Wednesday, March 01, 2006

FUROR

Censurado III (última entrega) / Ironías de la vida

Algo dejé sin mencionar en el post "Censurado I" (ver más abajo). Meses después de que Lateral me dijera eso de que, a juzgar por mi reseña, la novela de Roncagliolo era tan imperdonablemente mala que no valía la pena dedicarle espacio alguno, esos mismos editores publicaron en la revista un cuento completo del autor de Pudor. Y meses antes, en una brevísima reseña a otro libro suyo, lo compararon, insólitamente, con Vargas Llosa, Ribeyro y Bryce, y lo anunciaron como un nuevo mini boom... ¡Todo lo que estas personas magníficas son capaces de decir y hacer por conservar una buena amistad! Admirable

Dagberty dijo...
De la novela Pudor, que no leido aun, me provoca curiosidad lo siguiente. La portada. Es una niña desnuda. Si, son fotos de un fotografo profesional, respetado, y todo esto (en la misma serie, la niña aparece mostrando el resto de su anatomia).
La pregunta es: por que un fotografo profesional puede publicar desnudos infantiles sin ser tachado de pornografo infantil, mientras un amateur seria llevado preso?
Curioso que nuestra sociedad, tan pacata ella, no se haya dado cuenta del detalle...

1:37 AM

Gustavo Faverón Patriau dijo...
¿Y MEMORIAS DE MIS PUTAS TRISTES?

En verdad es curioso. También es llamativo cómo, en muchos lugares del mundo donde el trabajo infantil está estrictamente prohibido, nadie discute la participación de niños en películas. Parece que ciertos negocios, ya sea en función de su prestigio artístico, o simplemente gracias al volumen del dinero que involucran, están en capacidad de encontrar excepciones en la ley.

Cabe preguntarse qué pasa con casos como el del último libro de García Márquez, "Memorias de mis putas tristes", en donde el arte y el prestigio del premio Nobel parecen ser el vehículo perfecto para dar legitimidad social a una defensa de la pedofilia y a una cariñosa elegía de la prostitución.

Por supuesto, el mío no es un alegato en favor de las censuras, sino apenas una crítica a la incoherencia tanto de ciertos sistemas legales como de ciertas presunciones culturales sobre qué es aceptable y qué no.
9:29 AM
(Continua en el primer Comment)

36 Comments:

Blogger DINTILHAC said...

(VIENE)

I See Dead People: los fantasmas de la clase media peruana

Por Gustavo Faverón Patriau

Lo primero que llama la atención en Pudor, la novela más reciente del peruano Santiago Roncagliolo, es su inequívoca vocación por el lugar común. El argumento es múltiple y de líneas correctamente trenzadas: seis historias, dichas desde otros tantos puntos de vista, correspondientes a los miembros de una familia limeña de clase media. Inicialmente, impresiona la solidez del mecanismo: el autor sabe administrar esa media docena de relatos, tender puentes entre ellos. Pero luego se hace notoria la vacuidad de los materiales así conectados. Y sobreviene el fantasma del déjà vu masmediático. Uno tiene la molesta sensación de haber visto estas seis historias seis sábados a las cuatro en algún canal de cable. Un ama de casa de vida soporífera alucina relaciones extramaritales. Su esposo, diagnosticado con seis meses de vida, lucha por contar su desgracia a los demás, sólo para caer, él también, en un adulterio irrelevante. La hija mayor envidia el cuerpo, al parecer memorable, de una compañera de clase, con la cual se obsesiona. El hijo menor, solitario, hace migas con cierto número de almas en pena que deambulan por el barrio, a quienes nadie más ve. El abuelo, enamorado de una viejecita interna en una casa de reposo, decide un plan desquiciado para hacerla suya. La mascota de la familia, atormentada por la inopia de su vida amorosa, huye de casa en busca de pareja. Trece, El sexto sentido, El hijo de la novia, La dama y el vagabundo: Roncagliolo da la impresión de vivir muy cerca del Blockbuster, metafórica y literalmente. Sus materiales vienen de allí; su obra parece destinada a regresar allí. Esto a pesar de que su lenguaje no tiene la fluidez cinemática de sus fuentes, sino la indecorosa rapidez de los trailers y los previews. Roncagliolo no elabora a partir de esas historias conocidas; las resume, las vuelve esqueletos; hace más consumibles unas fábulas que ya son de consumo masivo.

Ésa, sin embargo, no es la mayor objeción que se le debe oponer a Pudor. Hay un punto en que la novela amaga una saludable cualidad crítica ante la sociedad peruana. Sus protagonistas, miembros de la enflaquecida clase media limeña, son ironizados por una voz narrativa que parece distanciarse de sus temores pequeñoburgueses. Los personajes habitan un vetusto complejo de edificios por cuyos jardines transitan con la fantasía de hallarse en alguna gran urbe del primer mundo; sueñan con una grandeza que no les es cercana. Pero la novela sólo es capaz de ironizar ese elenco de ilusiones anacrónicas cuando de tal ironía puede extraer un golpe súbito de humor. Apenas la narración olvida el humor, la ironía enflaquece, y el relato mismo parece producido por cualquiera de esos individuos que hasta hace un minuto habían sido sus víctimas. Sólo hay dos momentos en que Pudor permite que alguien ajeno a la clase media tradicional de sus personajes centrales se enrede con ellos. En el primer caso, se trata de un hombre (“Lucy se preguntó si era chofer o guardaespaldas de alguien”) que abusa sexualmente de la protagonista. En el segundo, es una secretaria con la que el jefe se acuesta pese a juzgarla fea —“deforme”—, y con la cual el acto sexual se vuelve un infierno. No hay ironía en estos pasajes: cada vez que los protagonistas se atreven a abandonar la burbuja represiva de su inmaculada, aunque ruinosa, clase media, la osadía les cuesta caro: el hombre resulta un cuasi violador; la mujer, una vengativa delatora. La mayor metáfora de la novela, la más completa y la más efectiva, es ésa, y es involuntaria: así como el niño ve fantasmas que circulan por las calles de “la residencial”, los adultos sufren la indeseable invasión de estos otros espectros —intrusos, nocivos, surgidos de la otra clase media emergente de Lima, la de origen popular—, figuras que, fuera del barrio microcósmico, pueden compartir con los protagonistas unos mismos espacios de la ciudad. Son, casi literalmente, los fantasmas del “desborde popular”, que inquietan las pesadillas de la clase media limeña. Como ocurre con las ficciones de otros escritores peruanos más o menos recientes (pienso en Jaime Bayly, por ejemplo), el defecto clave de Pudor es la facilidad con que vuelve consumibles y divertidos los prejuicios de la clase media tradicional del Perú. Entre todos ellos, que desandan lo avanzado décadas atrás por Ribeyro, Bryce, o el primer Vargas Llosa, Roncagliolo quizás sea el más conservador: la salvación de sus personajes sólo es posible en el encierro hermético. El contacto con los demás implica un riesgo demasiado alto.
// posted by Gustavo Faverón Patriau @ 11:19 AM


christian dijo...
Sr. Faveron:

Dice usted que en mi comentario inicial no había argumentos sólo una acusación falsa y gratuita. Es lo mismo que opino de yo de su "censurado" texto sobre PUDOR. No veo como se pueden sostener frases como:

"Roncagliolo da la impresión de vivir muy cerca del Blockbuster, metafórica y literalmente. Sus materiales viene de allí."

Por otro lado, ya que habla usted de acusaciones falsas y gratuitas, sería conveniente que probara usted la suya. Decir que la revista LATERAL censuró su artículo por el simple hecho de no haberlo publicado es bastante atrevido. ¿Y si a los editores, simplemente les pareció malo? El hecho de que le solicitaran una colaboración y luego no la publicaran, no prueba absolutamente nada. Si tiene usted documentos que prueban lo que afirma (que su texto fue censurado para ahorrarle el disgusto a Roncagliolo, quien sería muy amigo del staff editorial), entonces debería mostrarlos a fin de evitar nuevas "censuras laterales".

12:42 AM

Gustavo Faverón Patriau dijo...
Como dije, "Christian", estoy muy dispuesto a responder sus argumentos, tan pronto como exponga alguno. Ahora mismo, sus acusaciones disparatadas han dejado de ser graciosas para volverse, más bien, aburridas. No voy a borrar sus comentarios, porque no es mi estilo, pero le ruego que no regrese a este blog hasta que no tenga alguna idea que aportar.

2:06 AM

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

el premio no cambia nada de Pudor, es efectista y ligera, ni siquiera mala como para despertar el interés de un Alan Pauls...
A ninguno de los mafiosos bostonianos incluido paolo de mazzotti les interesa un bledo Roncagliolo.
Se pegan a él solo para limpiar su imagen de seudosenderistas: miren, yo me escribo con Roncagliolo, ya ven que no soy como dicen...
andá, webones!

alex castillos

March 01, 2006  
Anonymous paolo said...

ay ronkayulo ronkayulo!!!!
ahora que estas con guita
conéktame por el culo!!!

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

quieren algo realmente poderoso contra el facista de puente "ario"?

chequeen Dintilhac...

víctor

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

yo conozco a ese tal "José" que denuncia el contubernio de Faverón en Dintilhac.
Es un pelucón gordito que vendía libros, yo lo vi varias veces con Faverón conversando en la cafeta de Letras.
Era muy amigo de Coral también, paraban juntos en Quilca, a inicios de los noventa.
El pata debe saber de lo que habla, recuerdo que era muy inteligente y que Camilo Torres lo odiaba por eso.

católico convexo

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Creo que sería interesante señalar que Gustavo Faverón estrenó su blog Puente Aéreo, denunciando una "mafia" o "argolla" española que había impedido la aparición de su demoledora reseña de "Pudor" en la revista catalana LATERAL. Sin embargo, nunca pudo exhibir pruebas de esa censura (cuando alguien se lo exigió, pateó el tablero calificando los argumentos de este señor de disparatados). Curiosamente, es Faverón quien lucha denodadamente para negar la existencia de argollas en el medio literario limeño, exigiendo que alguien "pruebe" o "demuestre" que esto es así. Tal vez los que creen en la existencia de esas "mafias" sean unos paranoicos como Faverón, quien cree en las mafias sólo cuando le cierran a él alguna puerta. Y después nos extrañamos de que haya habido peruanos que sólo tomaron conciencia del terrorismo cuando sucedió lo de Tarata.

March 01, 2006  
Anonymous Sinesio Sparks said...

A Faveron se le está contagiando la concha de su familia política.

March 01, 2006  
Blogger josé m said...

señores, Faverón no tiene ninguna familia política. Su intento de recuperar su lugar en El Comercio pulseando a su amigo Ampuero no le dio resultado. Se tuvo que regresar a su universidad, pero antes quiso obligar a su amigo Salas y a Thays a hacer un bloque para recuperar su lugar en El Comercio.
Esto originó que Salas cerrara su blog e hiciera uno académico, y que finalmente Thays también se le volteara.
Recuerden, comenzó levantando a Luis Aguirre, a Carlos Sotomayor y a Giancarlo Stagnaro, para bajar a la dupla Coral-Malca.
Al ver que no le daba resultados esa táctica, entonces comenzó a mandarse con todo contra estos jóvenes críticos, permitiendo los insultos de Coral y su gente, y fomentó la expulsión injusta de Luis Aguirre de Correo.
Recuerden sus peleas con Leonardo Aguirre, comenzaron por las reseñas que este había hecho en Agencia Perú.
Faverón llegó a Lima obsesionado con las reseñas; es tan narcisista que no soportó que lo rechazaran en Lateral, por eso alucinó su regreso a Somos, pero todo le salió mal.
Sus amigos, no su familia, Cueto, Ampuero, Rabi se dieron cuenta de su delirio y se hicieron a un lado amigablemente.
Solitario, tuvo que crearse su proyecto fantasioso Quipu y finalmente aceptar como compinche a Coral, pues no pudo sacar a su mentor Malca de la revista Somos.
Ahora dirá que no le interesaba retornar a su alma máter poruwe en EE UU gana más y está seguro,; pero ganas de retomar su carrera de crítico no le faltaron.
Pobre, es tan manipulador que hasta sus pocos amigos lo dejan solo para no prestarse a sus juegos.

March 01, 2006  
Anonymous Mercurio said...

Curiosamente el señor Faveròn (académico) y el señor Luis Aguirre (antiacademico) son arquetìpicos de dos posiciones, paradòjicamente, académicas y que defienden personas muy inteligentes. Estàn los inteligentes que encuentran que en la academia han encontrado algo verdadero que completa sus vidas y se aferran a eso como a la Hostia Consagrada; y están lo que solo han encontrado un trauma semejante al parto en su paso por la universidad, no por defecto, sino porque han sentido que los desvìa de significados más profundos que hay en otra parte (en la "verdadera vida", en el Ysdragil, en el kibutz del deseo, donde fuera). Creo que Aguirre tiene su nirvana en lo que se ha dado en llamar "vitalismo", una postura ingenua en la que la literatura debe "reflejar" la vida tal como el lector la entiende o siente, un irracionalismo muy comprensible si se ha conceptuado a la academia y a sus valores como el lugar del artificio y de la falsa vida. Pero tanto Faveròn como Aguirre están haciendo mal al radicalizar sus posturas. Es cierto que la universidad puede alienarnos de intereses que son circunstancialmente más valiosos (los que se les pueda ocurrir a uno), pero sus valores no solo son importantes para los acadèmicos, sino que han gestado cambios sociales en la "verdadera vida" los últimos doscientos años (ejemplos al canto: el mismo "irracionalismo" es de origen universitario"; un iletrado no busca ser irrracional; simplemente puede serlo y punto). Por otra parte, el trabajo universitario es una fuente de progreso, en un sentido no ingenuo, y la vanguardia universitaria debe ser valorada como una gran fuente inspiraciòn y valores de nuestro mundo (por què las humanidades deben de hablar cómo habla el pueblo, por què no se le pide eso a la ingeniería o a la fìsica), pero conviene tener en cuenta que igual respeto que esa vanguardia la merecen las creencias del ciudadano de a pie, que tiene derecho de opinar lo que le venga en gana, decir cosas que a ojos de cultos parezcan idioteces, y eso no los reduce al punto de vista de los escandalizados "cultos". Aqui la tarea de ambas partes es el diàlogo paciente, pero sobre todo acogedor, en que la gente que no tenga opiniones de vanguardia sea persuadida de las ventajas de esta, o los vanguardistas se persuadan de que es mejor estar del lado de las "masas" en determinados casos. Eso ha pasado en efecto; los surrealistas y los psicoanalistas han convencido a la gente comùn de que el subconciente y sus odiseas existen, y activistas sin formación académica proderechos civiles convenció a los marfileños academicos del este norteamericano de lo provechoso de plegarse al movimiento reivindicatorio de los negros en los años 70. Ahora puede que el dialogo entre partes no conduzca a ninguna sitio, pero por lo menos quedarà el sentimiento de acogida (no de "buenos modales" o meros formalismos) en la conversaciòn y esta siempre podrá ser revisitada.
Me parece que todo ello es mucho mejor que lo que hacen los señores Faveròn y Aguirre, que padecen dos formas de un mismo exceso: la unilateralidad del graduado universitario hacia su institución madre

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

"Sus amigos, no su familia, Cueto, Ampuero, Rabi se dieron cuenta de su delirio y se hicieron a un lado amigablemente"
Oigan, esto no niega que sean una familia. Mas bien nos cie que son una familia a la peruana, llena de gente dispuesta hacerse la cojuda cuando tomar postura los puede "comprometer" (aunque siempre lista a actuar con alfiles cuando la situaciòn lo amerite)

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

muy, muy, muy buena: una familia a la peruana, llena de gente dispuesta hacerse la cojuda cuando tomar postura los puede "comprometer"

Que pena q no tengamos los nombres. Te pago un par de chelas por esa compadre.

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Encontré este comment en el blog de Gallardo. Ese Infantas tiene razón: el mismo Faverón asegura que Germán Coronado, gerente de PEISA, es un argollero. Qué gracioso: Faverón pide pruebas de que existe la argolla cuando él solito las presenta.


O.K., Gustavo, entonces tù procedes como debe ser, de acuerdo a tus principios y no de acuerdo a tus vìnculos amicales. Pero, segùn tù mismo dices, hay quienes no proceden asì y no son juan pèrez ni perico de los palotes, sino tipos importantes que detentan cierto poder: germàn coronado y el dierctor de lateral. està clarìsimo. tù mismo lo has dicho. esos tipos sì manejan su poder (pequeño o grande) para favorecer a sus amigos. ¿còmo llamas a esa actitud injusta? algunos la llaman mafia, otros amiguismo. pero el mal existe, como tú mismo lo acabas de hacer notar. entones, dime, ¿no es esa una actitud que deba ser denunciada y, luego, combatida?
Es fàcil deducir lo sgte.: si coronado, gerente de peisa, pudo hacer que vetaran tu segundo comentario en torno al debate criollos-andinos, ¿no le serà harto màs fàcil impedir que un autor X no publique en su propia editorial (la màs importante editorial peruana, ojo) simplemente porque escribiò algo en contra de su gran amigo Ampuero?
Si no, respòndeme (es una pregunta maliciosa, pero cualquiera se la puede hacer), ¿porquè, si tienes tan buenos amigos, tu libro sobre la violencia en la narrativa peruana ùltima no se publicarà en PEISA sino en Matalanga (como consta en El Dominical)?

Saludos,

Raùl Infantas

Posted by Anonymous | 10:44 PM

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

ESTO DIJO FAVERON EN EL BLOG DE GALLARDO:

"Denuncié una censura puntual contra un artículo en particular, una censura perpetrada por un amigo del escritor reseñado."

"luego de mi primer artículo publicado en Perú 21, escribí un segundo artículo, en respuesta a un ataque gratuito en mi contra por parte de Germán Coronado, gerente de Peisa (...), y que ese artículo fue retenido y archivado por Perú 21, sin que mediara ninguna explicación."

"contenía una evidente crítica a la postura de Fernando Ampuero (razón por la cual Germán reaccionó tan destempladamente)."

"el problema sería dejar que la amistad nos inutilice para la crítica o que la enemistad nos haga mezquinos para la evaluación."

----

NO HAY QUE SER MUY INTELIGENTES PARA NOTAR QUE LA ULTIMA CITA EXPLICA, JUSTAMENTE, LA ACTITUD DEL DIRECTOR DE "LATERAL" Y EL GERENTE DE "PEISA". EL MISMO FAVERON LO DICE. LEAN BIEN ESTE COMENTARIO TOMADO DEL BLOG DE GALLARDO.
QUE CONCHUDO ESTE TIO: Y LUEGO DICE QUE NO EXISTEN LAS ARGOLLAS NI LOS AMIGUISMOS.
Y QUE HUEVON TAMBIEN: JUSTAMENTE POR AMIGUISMOS Y ARGOLLAS LO CAGARON A EL.
PORQUE SIGUE ENTONCES PROCLAMANDO A LOS 4 VIENTOS QUE TODOS LOS DUEÑOS DE MEDIOS Y EDITORIALES SON SANTAS PALOMITAS?
(ACASO NO ENSEÑAN LÓGICA EN BOULDER?)

H.D.P

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Faverón dijo en el blog de Gallardo:

"Si a Perú 21 le molesta que yo denuncie la actitud que tuvieron conmigo, pues que quiten el enlace a Puerto Aéreo, no me interesa en lo más mínimo. Si a Germán Coronado le molesta que yo haya publicado en mi blog esa respuesta a sus ataques gratuitos, pues que se disculpe por ofenderme sin justificación."

¿"Puerto Aéreo"? No era que su blog se llamaba "Puente Aéreo"? ¿o es que para mucho por acá, en el Puerto El Hueco.

Saludos Facherón!

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ese lapsus está mejor que el de Saavedra y su "..por Dios y por la plata..."

March 02, 2006  
Blogger josé m said...

Otro punto de tensión y asombro en el caso de Gustavo Faverón, es su devoción por Prochazka. como se sabe en el ambiente editorial, ese escritor fue desestimado por Peisa para publicar "Casa", su libro anterior.
Herido profundamente en su ego, Prochazka se fue con el enemigo -típico de personalidades esquizoides- a Lluvia, donde lo recibieron con las puertas abiertas para joder al comerciante Coronado.
Una vez publicado el libraco, Faverón movió sus influencias y Coral le sacó tremenda entrevista de tres páginas en Somos, para reivindicar al gran escritor culto ofendido por el ignorante vendedor de libros.
Por otro lado, no es raro que Faverón dé publicidad a la salidad de la novela de Coral en Norma con prólogo de Malca.
Faverón sabe que tiene que estar bien con esta dupla, porque él mismo sacará un libro de cuentos este año, que incluirá ese aburrido cuento que publicara en el Comercio hace un par de años.
Faverón asegura su entrevista mínimo del tamaño de la de Prochazka en Somos.
Sabe jugar sus piezas, qué va, pero no sabe conservar a sus amigos, ni siquiera a sus aliados.
Más interesante aún es la dupla Malca-Coral, y cómo han llegado a ser tan fuertes en Miró Quesada y Lampa. Hay datos iniciales sobre esto.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

interesante la dupla Malca-Coral?:

tontos utiles mas bien.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Qué chucha tiene que ver Facherostky con Boulder????? Puta que hay anónimos desinformados!!!!!

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Qué buena !!!!! Qué Prochazka se fue a Lluvia para joder a Coronita!!!!! Puta mare, dejen de cagar fuera del water, pe. Prochazka es amigo inseparable de Oscar limache y de Esteban Quiroz desde hace como veinte años!!!!! Esteban Quiroz es el dueño de Lluvia editores y desde hace veinte años ha querido publicar a Prochazka!!!!

Ah pero hay una cosa más que a mí me raya en toda esta huevada, y es que yo me acuerdo clarito cuando Esteban Quíroz hacía sus reuniones gigantescas con miles de escritores y lectores en el estadio nacional y en Somos le sacaban reportajes de un culo de páginas. Esa era la época de Ampuero y Faveron y Lluvia ya publicaba a todos los andinos, así que no parece que Ampuero y Faveron hayan sido muy mafiosos con la gente de Lluvia. Me acuerdo clarito que es esas huevadas del estadio que salían en Somos estban toditititos los andinistas posando felices de la vida, los mismos que ahora se razgan las vestiduras porque no salen en Hola, perdón en Somos. Ta bien que piteen pero no hay que ser conchudos tampoco, y el día que salga el cacharro de Reynoso en circo beet con alguno de sus estudiantes-comestibles puta que nadie más vuelve a leer esa revista pe.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Chequeen esta entrevista a Roncagliolo en la BBC

Recibiste la noticia del premio por teléfono, mientras tienes la pierna rota. Entre el dolor y el placer, ¿cómo reacciona un escritor joven ante un premio de este tipo?
Es una buena pregunta pero no se si tengo clara la respuesta. Porque ayer pensaba que uno nunca se ve tan idiota como cuando es feliz. Entonces, trataba de balbucear algo al teléfono con el jurado y pensaba: "estoy diciendo incoherencias". Y al mismo tiempo tienes esta cosa física de querer moverte, de querer saltar, de querer dar vueltas, pero estoy con la pierna rota, entonces daba vueltas en la silla giratoria. Creo que debo haberme visto bastante tonto, la verdad.

¿Crees que ha cambiado algo en las últimas 24 horas?
Sí. Ha cambiado mucho para mí. Este premio primero me dará una estabilidad económica durante un tiempo, que siempre es difícil de conseguir para un escritor. Tenemos vidas muy inestables. Segundo, me obligará a tener un hijo, porque lo prometí pensando que iba a perder. Le dije a mi novia que si ganaba tendríamos un hijo y me lo va a cobrar. Y me gustaría mucho tenerlo en realidad. Y otra cosa, lo más importante respecto del libro es que va a acercar mi trabajo a muchísimos lectores dentro del mundo hispano. Y lo va a hacer precisamente en un año en el que América Latina va a tomar muchas decisiones y en el que voy a poder viajar a América Latina con una novela política precisamente.

¿Por qué el vínculo entre tu novela y un año electoral en América Latina?
De hecho mi novela sucede durante unas elecciones. De modo que la gira que voy a hacer para promocionar la novela va a ser muy especial y muy instructiva.

¿Instructiva en qué sentido?
Siempre que viajas para promocionar libros tienes la ventaja de conocer a mucha gente. Pero en este caso además voy a poder hablar de las transformaciones que está viviendo América Latina.

¿De qué trata tu novela?
Es un thriller. Trata de una secuela de asesinatos que se desarrollan durante la Semana Santa ayacuchana, unos años después de la guerra interna, que tuvo su centro precisamente en Ayacucho. El investigador es un fiscal distrital. Es un oscuro y pequeño funcionario muy apegado a la ley, que sólo cree en sus pequeñas normas y que durante la investigación se va enfrentando a toda la violencia y toda la brutalidad de su país.
Va descubriendo cosas de su entorno, de la guerra y de sí mismo, que quizás él habría preferido no descubrir.

Leí que tu novela surge de una pregunta: qué tiene que ocurrir para que una persona decida matar a alguien. ¿Respondes esa pregunta?
Sí. Pasa por explorar qué ocurre en una sociedad en la que todo el mundo empieza a desencadenar la muerte.
Puede haber un lado que mata por justicia social y otro que mata por orden y la impresión que yo tengo del Perú es que, donde se desencadenó la guerra, no hubo después más justicia social. Y no hubo más orden. Sólo hubo muchísima muerte. A mí me interesaba explorar qué cicatrices deja una guerra y en qué convierte a una sociedad una guerra como la que nosotros tuvimos. Y creo que esas son reflexiones que sirven para cualquier guerra.

Esta es tu tercera novela. ¿Hay algo que late de manera específica en tu trabajo?
Sí, yo trato de variar mucho de un libro a otro. Cambio mucho mis temas, mis recursos. Incluso los géneros con los que trabajo. Pero creo que suele haber mucho sentido del humor. Suelo narrar de una manera muy directa y suelen preocuparme cosas muy universales como la muerte, el sexo, la soledad. Y otra cosa que creo que se repite en mi trabajo, es que trato que el lenguaje desaparezca, que el lector se sumerja en la historia hasta que se olvide que hay una realidad más allá del libro.

En el último año, tres escritores peruanos han ganado premios importantes (Jaime Bayly: Premio Planeta, Alonso Cueto: Premio Herralde). ¿Tú crees que esto dice algo de la literatura peruana o es una coincidencia?
No. Creo que en el caso de Alonso y yo hay un elemento común, que es el de la violencia y la guerra y ese tema ha sido muy silenciado durante años. Los peruanos hemos hablado muy poco sobre ello. Y creo que estamos en el momento de reflexionar y ver qué pasó. Y arranca con mucha fuerza porque precisamente el mundo está enfrentando una guerra que nosotros ya tuvimos. Es decir, una guerra enviando ejércitos a combatir con terroristas. En el caso de Bayly, él es un encanto. Todo lo que hace, lo hace bien y siempre tiene éxito aunque su tema no sea el mismo que el de Alonso y yo. Lo que pasa es que creo que el Perú es un país excelente para los novelistas. Es un país tan complicado que a poco que cuentas las cosas más o menos como son ya tienes una gran novela.

Hay una tendencia a hablar siempre de movimientos en regiones, en países. ¿Cómo ves el tema de los movimientos literarios?
Los veo en este momento con demasiado movimiento. Yo creo que vivimos en un mundo en el que ni siquiera está muy claro qué significa ser de un país. Yo pasé mi infancia en México. Soy peruano. Mi presente está en España. Hoy, las naciones y las culturas son más difíciles de determinar. Eso se nota en el arte porque precisamente los escritores ya no crecemos limitados a nuestra tradición literaria, lo que hace cada vez más difícil agrupar a los artistas. Yo creo que mi trabajo tiene mucho en común a veces más con autores norteamericanos que con autores latinoamericanos.

¿Qué te da la distancia para escribir?
Yo creo que esta vida, un poco por todos lados que he llevado, es excelente para un escritor y pésimo para tu vida personal. Estar cambiando de escenario te hace darte cuenta de que las cosas que tu creías normales y universales quizás corresponden solamente a un sitio. Entonces te vuelves una persona muy adaptable, muy tolerante. Capaz de escuchar a los demás y de buscar un sitio en realidades diferentes. Desarrollas una agudeza que es muy buena para entender a los personajes. Para tratar de entender por qué actúan como actúan.

Tengo entendido que entre las varias tareas que has desempeñado está la de escribir telenovelas. ¿Qué significó para ti esta etapa?
Las telenovelas me dieron una gran destreza con el oficio, porque estás obligado a escribir todos los días y "mañana" tienes que escribir un capítulo, sí o sí. Te dan un manejo de diálogos muy útil en cuanto a lo técnico. Pero lo que recuerdo con más cariño es la posibilidad de subir a un autobús y que las dos señoras del asiento de adelante estén hablando de personajes que yo había creado como si fuesen sus vecinos y hablasen si iba a estar con el chico o no iba a estar con el chico. La televisión se mete a tu casa y crea personajes con los que la gente convive. A mí me gustaría que la literatura pudiera hacer algo similar. La ventaja de la literatura es que no tienes que botar tantas páginas al día. Entonces puedes ser mucho más cuidadoso y tener mucho más calidad que la que te permiten las obligaciones técnicas de una telenovela.

En otra parte leí que tomaste unos meses sabáticos para trabajar en servicio doméstico. ¿Es verdad?
Sí, pero en realidad no fueron meses sabáticos. Tenía que sacar mis papeles en España y tienes que tener algún trabajo, así que yo saqué mis papeles en este país como empleado doméstico. Yo cocino y limpio pero no como un profesional. La familia que me contrató, pues yo creo que les caía bien y no querían despedirme. Pero llegó un momento en que me dijeron "hijito, lo haces todo mal".

Para terminar, Santiago, como tu decías al principio, este premio te va a permitir tener acceso a muchos lectores en el mundo hispano. ¿Qué les quieres decir antes de que vayan a comprar tu libro?
Quisiera decirles que este es un libro que aunque está situado en el Perú, habla de cosas que han pasado en todos los países. Y quisiera decirles que además los acontecimientos que narra, las cosas que ocurren, los muertes que suceden, están más cerca de ellos, de los lectores, de lo que ellos mismos creen. Creo que esta novela es una fábula sobre la guerra y también sobre la muerte y que esos temas van más allá que solamente el Perú.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

(esta entrevista a Faveron no le gusto nadita)

La reflexión sobre la violencia de Santiago Roncagliolo

Santiago Roncagliolo es el primer peruano que obtiene el Premio Alfaguara de Novela. Dotado con 175.000 dólares y un prestigio merecido, es uno de los más importantes en lengua castellana. Roncagliolo vive en España desde hace cinco años. Vino como un inmigrante más. Trabajó en los oficios más insospechados, todos legales por supuesto, incluyendo el de mayordomo, hasta que, hace aproximadamente un año, Alfaguara publicó su novela "Pudor".

¿En qué va a invertir el dinero del premio?

Quiero tener un hijo, no tengo más remedio. Como siempre mi vida había sido muy inestable económicamente le ofrecí a mi novia, Rosa (valenciana), que, si ganaba el premio tendríamos un hijo porque, la verdad, pensé que lo iba a perder. Ahora no me puedo escapar.

Su fuente de inspiración es la violencia que ha vivido en Perú pero también ha comentado que cuando esta se vivió en Lima, en su casa, como en muchas de la capital, se cerraban las ventanas y se sellaban, a ser posible. ¿No es por lo menos una aparente contradicción?

Creo que no es casualidad que esta novela gane el premio, que la de Alonso Cueto (con La Hora Azul, también sobre la violencia vivida en Perú) haya ganado el Premio Herralde el año pasado. Durante años hemos guardado silencio respecto de todo lo que ocurrió no solo durante la violencia sino incluso después. Esto no es un derramamiento de sangre como los que tuvieron Chile, Argentina, Uruguay, con dictaduras militares donde había claramente una dictadura militar monstruosa sino que muchas de las muertes atroces sucedieron con gobiernos democráticos que los peruanos escogimos. Enfrentar la violencia que vivió Perú es enfrentar la parte monstruosa de nosotros mismos. La razón por la que dos novelas sean premiadas en España con este tema es que ha llegado el momento de enfrentarnos a nosotros mismos. Me gustaría colaborar con esta novela a que los peruanos nos miremos en el espejo y pensemos qué tanto de nuestros propios errores hubo en ese derramamiento de sangre.

¿Se puede ya hablar de una tradición novelística peruana sobre la violencia empezando por Lituma en los Andes?

Podría ser pero creo que Lituma en los Andes es muy anterior, más bien Alonso Cueto, Ponce, responden a un momento en el que creo que se ha clausurado en el Perú la confrontación y se ha inaugurado el momento de reflexionar, la necesidad de los peruanos de leer al respecto, de saber qué ocurrió y de hacerlo con la tranquilidad y la distancia que no era posible mientras la guerra estaba en curso. Lo que marca ese giro es la aparición de la CVR. Lituma puede ser una predecesora pero es parte de un momento distinto.

¿Cree que en Lima recién se toma verdadera conciencia de lo que sucedía con el terrible atentado en la calle Tarata?

Sí. Solamente entonces tomó conciencia pero aún mucho después se mantenían muchos ojos cerrados. Es muy significativo que esta guerra ocurrió especialmente en la sierra y sus víctimas no eran intelectuales, historiadores, académicos, gente de la clase media urbana, sino campesinos que no tenían nombre, que no existían. Los que murieron ya habían muerto civilmente, ya habían muerto para el Estado, mucho antes de ser físicamente ejecutados. Eso es algo que nos debería hacer replantear mucho de cómo nosotros entendemos nuestro propio país.

¿El fiscal de autos es "de los buenos" o "de los malos"?

El pobre fiscal nunca ha hecho nada bueno ni nada malo. El pobre fiscal adjunto Félix Chacaltana Saldívar nunca ha hecho nada que no esté estipulado en los estatutos de su institución. Ha vivido apegado a sus códigos y normas y ha vivido creyendo que solo con obedecerlas él sería una buena persona y el mundo sería un buen lugar para vivir. Lo que ocurre con él es que la muerte le salta a la cara, los asesinatos lo obligan a mirar al horror a los ojos y a mirar toda esa parte no legislable que es la brutalidad humana y de la que él se creía a salvo mientras se encerraba en su código penal.
¿Su novela es una reflexión sobre la muerte?

La muerte siempre ha sido un tema, de un modo u otro. En Pudor también lo era porque arrancaba con una muerte y de hecho durante toda la novela se sabía que uno de los personajes iba a morir. Creo que la muerte es un tema universal y apasionante porque es el único que todos sabemos que nos va a tocar y el único del que no sabemos absolutamente nada y del que no hay manera de saber qué va a pasar después. Eso le da un interés dramático universal.

Abril Rojo ¿es más como Historia de Mayta o más como El Silencio de los Inocentes?

Me parece una linda definición pensar que se pueden mezclar las dos cosas. Es un thriller de un género clásico pero trata de incorporar una reflexión política dentro del género. Me parece absolutamente pretencioso decir que es una mezcla de las dos pero lo acepto encantado, si no soy yo el que lo dice no es tan terrible.
Parece una novela casi totalizadora, universal pero también basada en un tema netamente peruano.
Siempre he tratado, y eso ocurrió con Pudor, de contar temas que toquen a todas las personas. En el caso de Pudor era la intimidad y la incomunocación, la soledad y el sexo, son temas que afectan y preocupan a personas de cualquier ciudad del mundo solo que para mí lo natural era contarlas en un escenario peruano. Aquí también me interesa la guerra, la violencia, la muerte, y el escenario en el que más normal me resulta narrarlo es un escenario peruano. Las historias verdaderamente universales están a nuestro alrededor, son precisamente lo que tenemos cerca y lo que les da universalidad es nuestra mirada más que algo del interior de la historia en sí.

¿Diría que es una novela que habla sobre las zonas grises en las que se mueve la mayor parte de la Humanidad, sin buenos ni malos claros?

Sí. Creo que todas las buenas novelas hablan de eso, hablan del lado oscuro que tenemos y no queremos ver, nos enrostran esta parte, y nos muestran que no tiene que ver con ser mounstros sino que la maldad forma parte de nosotros, que el mal es algo mucho más cercano y cotidiano de lo que queremos admitir.

¿Está presente el humor, como en sus otras obras?

Sí, no puedo evitarlo, sobre todo al principio. Félix Chacaltana es un hombre terriblemente absurdo, le gusta que lo traten por su título entero, "Fiscal general adjunto". Traté de retratar a los burócratas peruanos, a los policías peruanos y a esta clase que casi siempre es gente noble pero muchas veces bordea lo absurdo y añade más surrealismo a un país que de por sí ya es muy fuera de lo común.

¿Se podría situar en cualquier otro escenario de guerra, como Iraq?

Cambiando tres o cuatro cosas puede ser una novela situada en cualquier guerra. Las preguntas que se hace es qué es lo que hace que estemos dispuestos a matar, qué es lo que decide quién tiene razón y quién es el bueno en una guerra, qué pasa cuando una sociedad está formada por asesinos a tal punto que ser asesino es la única manera de vivir. Esas son cuestiones que se plantearon en Perú con la guerra interno pero que también se plantearon en España con la Guerra Civil, que se plantean en Bagdad y en cualquier zona con violencia. Bagdad ha repetido lo que ocurrió en Perú: el combate a terroristas con medios militares, un gravísimo error que lo fue en Perú y que ha vuelto a serlo en Iraq. Esa manera de combatir el terrorismo sólo te asegura que se multiplicarán los terroristas.

Una de sus metas es que el narrador sea invisible ¿Lo ha conseguido en esta obra?

Me importa mucho que el lector se sumerja en la historia, se olvide de que le están contando una historia, que viaje a los escenarios donde los personajes viven, comparta con ellos sus inquietudes, sus asesinatos.

Ha escrito libros infantiles, una novela para adultos como Pudor, ahora este thriller. ¿De dónde sale esa versatilidad?

Del hambre. La necesidad de conseguir trabajo escribiendo, de mi decisión de vivir de escribir durante estos últimos años. Eso no te permite esoger, te dicen ¿quieres escribir una telenovela?, dices que sí, te dicen ¿puedes hacer una traducción literaria?, dices sí porque necesitas el trabajo. También de que a mí nunca me ha interesado hacer una literatura elitista, siempre me ha interesado hacer una literatura para los lectores comunes y corrientes, que no tengas que tener un doctorado en filosofía para leer. El oficio para conseguir eso lo he tomado de los oficios que los escritores suelen despreciar, de ser negro literario, de hacer discursos, de telenovelas, del periodismo. Me alimento de las cosas que los escritores desprecian.

¿Cómo le sienta que en España lo comparen ya con Mario Vargas Llosa?

Es una comparación maravillosa para mí, exageradísima y me llena de orgullo, espero que a él no le moleste. Es una persona a la que admiro muchísimo. Que me comparen me parece una falta de respeto para Mario Vargas Llosa pero a mí me llena de orgullo. De todos modos creo que surgimos en generaciones muy distintas y con horizontes creativos e ideológicos muy distintos.

¿Es consciente de que lo que está viviendo es el sueño de tal vez miles de jóvenes peruanos que ven a España como la tierra prometida para los escritores? ¿Qué les diría, que el camino no es fácil?

El último año de mi vida ha sido una especie de sueño hecho realidad y mi vida ha sido lo que soñé que podría llegar a ser. Pero fue muy duro, tomó muchos años de trabajo. Pero todo lo que ha pasado también les dice a muchos escritores peruanos que es posible vivir de escribir. Este es un premio para toda la literatura peruana que está mostrando que tiene mucho que decir.

¿Escribirá sobre la experiencia de la inmigración?

Sí, posiblemente en próxima novela. Pero siempre juego con muchas ideas y no sé de antemano cuál voy a terminar por privilegiar. Tengo algunos cuentos que hablan de eso y alguno ha sido publicado. Suelo escribir a patrtir de una especie de triángulo: las cosas que vivo, las cosas que leo y las cosas que imagino. He leído y he vivido la inmigración pero me falta imaginar algo que le de suficiente solidez a eso y que lo convierta en una novela.

¿Qué sintió cuando le annciaron que había ganado?

Emoción, orgullo, tembladera general pero, sobre todo, sentí alivio. Sentí que esos primeros años en España que fueron muy difíciles y que implicaron mucho trabajo eran reconocidos. Aparte de la seguridad económica que te da el premio creo que todos los escritores somos muy inseguros y necesitamos que nos digan que somos buenos, que nos reconozcan. Un premio como este que está más allá de toda duda, es muy importante.

¿Ya no seguirá diciendo "Soy peruano y estoy acostumbrado a perder"?

Cuando lo he dicho me refería al fútbol. Al contrario, como dice Fernando Iwasaki, estamos de lo más ganadores, en fútbol no ganaremos nunca pero el premio a Alonso Cueto, el premio finalista de Jaime Bayly (Planeta) y este premio son una buena razón para que los peruanos veamos menos fútbol y leamos más, que es menos triste.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ah, que original es Iwasaki...

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Pero que pendejo Faverón, en su ultimo post critica a Roncagliolo por creerse el inventor de la rueda al decir que "ahora si" se escribe literatura sobre la violencia en Perú, todo por que su novela y la de Cueto han ganado premios en España. ¿Y tu, Faverón, que has "innovado" la escena literaria con Quipu? ¿Nadie se acuerda que Ciberayllu existe, así como tantos sitios donde se puede publicar? Pero ahí si no dices nada, verdad Gugú? Tú si eres original, tú si has inventado el blog...

March 02, 2006  
Blogger Enquiridion said...

En su blog "Zona de noticias", Paolo de Lima (¿en serio se llama así, como peluquero de Jesús María? Me quiero moriiir...), trasncribe las palabras del sr. Javier Garvich, director de la (para mí) desconocida revista de literatura peruana (no la venden ni en Crisol ni el Quilca):

" Desde su columna "El ronsoco ilustrado" , el periodista Javier Garvich, editor de la Revista Peruana de Literatura, corta en dos la recepción peruana del premio. Por un lado ubica a un "Perú oficial" conformado por "la delgada capa de adinerados y sobones que controlan gran parte del Perú, incluyendo los medios de comunicación hegemónicos", "un sector mucho más próximo a las clases medias españolas que al grueso de su propio país, cuyos gustos son más extranjeros que cosmopolitas" y que se felicita "(y con razón) por un Alfaguara más para el palmarés limeño" (un palmarés es una lista de vencedores en una competición). Por el otro, sitúa a quienes, como el propio Garvich, "la literatura, más que entretenimiento, es conocimiento, formación y compromiso" y que se sienten orgullosos "de esa otra, enorme, escondida, viva literatura peruana". ¿Cómo define Garvich a esta otra literatura? A través de diversos temas que para Garvich ese primer sector descrito no acostumbra leer: "¿A ellos acaso les pueden interesar narrativas sobre los genocidios que ensangrentaron los Andes? ¿Qué atractivo tendrán para ellos los cuentos de pescadores chimbotanos, las festivas leyendas amazónicas o las secretas historias de sevicia en el Altiplano? ¿Qué emoción les puede dar una pachamanca con fútbol, huayno y cervezas en las afueras de Lima, cuadrigas de asaltantes persiguiendo un tren en Ticlio, o una diablada moderna lanzando imprecaciones? ¿Quién se identificaría con un aprendiz de soldador pobre y enamorado que sufre en medio de una tubería perdida en la cordillera?".

O sea que para este cojudo de Garvich, la literatura peruana todavía "debe" tratar sobre temas "bien peruanos". Se jodió Julius, a menos que se ponga a jugar fulbito en una calle de La Victoria. Y Zavalita, entonces, no es suficientemente clasemediero peruano, "debería" vivir en un Cono y entrevistar a Dina Paucar para que sea creible. Dios, como debe ser esa revista de Garvich (qué apellido para peruano, ¿no?) ya quiero leer una, seguro critican a los pitucazos de Pueblo Libre, San Miguel y Magdalena, jajaja.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

cómo se nota el estilo de imbécil de Leonardo en los últimos comments; da pena mandándose contra Faverón con armas tan rudimentarias.
Esa chamba es para gente más preparada, como paolo, o ya qué chucha, medo, no tu infeliz.

víctor

March 02, 2006  
Blogger Enquiridion said...

Mas imbécil tu, Victor, que comes mi mierda.

March 02, 2006  
Blogger josé m said...

que el egotista Prochazka sea antiguo amigo de Quiroz no prueba de ninguna manera que Prochazka no haya tentado suerte en Peisa. Así fue, y por ello su fiel amigo Faverón le puso la cruz a Coronado.
Pero no nos perdamos en detalles.
Conocí a Víctor Coral a fines de los años ochenta.
Estudiaba Administración en San Marcos pero nunca entraba a clases, siempre estaba con libros de poesía en las manos.
Asistí con él a los primeros recitales de poesía que organizaba Rubén Grajeda (ahora llamado Leo Zelada) en el Centro Cultural Peruano-Ruso, en la avenida Salaverry.
Coral entonces militaba en la izquierda, si no me engaño era del PUM y tenía constantes reuniones políticas con una gente que yo no conocía bien. Toda su familia siempre ha sido de izquierda radical.
Recuerdo que en una de las borracheras con los poetas de los noventa, entre los cuales también andaba el crítico Marcel Velázquez, ambos se pusieron a discutir. Siempre fueron muy amigos, pero discutían constantemente por cuestiones políticas.
Marcel defendía a Sendero y Coral se desesperaba como ahora contra ese partido, y abogaba por la lucha romántica del MRTA.
Coral me réveló una vez, ebrio, que estaba en contactos con militantes de esa organización, y que incluso tenía amigos en la cárcel.
Sobre la militancia de Marcel en Puka Llacta, un órgano político de Sendero, no puedo afirmárla ni negarla; pero no me parece descabellado por lo que oí en aquellas conversaciones.
Estos dos amigos nunca llegaban a enemistarse del todo. Parece que hasta ahora se llevan bien, más allá de sus diferencias políticas. Coral le ha hecho muchos cherrys a Velázquez en el Dominical. Y Marcel le ha conseguido trabajos de cuidado de edición en algunas editoriales.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Y tambien en otros bares con licor mas caro se decia que habia k matar a todos los cholos.

No creen k es posible dejar todo eso atras?

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

¡Albricias! Junto a "ya viene el lobo" Julio César Vega (¿lo recuerdan? el web-on que dijo que el premio del BCR lo había vuelto a ganar Luis Freire), tenemos un nuevo payaso de la literatura: Javier Gárvich, egresado de la PUC (hasta ha estado en el teatro de esa universidad), que quiere dárselas de petardista y desde hace buen tiempo lanza barro con ventilador desde Terra. Y cree que por ser peruano se debe leer cuentos de pescadores chimbotanos o historias de amor de soldadores perdidos en la puna... delirante, el tipo, un Waisman de nuestras letras. Realmente es rico nuestro Perú... Y lo mejor, podemos seguir disfrutando de su arte en Terra, junto a "La vaca profana".

Julio César Vega y Javier Garvich, oh casualidad, han escrito en la revista de literatura y cultura "El universalismo" de Chimbote. Eso prueba que realmente existen argollas en el Perú, pues para que te publiquen semejantes huevadas...

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

ESTE ULTIMO ANONIMO, SE NOTA A LEGUAS,ES VICTOR CORRAL, QUE CUMPLE A PIE JUNTILLAS SU PAPEL DE GUACHIMAN DE FAVERON. MIREN COMO LE CUIDA LAS ESPALDAS PROVOCANDO DISTRACCIONES Y CREANDO CONFUSION.SIEMPRE HACE LO MISMO.CADA VEZ QUE A ATACAN A SU AMO Y CACHERO FAVERON, CORRAL PONE UN COMENTARIO EMBARRANDO A CUALQUIER OTRO.

LEE BIEN,VICuña,ESTE POST ES SOBRE FAVERON, NO SOBRE GARVICH.

FAVERÒN: LO PEOR QUE HAS PODIDO HACER ES CONTRATAR AL MISERABLE DE CORRAL,AL QUE COMERCIA CON SUS RESEÑAS,AL INTRIGANTE NUMERO UNO,AL QUE TE JODÌA EN TU BLOG (NO TE DISTES CUENTA?) FIRMANDO COMO GASPAR DE LA NUIT Y MARCIAL DEL MARFIL.

Y AHORA QUE VAS A INVENTAR CORRAL, Y AHORA QUE VAS A ESCUPIR,VICuña... QUIERO VER TU PROXIMA CORTINA DE HUMO PARA LIMPIAR A TU NUEVO CAPATAZ.

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

(CHEQUEEN ESTE DIALOGO EZIO NEYRA FAVERON)

Ezio Neyra Magagna dijo...
Saludos, Gustavo.
He leído con interés tu artículo originado a partir de la entrevista, que también he leído, a Santiago Roncagliolo aparecida en El Comercio.
Quiero referirme únicamente al hecho de que, como señalas, “(la publicación de La Hora Azul y, próximamente Abril Rojo, parece) generar en muchos la sensación de que esos dos libros fundan la reflexión sobre el tema de la violencia en el Perú”.
Es cierto que esto es un riesgo ya que como señalas y como es sabido, existen textos muy anteriores que ya indagan en esta época. Me parece muy bien que se llame la atención sobre este hecho, sin embargo considero que es inevitable que no suceda semejante confusión. Y, claro, seguramente esta será apoyada por el cintillo que promociona a las novelas como dos de las ganadoras de dos premios muy importantes. Sin embargo, no siento que Roncagliolo, directamente o entrelíneas, se haya querido mostrar como el fundador de la novela de reflexión sobre la época de conflicto interno en Perú. Más bien creo que Santiago estaba emocionado cuando fue entrevistado y que no usó las palabras correctas para expresarse. Él es una persona inteligente, bien informada y con buenas intenciones que debe de estar al tanto de los libros publicados anteriormente. Quizá, y creo que en esto sí se puede estar de acuerdo, quiso decir que su novela y la de Alonso Cueto contribuirán a ser las fundadoras de una lectoría más amplia y que ellas, a pesar de evidentemente no ser las fundadoras de “esta tradición”, de alguna manera serán las abanderadas ante la tremenda cantidad de público que, espero, las leerá. Supongo que fenómenos parecidos deben de haber ocurrido con novelas de escritores sudafricanos o guatemaltecos. Sería interesante investigarlo.
Concuerdo contigo, Gustavo, en que “Es completamente cierto que la inmensa mayoría de las clases medias y altas limeñas sólo reconocieron el lado más feroz de la violencia cuando les estalló en la cara. Y que muchos lo olvidaron rápidamente. Pero también está claro que eso es radicalmente falso sobre la inmensa mayoría de los limeños: pobres y extremadamente pobres, tugurizados en barrios precarios e invasiones aun más precarias, víctimas perpetuas de terroristas, policías y militares criminalizados, esos limeños cuyos símbolos perpetuos serán gente como María Elena Moyano y Pascuala Rosado. En Villa El Salvador nadie despertó con la bomba de Tarata, porque todo el mundo estaba despierto y en riesgo desde muchísimo antes”.
No obstante me parece que el hecho de que para Roncagliolo, como dices, Lima pareciera reducirse a Miraflores, San Isidro o a la Residencial San Felipe, no necesariamente puede ser considerado un error, un sesgo. Seguramente lo sería si Roncagliolo escribiera ensayos sociológicos y obviara realidades socioeconómicas desfavorecidas en su afán por explicar un fenómeno mucho más complejo. Al hacer ficción, considero que es válido que cualquier autor –sea Cueto, Roncagliolo, Nieto, Castro o Colchado– cuenten determinada realidad desde la posición en que deseen colocar al narrador. Sólo de pensar que debemos esperar que un autor, en su intento por retratar una realidad, deba describir y hacer que sucedan historias en cada una de las tantísimas diferentes realidades –en cada una de las tantísimas Lima, en cada uno de los tantísimos Perú–, me da flojera escribir.
Únicamente cuando se haya leído e investigado las novelas sobre la época, podrá tenerse una visión así de amplia.

8:29 PM

Gustavo Faverón Patriau dijo...
Hola, Ezio,

Sobre eso último: ten en cuenta dos cosas. La primera, que cuando hablo de esta visión que tiene Roncagliolo en la que Lima parece reducirse a un sector minúsculo de Lima, me refiero a lo dicho por él en la entrevista, que no es ningún texto ficcional: es su visión histórica de lo que ocurrió. Según Roncagliolo, los limeños sólo se dieron cuenta de la violencia con Tarata. Eso es falso, e implica reducir Lima a sus barrios de clase media o alta. La segunda: lo que he dicho sobre Pudor es distinto. Roncagliolo construye un microcosmos, como hacen tantos escritores en tantos otros libros. Pero este en particular es un claustro casi hermético en el que apenas se filtran dos intrusos: ambos son mestizos de origen humilde, ambos son malvados, ambos tienen espíritu criminal: uno es un violador, la otra es una chantajista. Uno quisiera culpar de ese "racial profiling" a los personajes, pero lamentablemente esto es imposible: no son delirios de personajes alucinados, son datos de la historia, ideas racistas que, conscientes o inconscientes, son atribuibles por entero al autor.

9:55 PM

March 03, 2006  
Anonymous Paolo said...

(aca hay algo más sobre Faveron)

LAS CONTRADICCIONES DE FAVERON

1. CUANDO LO ACUSAN DE CENSURAR UNA ENTREVISTA, ESTA ES SU EXPLICACION:

(Samanez) "dice que yo he censurado entrevistas cuando no me han gustado las respuestas. Eso es una mentira. Para contar esa mentira, imagino, está, una vez más, dando como un hecho veraz e innegable la versión de una sola persona, y descartando la mía. La entrevista a la que se refiere nunca fue publicada, es cierto, pero la decisión de no publicarla fue anterior a las respuestas del entrevistado, y no fue mi decisión, sino la de otra persona que consideró el tema poco interesante."

2. CUANDO SU EGO MALTRECHO DECIDE ATRIBUIR LA NO PUBLICACION DE SU RESEÑA DE "Pudor", A UNA VOLUNTAD DE CENSURA:

"Denuncié una censura puntual contra un artículo en particular, una censura perpetrada por un amigo del escritor reseñado.."

"La reseña me fue pedida por el editor de Lateral, Mihály Dés, a través de un redactor, Jaime Rodríguez, mi amigo, ex redactor de Somos durante los años en que yo fui editor de la revista, quien, entiendo, debió ser quien recomendara mi nombre. El artículo fue recibido y se me agradeció por él. Se dijo primero que era duro pero que sería publicado. Se me dijo luego que le quitara un cierto número de palabras, y luego que quitara todo un párrafo. Se me dijo luego que si el libro era tan malo como mi reseña hacía pensar, no valía la pena dedicarle mucho espacio en la revista, y que redujera el texto para colocarlo entre los comentarios pequeños. Les hice saber que no tenía interés alguno en publicar una pastillita, sino una reseña como se debe. Se me dijo por último que la reseña no sería publicada porque no valía la pena comentar un libro de tan bajo nivel. Sin embargo, luego de retirarse mi reseña del índice de la revista, Lateral publicó un cuento de Roncagliolo. El redactor que se comunicó conmigo en todo momento me dijo que el editor, el señor Mihály Dés, reconocía que mi reseña era muy buena, pero que había decidido no publicarla y que se pondría en contacto conmigo para explicarme exactamente sus razones."

DE LAS PALABRAS DE FAVERON SOLO PODEMOS CONCLUIR QUE SE TRATA DE LA MISMA VAINA EN AMBOS CASOS:

Al editor o editores no les dio la gana de publicar algo porque no lo encontraron interesante. O tal vez porque quisieron censurar algún contenido. Esto último nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que Faverón prefiere afirmar (sin ninguna prueba) que en el primer caso no hubo censura y en el segundo sí.

Posted by Anonymous | 9:21 PM

March 05, 2006  
Blogger oakleyses said...

oakley sunglasses, nike air max, polo outlet, louis vuitton outlet, christian louboutin outlet, chanel handbags, tiffany jewelry, polo ralph lauren outlet online, ray ban sunglasses, louis vuitton outlet, nike air max, christian louboutin, oakley sunglasses wholesale, oakley sunglasses, gucci handbags, longchamp pas cher, oakley sunglasses, tiffany and co, kate spade outlet, jordan pas cher, christian louboutin uk, longchamp outlet, ugg boots, tory burch outlet, uggs on sale, nike roshe, ugg boots, longchamp outlet, jordan shoes, prada outlet, sac longchamp pas cher, kate spade, christian louboutin shoes, replica watches, cheap oakley sunglasses, nike free run, louboutin pas cher, replica watches, ray ban sunglasses, air max, coach outlet, longchamp outlet, louis vuitton, nike outlet, burberry pas cher, ray ban sunglasses, polo ralph lauren, prada handbags, michael kors pas cher

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

new balance, nike free uk, nike air force, north face uk, uggs outlet, hogan outlet, nike air max, polo lacoste, true religion outlet, north face, hollister pas cher, michael kors outlet online, nike tn, michael kors outlet, true religion jeans, coach purses, mulberry uk, burberry outlet, sac vanessa bruno, hollister uk, coach outlet store online, michael kors outlet online, nike air max uk, uggs outlet, nike air max uk, oakley pas cher, ralph lauren uk, true religion outlet, michael kors outlet online, abercrombie and fitch uk, burberry handbags, nike blazer pas cher, ray ban uk, michael kors outlet online, lululemon canada, ray ban pas cher, michael kors, converse pas cher, replica handbags, michael kors outlet, timberland pas cher, nike trainers uk, vans pas cher, nike roshe run uk, sac hermes, michael kors, guess pas cher, michael kors outlet, true religion outlet

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

valentino shoes, bottega veneta, north face outlet, ferragamo shoes, ralph lauren, p90x workout, hollister, oakley, hollister, vans, gucci, nfl jerseys, soccer jerseys, reebok outlet, louboutin, new balance shoes, nike air max, insanity workout, hollister clothing, karen millen uk, toms shoes, herve leger, ray ban, instyler, baseball bats, timberland boots, wedding dresses, mcm handbags, mont blanc pens, nike air max, vans outlet, lululemon, converse outlet, nike roshe run, ghd hair, hermes belt, lancel, chi flat iron, north face outlet, longchamp uk, celine handbags, asics running shoes, abercrombie and fitch, soccer shoes, converse, montre pas cher, beats by dre, mac cosmetics, babyliss, jimmy choo outlet

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

moncler outlet, moncler, juicy couture outlet, canada goose outlet, ugg,uggs,uggs canada, moncler, ugg uk, canada goose jackets, canada goose outlet, moncler outlet, moncler, canada goose outlet, juicy couture outlet, supra shoes, louis vuitton, louis vuitton, louis vuitton, pandora jewelry, pandora charms, swarovski crystal, wedding dresses, moncler uk, louis vuitton, thomas sabo, louis vuitton, hollister, moncler, pandora uk, ugg pas cher, pandora jewelry, links of london, replica watches, coach outlet, canada goose, marc jacobs, canada goose, doudoune moncler, ugg, swarovski, ugg,ugg australia,ugg italia, canada goose, canada goose uk

September 07, 2016  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home