán de segregación. ¿A qué escritores defendía La Vaca Profana? Leámoslo aquí:
"Thays ha admitido una lista de media docena de escritores vetados por enemistad personal; en esta lista se incluye al imprescindible Miguel Gutiérrez y a los noveles Carlos Gallardo y Alexis Iparraguirre".
También se ha atacado a Thays por no incluir a ciertos autores en una antología de cuentos que publicó el año pasado. ¿Qué autores fueron los defendidos por La Vaca Profana? He aquí la respuesta:
"A esta inclinación con seguridad se debe la ausencia de algún relato del censurado novel Carlos Gallardo, cuyo cuento del mismo nombre es un complejo juego de intercambios sobre el nombre, la consistencia del yo como objeto público y su valor en el tiempo y el espacio".

Comentando otra antología de cuentos, La Vaca Profana, sin que le temblara el pulso en ninguna de las cuatro patas, anotaba la superioridad de unos textos seleccionados sobre otros. ¿Cuáles eran los que La Vaca consideraba mejores? Veamos:

"Marco García Falcón revisa las posibilidades de reconciliación, a través de la memoria, de un arquitecto con su hermana, una poeta suicida en París, en “La tierra más lejana”, relato galardonado por el Premio Adobe de Cuento 2000, y Alexis Iparraguirre despliega las posibilidades de un serial killer omnímodo que se inspira en la Ilíada y las presurosas deducciones de los policías que luchan por atraparlo en “El inventario de las naves”, cuento del libro del mismo nombre, que mereció el Premio Nacional PUCP de Narrativa 2004. Ambos cuentos, junto con los de Castañeda y Alarcón, constituyen de modo palmario el grupo de realizaciones más sólido de la muestra”.
La Vaca Profana también ha sido reiterativa en afirmar la existencia de un pequeño grupo de narradores jóvenes que considera notablemente superiores a los demás de la última generación. Comentando una antología en la que no aparecía Gallardo, La Vaca se daba el trabajo de mencionar a los otros genios reinantes de esa promoción:

"Una distinguida trouppe, la integrada por Luis Hernán Castañeda, Edwin Chávez, Johann Page, Carlos Yushimito, Leonardo Aguirre, Alexis Iparraguirre, Augusto Effio y Marco García Falcón".
Algunas reseñas de La Vaca Profana son especialmente divertidas porque dicen poco sobre los libros reseñados pero aprovechan para elogiar a otros libros. Por ejemplo, en una reseña sobre un libro de Effio y otro de Yushimito, La Vaca Profana se da un tiempecito para anotar lo siguiente:
"En su lucha parricida, el sueño de la ciudad propia se vuelve reiterativo, y por momentos significativo, en noveles narradores: el barrio multiperspectivista de Iparraguirre (El inventario de las naves) es un universo mínimo y cruel que no evade la invención de sus propias drogas".
Y luego añade esto:
"Con una natural fluidez han revisado el absurdo (Ezio Neyra en Habrá que hacer algo mientras tanto) y desenfundado el arsenal de narradores múltiples, juegos de perspectivas, cajas chinas y complejidad léxica, no exento de animación en la anécdota (Luis Hernán Castañeda en Casa de Islandia y Carlos Gallardo en Parque de Las Leyendas)".
Pero no sólo eso, sino que además, La Vaca Profana llama "brillantes" a Iparraguirre y a Gallardo, también en la reseña supuestamente dedicada a las obras de Yushimito y Effio:
"Aunque los libros de ambos escritores –conviene decirlo- no alcanzan la limpieza y brillo de las óperas primas de los antes mencionados Castañeda, Gallardo, Neyra y Iparraguirre -cuando consiguen sus mejores logros expresivos- Effio y Yushimito exponen, sin duda, unas habilidades y miradas dignas de la mayor atención".
¿Cómo debemos juzgar a un grupo de escritores que deciden esconder sus identidades, buscarse un seudónimo y, escudados tras él, reseñar libros de sus contemporáneos para compararlos siempre desfavorablemente con sus propios libros? ¿Cuál es el estándar ético detrás de esa práctica? ¿Qué calidad moral sostiene a profesionales que alcanzan esa bajeza en sus trabajos?

Que quede clara una cosa: no se trata simplemente de un autor A echándole flores a un autor B por pura amistad. No. Se trata de dos autores, A y B (o quizás más), que inventan la existencia de un tercero, lo hacen pasar por crítico literario, le consiguen un espacio en un medio masivo, le inventan un prestigio, y luego utilizan todo eso para decir que A o B o ambos son grandes escritores, escritores "brillantes", lo mejor de su generación. Y lo hacen en una página comercial, utilizando ilegítimamente las obras ajenas y burlándose del esfuerzo de escritores, editoriales y distribuidores con el único fin de favorecer sus pequeños intereses personales.

Es decir, no es una argolla más, sino toda una operación fraudulenta, descarada y triste, muy triste. Parece que ha llegado el momento de admitir que sí existe una mafia literaria en el Perú; es sólo que sus miembros no eran aquellos a quienes se quería acusar.

February 11, 2008  
Anonymous Caíste, Faverón said...

Caíste, Faverón


Febrero 11, 2008
Guardado en: Uncategorized — gallardocarlos @ 12:43 pm
Tags: literatura peruana, polémica literaria, réplica

http://diariodeginebra.wordpress.com/

February 11, 2008  
Anonymous ivan thays said...

Esto es una vergüenza. Una vergüenza

February 11, 2008  
Anonymous gustavo faveron said...

Debe ser bien vergonzoso que lo descubran a uno alabándose por escrito, o pidiendo a los amigos que lo hagan. Lo peor es que estas personas tienen alumnos y que este tipo de bajeza son parte de la enseñanza que dejan.

February 11, 2008  
Anonymous FERNANDO AMPUERO said...

Increible. Increible. Increible. Increible. Increible. ¿Y Gallardo e Yparraguirre todavía siguen dando la cara?

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

ULTIMO MINUTO: QUE TAL PATINADA DE FAVERON, CARLOS GALLARDO LO PUSO EN EL MAS GRANDE DE LOS RIDICULOS DE LA BLOGOSFERA, DE ANTOLOGIA.



Caíste, Faverón Febrero 11, 2008

Conversando (vía Messenger) con mi amigo Jesús Hidalgo sobre cómo sorprender a los lectores habituales del blog con alguna broma por mi cumpleaños, me sugirió “confesar” que administraba la polémica y vapuleada página Puertoelhueco. Meditándolo durante algunos días, una apetitosa idea, aún más fascinante y provocadora, irrumpió en mi mente: “desenmascarar” a la misteriosa Vaca Profana, reseñista de Terra Perú, asumiendo su personalidad. El contexto y los antecedentes otorgaban verosimilitud a semejante travesura: durante cierto tiempo, circularon rumores sindicándome como perpetrador de ignominiosas reseñas contra figuras mayores del canon literario reciente. Sin embargo, mi propósito más pretencioso (ignoro si llegó a cumplirse como deseaba) era provocar la reacciones de quienes ingenua o maliciosamente creían en semejantes patrañas y se encargaban de difundirlas a través de la blogósfera. Sin ocultar cierta inofensiva perversidad, apenas buscaba reírme con las nefastas consecuencias de aceptar a pie juntillas la información que se distribuye a través de internet y basarse en ellas para hacer escarnio de personas no involucradas en el asunto. Me refiero en concreto a Gustavo Faverón quien, sin contar con pruebas que certifiquen sus aserciones (además de mi ficticia “confesión”), inmiscuye de inmediato a Alexis Iparraguirre en un hipotético juego de elogios conmigo a través de la Vaca leyendo sus reseñas de manera tendenciosa y, como podemos ahora comprobarlo, irreal, nacido de la neurosis y los delirios de persecución de su autor, como si poblara sus demenciales pesadillas, sus arrebatos de intelectual incuestionable. Alexis podría acusarlo con tranquilidad por difamación, pero dudo que practique el amedrentamiento legal siquiera para replicar a sus contendores.

No espero una disculpa de Faverón, su orgullo se lo impediría. Sin embargo, reclamo que restituya la honorabilidad de las personas que insultó amparándose groseramente en mi post por medio de endebles argumentos que inducen a sospechar que estos individuos participaron de acciones fraudulentas. La debilidad de sus premisas manifiesta cuánto esperaba la confirmación de sus falsas intuiciones para poder insultar a diestra y siniestra. Porque su destemplada y ahora patética reacción a esta tomadura de pelo (lo admito, quería “vengarme” al sentirme burlado como muchos cuando Faverón, Salas y Rendón tramaron su inocentada en el Gran Combo Club) demuestra la paranoia de tenerme en constante vigilancia, cual supervisor de la moral y las buenas costumbres, incluso cuando me he alejado de las vanas disputas literarias locales, habiendo optado por comenzar un nuevo proyecto de vida donde la literatura ocupará su verdadero sitial, desintoxicándome del saturado medio cultural peruano donde abunda la malevolencia y el desprecio.

Qué lástima por quienes se apresuraron a secundarte, pero ¡caíste, Faverón

February 11, 2008  
Anonymous JAJAJAJAJAJA said...

Ki Buiiiina Dintilako, nos dimos cuenta de tu comment farseado de Fernando Ampuero. No temas, Alexis.

February 11, 2008  
Anonymous suspicaz said...

El desmentido de Gallardo debe se de inmediato enviado al decano del Budín College. Qué imbécil es Faverón: ¿qué creía? ¿que la gente se autoincrimina feliz?

February 11, 2008  
Anonymous periodista de la pucp said...

Faverón arrugó. Ahora lanza cortina de humo pa no hacer roche.¿Eso no es ser miserable? Ya sabemos quienes son los bloggers basura. Faverón... en el glorioso sendero de Coral, Aguirre y Laura Bozzo

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Esteban r-s, que es nombre con que se momenta faverón a sí mismo (en el luminoso sendero de Coral), nos acota:

"Ahora a Gallardo se le fue lo valiente y dice que todo era mentirita. Que era una broma del día de los inocentes, sólo que él lo celebra en febrero. Mejor que asuma su ridículo nomás y deje de hacer más roche. Está como ese chibolo holandés que la semana pasada confesó haber matado a una flaca en Aruba y ahora dice que era chiste. Tarde te arrepientes, Carlitos. Ya estás con la yuca."

Faverón admite pues que perdió. Que se la hicieron en wan y ahora solo le queda el lenguaje de pandillero porque ahi solo le queda moverse, ahorita que está bien fregado(qué curioso que no se filtre a sí mismo por no usar argumentos y usar alusiones obsenas, pero esos bemoles tiene la esquizofrenia). Difamador, nada menos. Y torpe: la noticia de lo de aruba fue "más noticia" en el hemisferio norte; por aquí no circuló mucho. Tu referente te delata, pero como todo delincuente descubierto, todo te delata

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Zelada lo ha cagado a Thays. Y ahora le va bien en España, miren las notas y entrevistas que le sacan en la madre patría con la aparición de su nuevo libro:

http://leozeladabrauliograjeda.blogspot.com/

February 11, 2008  
Anonymous El célebre Jesús Hidalgo said...

Amigos de Puerto el Hueco, en vista de que seguramente el Sr. Faverón dirá que soy una invención de Carlos Gallardo y Alexis Iparraguirre, quiero dejar constancia de mi existencia. Es más, ayer mismo dejé este comentario en Puente Aéreo y el amigo paranoico no lo aceptó, espero puedan publicarlo. Gracias.


Sr. Faverón, leo de cuando en cuando su columna, antes de arremeter contra
Carlos Gallardo de esta forma, ¿no debería aclarar su situación en tanto anónimo
machetero en blogs de "poca monta" como Puerto El Hueco? ¿No será que Ud. está
proyectando sobre el joven Gallardo sus propios fantasmas?

Jesús

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

faveron no solo no ha probado nada, sino que es MUY FACIL desmentirlo: basta que Terra se pronuncie y diga quièn està detràs de la Vaca, o por lo menos que desmienta que gallardo estaba ahì
a faveron le pasò lo mismo que a ocram en el gcc: se la han clavado suaveciiito

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

no se distraigan, Faveron habla pestes de Hildebrandt, que me dijo no s� qu� que me dijo �okis, que me dijo Roskis, etc. y ahora lo llama �el siempre miserable Hildebrandt�

pero waanta un momentito, �qu� dec�a Faveron de Hildebrandt hace solo un a�o?

porque si lo llama �siempre miserable� no se entiende (salvo con la explicaci�n de que Faveron ya cruz� chicotes y est� desatado en medio de la nieve) no se entiende, digo, que en su blog dijera hace un a�o:

�27.8.06 Me pregunto cu�n dif�cil ser�a hacer algo parecido en el Per�. Podr�a empezarse quiz� por recolectar copias de las entrevistas que a�os atr�s sol�a hacer Luis Alberto S�nchez en canal 7, las que hace ahora Iv�n Thays all� mismo, las que en su momento hicieron C�sar Hildebrandt, Alfredo Barnechea, Fernando Ampuero o Mario Vargas Llosa. (No s� si incluir en la lista las conversaciones exasperantes de Marco Aurelio Denegri).�

Es decir, Faveron pide que se antologuen las entrevistas de Hildebrandt� vaya vaya�

Y otra perla m�s:

�18.8.06 Ahora escribe diariamente en La Primera. Cuando se refiere a cualquier tema no literario, es venenoso, agudo y muy sensato�

El chato le parece agudo y muy sensato� sensato y muy agudo�

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Es el circo, francamente: Faveron ahora quiere solapear que patinó acusando a Gallardo SIN PRUEBAS, y Gallardo no era parte de la Vaca Profana y le acaba de restregar que lo hizo cholito, que era una broma

¿Y qué hace Faveron? Se queda callado (porque fácilmente se le puede probar que Terra no conoce a Gallardo) se queda callado, se hace el loco y dice:

–Chiiicos, vamos a relanzar Quipu, Kancha, Koriwasi y Wawasana…


¡¡ANDAAA PELOTUDO !!!

February 11, 2008  
Anonymous Ya cuñao said...

Gallardo muy confiado en Suiza se relajó, se puso personal y se le chispoteó.

El post que escribió no es en broma y se nota.

Ahora la quiere arreglar.

Nadie le cree.

Sigue cavando su propia tumba...

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

se los dije. Facherón no iba a endilgar a nadie su bodrio QUPU, sino que iba a relanzarlo, lo acompañan ruiz orto, daniel salas, iván thays, qué gentuza! se ve que ha leído bien a Goebbels el judío manipulador este, basura.

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Como siempre, mientras acá se arrastran los gusanos, Faverón ya sacó adelante otro proyecto con la cooperación de otros diez bloggers. Por qué no aprenderán los demás.

Y ese Gallardo, primero confiesa lo que todo el mundo sabe, luego le da miedo y dice que no. A quién le importa que se retracte, si el pez por la boca muere, él murió hace rato.

February 11, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Carlitos, nadie te cree esa. Simplemente porque tú mismo me lo dijiste.

Sí, ya sabes quien soy, Cañocorto.

February 12, 2008  
Anonymous Anonymous said...

ay, todo lo que hace gallardo para que lean su blogsucho...

February 12, 2008  
Anonymous Anonymous said...

Faverón se orina de miedo de decir que Marcel Velázquez Castro también forma parte de la vaca profana y que él maleteó a su antología "Todas las sangres". Es que con Marcel pierde, el popular galán de la avenida Canadá sabe más, y le conoce entripados de la PUCP a Facherón. Facherón tiene miedo de meterse con él como ustedes tienen miedo de postear esto.

February 12, 2008  
Anonymous Anonymous said...

jaja que tal granputeada le habrá metido yogui al tal gallardo para que se tire patroya. igual nadie lee su blogsucho. pobechito.

February 12, 2008  
Anonymous julio said...

creo que en este caso Faveron solo se quita de la lista de los críticos serios y se pasa a la lista de los críticos que discriminan.

July 26, 2010  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home