Monday, February 27, 2006

VANO QUIPU: THAYS / FAVERON O LOS ENREDOS DEL QUIPU

Daniel Samanez dijo...
Gustavo,
Creo que tu propuesta es justa: buscar ideas y ponerlas en práctica para superar el problema. Es fácil percibir que estas bajo cierto stress con todas estas acusaciones que si bien por un lado son fruto de una situación de discriminación que reconoces no logran dar nombres y configurar una imagen clara de la “mafia” que tanto se menta.
Por otro lado tú das la cara y estas dispuesto a responder o enfrentar las acusaciones. Sin embargo entre los acusadores parece que nadie puede dar nombres. De existir una mafia, dar nombres seria peligroso, podrían cobrárselas luego. Nota: a la gran mayoría de mafiosos se les condena no por pertenecer a una organización criminal –es muy difícil de probar, su estructura misma esta configurada para que lo sea- si no por crímenes puntuales: impuestos, estafas, etc.
Desde hace unos días, luego de leer algunos comentarios hechos aquí en Enero y a principios de este mes, le estoy dando vueltas a un asunto que no logro ver con comodidad porque creo que genera varias objeciones éticas que no se han señalado como tales y creo que deberían haberse planteado.

Creo que es apropiado plantearlas ahora.

Es respecto al programa Vano Oficio de Iván Thays. La situación es esta:

-Origen del programa:
El programa fue iniciativa del mismo canal. Se pensó primero en Abelardo Oquendo y en Fernando Ampuero para que lo conduzcan. Ambos refirieron a Thays como posible conductor debido a que no tenían interés en el proyecto. Thays acepto.

Observaciones:
1. Interesante ver como el canal de todos los peruanos, que opera con los impuestos de todos los peruanos, considera básicamente la opinión de solo dos personas para llevar a cabo la selección. Esta manera de elegir, que se puede calificar de típica en el Perú, levantan sin dudas suspicacias. Una convocatoria mas abierta hubiera sigo adecuada y hubiera asegurado que observaciones como esta no sean posibles.
2. Este tipo de nombramiento yo creo que no exime al nombrado de responsabilidad. Thays, al aceptar, creo también que acepta por defecto una responsabilidad mayor: la necesidad de incluir de algún modo a quienes no fueron incluidos en el momento de la selección. Notemos que es un programa auspiciado por el estado, con el dinero de todos.

Manejo del Programa:
Thays comenta las obras que considera valiosas pero no incluye a todos los autores que considera valiosos en sus entrevistas. Aquellos que le parecen “moralmente repugnantes” no son incluidos. Aun cuando uno de los repugnantes se lo pida públicamente.

Observaciones:

1. Este tipo de conducta se entendería solo si el programa fuera sólo suyo: es decir si fuese financiado enteramente por el.
2. El programa que tiene es finalmente un espacio público financiado por el público peruano.
3. Creo que Thays tiene una obligación ética con el público y con el estado peruano que no esta cumpliendo. Muy probablemente por que no lo ve de esa manera.

Esta manera de llevar el programa puede ser calificada de mafiosa. La calificación de moralmente repugnante es tan estirable como la imaginación. Y aún cuando yo mismo pudiera compartir ese criterio respecto a algún miembro de la lista de Thays, no creo que sea valido para discriminar a nadie.
Yo creo que toda persona con una posición de poder en nuestra sociedad tiene una responsabilidad por la discriminación social que existe en el Perú. Y creo que todos tenemos la obligación moral de hacer algo al respecto.
Confío en que plantear la discusión de este tema resultará en algo positivo. En todo caso dejará de rondarme en la mente. (de puenteaereo. Sigue en el primer Comment )

66 Comments:

Blogger DINTILHAC said...

(VIENE)
-----------------
Iván said...
Solo participo para darte la razón. Acepto que soy subjetivo a la hora de invitar autores al programa, y que no invitaría a nadie que como persona me parezca moralmente repudiable, como considero a Alexis (tampoco invitaría a Miguel Gutiérrez o Dante Castro), lo que no tiene que ver con simpatías o antipatías (pese a las burlas contra mí, sí me interesa mucho entrevistar a Yrygoyen o Jerónimo Pimentel, así como invité a su padre Jorge P., a Gonzalez Vigil o a Tulio Mora -que no aceptaron-, y a uno de los editores de la "andina" Revista Peruana de Literatura -que sí aceptó- donde se me agrede constantemente).
Sin embargo, nadie puede implicar por eso que a la hora de emitir juicios literarios estoy guiado por mis simpatías. No quisiera que luego, si comento el libro de Alexis, se piense que mis reparos -de tenerlos- son por enemistad, como algunos imbéciles piensan que mis halagos por la obra de Luis Hernán Castañeda o Alonso Cueto son por amistad. Una cosa es la persona, y otra la obra. Eso está clarísimo para mí.

--------------------------

Elvis said...
"- ¿Vano Oficio, fue idea tuya?
- No, fue idea de uno de los gerentes de TNP. Curiosamente el programa fue propuesto primero a Abelardo Oquendo y luego a Fernando Ampuero. Los dos no estaban dispuestos, y fueron ellos quienes recomendaron mi nombre a la producción. Entonces el pata me llama y me dice: Yo no te conozco, no he leído nada tuyo, pero es mucha coincidencia que los dos me
sugieran tu nombre, así que intentémoslo. Así empezó todo."

(Entrevista a Ivan Thays)

8:36 PM


Gustavo Faverón Patriau dijo...
Daniel Samanez:

No tengo ningún estrés por ninguna acusación, simplemente porque no hay ninguna acusación en mi contra. Hay insultos anónimos, sí, pero, que yo recuerde, ni siquiera los anónimos me acusan de nada más o menos concreto.

Si te fijas bien, verás que sucede lo mismo con los ataques a Alonso Cueto, a Iván Thays y a Fernando Ampuero: son una suma de insultos, en los que se deslizan cosas como "rechazó una reseña en contra de Fulano". Deberías preguntarte por qué ni siquiera anónimanente se dice algo que suene más o menos firme.

(Además, te doy un dato que es de dominio público, pero que convenientemente los anónimos tienden a olvidar: la denuncia famosa sobre una reseña vetada en El Comercio apareció por primera vez en una columna de A. Oquendo en La República. Pero, ¿cómo? ¿No se supone que Oquendo es otro miembro de la misma "argolla"?).

Te recomiendo que pienses en eso para que, en adelante, evites reflexiones tan gratuitas y circulares como la que acabas de colocar aquí. Dices que nadie acusa de manera concreta porque "la mafia" se vengaría. Pues entonces, ¿por qué los anónimos tampoco acusan de manera concreta? ¿¿¿Porque la mafia se vengaría de TODOS los anónimos??? Obviamente, no. ¿Verdad?

Entonce, cuando razonas como lo haces, caes en el jueguito de esa manada de cobardes que publica insultos sin firma, y terminas entrando en su lógica: ¿por qué no hay pruebas contra nadie? Porque si se presentaran pruebas habría una venganza. Por lo tanto, la falta de pruebas prueba que hay una mafia. Genial. En resumen: basta con tirar barro sobre la gente, eso es suficiente; insulta, insulta, que algo queda.

Sobre el programa de Iván, a quien desde el altar de tu omnisciencia acabas de declarar mafioso, también quiero decirte algo. Aceptar una oferta de un medio de comunicaciones estatal sin que haya una convocatoria pública no tiene ABSOLUTAMENTE nada de reprobable. ¿Por qué no acusas de inmorales a todos los ministros de toda nuestra historia republicana por haber aceptado una invitación a trabajar? ¿Por qué no acusas de eso mismo a todos y cada uno de los funcionarios de confianza de todos y cada uno de los gobiernos de todos y cada uno de los regímenes democráticos del planeta? Y, por supuesto, ¿por qué no acusas de eso a TODOS los empleados de TNP? Y me tienes que volver a explicar cómo es que, a partir del dato de que Iván no quiera entrevistar a Iparraguirre, llegas a la conclusión de que hay una mafia (dices que ESA es una actitud "mafiosa"). ¿O sea que si Iván tiene reparos morales contra UNA persona, todo un grupo de personas deben ser acusadas de mafiosas? Cuando se manejan esos términos, Daniel, es mejor hacerlo con cuidado: nada ni nadie te da derecho para jugar con la honra de la gente.

Y todo esto me lleva a preguntarme lo siquiente. Como sabes, el INC, el Congreso de la República y la Universidad de San Marcos, entre otras instituciones estatales, publican literatura. ¿Cuántos libros de Cueto, Ampuero o Thays han sido publicados allí? Ninguno. ¿Cuántos de otros escritores? Decenas, si no centenares. Como te gusta recordar a ti, esas son publicaciones hechas "con el dinero de todos los peruanos". ¿Dónde está la amplia convocatoria, dónde la selección, cuáles son los criterios? ¿Por qué nadie habla de mafias en esos casos? La presencia de Iván en TNP es, curiosamente, el ÚNICO caso en que los procedimientos de un organismo del Estado en relación con nuestro mundo literario son puestos en tela de juicio. ¿Por qué? Quienes lo hacen lo sabrán.

Por supuesto, no seré yo tan idiota como para acusar de mafiosos a quienes publican en esas editoriales: aprovechan la posibilidad brindada por las escasas organizaciones estatales que están en capacidad de ofrecerlas, y a su vez esas organizaciones están allí, entre otras cosas, para canalizar esa promoción de la actividad cultural. Todo eso está bien, es plausible y debe ser apoyado, como debe ser apoyada la iniciativa de TNP de tener, por primera vez, un programa sobre literatura bien estructurado y con una dirección y una lógica propias, y por haber hecho las consultas acerca de la persona idónea entre escritores y críticos, en vez de dársela a un amigo o al recomendado de un político, como hubiera sido la práctica esperable de acuerdo con nuestra historia de siempre.

9:59 PM


Daniel Samanez dijo...
No hay problema. Te vuelvo a explicar:

Hay por lo menos 3 personas que Thays no quiere entrevistar por que le parecen moralmente repudiables: Iparraguirre, Miguel Gutiérrez y Dante Castro.

Yo digo que la manera en que lleva el programa Thays puede ser calificada de mafiosa. Yo no he dicho que Thays es mafioso. Si mañana Thays lleva el programa de manera distinta dejará de parecer mafioso.

Mi opinión sobre la existencia de la mafia ya la he dado:

http://www.blogger.com/comment.g?blogID=17920328&postID=114003495840938607

1. Los que están adentro: Lo que dicen es cierto. Los artículos de Gustavo Faverón reconocen un problema (de acceso a publicar por parte de escritores periféricos). El muy ilustrativo comentario de Nando refuerza la perspectiva de lo que se ve “desde adentro”. Desde ahí, desde esta posición en general, sectas, mafias y camarillas no existen.
2. Los que están afuera: Lo que dicen es cierto. Desde esta posición, sectas, mafias y camarillas si existen. Existen por que se perciben y en la práctica -para los que están en este grupo- funcionan como tales. Los testimonios son muchos. Y son percepciones de gente reconocida como inteligente, capaz y valiosa por los que están “adentro”.

Existe un problema de discriminación y depende como lo percibes: si estas adentro, se trata de un grupo de gente con algunas cosas en común en donde además, en muchos casos, hay amistad. Si estas afuera parece mafia.

Finalmente se trata de cómo percibes el asunto.

Los reparos éticos que planteo a la manera de llevar el programa de Thays están basados en que él no esta asumiendo una responsabilidad que es posible señalar como suya:

1. La conducta de Thays se entendería sólo si el programa fuera sólo suyo: es decir si fuese financiado enteramente por el.
2. El programa que tiene es finalmente un espacio público financiado por el público peruano.
3. Thays tiene una obligación ética con el público y con el estado peruano que no esta cumpliendo. Muy probablemente por que no lo ve de esa manera.

Tú defiendes la conducta de Thays diciendo –acertadamente- que en Perú la mayoría actúa de manera similar. Eso sin embargo no es una justificación ética de su conducta. No la hace éticamente aceptable. Sobretodo tratándose de alguien que tiene la capacidad de darse cuenta y corregir esa conducta.

Si no le podemos pedir responsabilidad ética a la gente que escribe y que piensa en el Perú, gente que es capaz de entender y discutir el tema ¿a quien entonces?

9:44 AM


Gustavo Faverón Patriau dijo...
Bueno, Daniel, no has respondido a ninguna pregunta, no has hecho sino repetir tus arbitrariedades anteriores, y además caricaturizas mis palabras: yo no he defendido a Thays porque todo el mundo en el Perú actúe como él. Eso es idiota y yo no voy a usar un argumento así. Yo no he dicho "Thays es un vivo pero todos los demás también, así que no pasa nada". Es imsultante que reduzcas un razonamiento a esa caricatura.

Yo he defendido a Thays porque su caso se ajusta estrictamente a las regulaciones del Estado, como el de todos los demás funcionarios y empleados públicos que mencioné. Y todas sus decisiones acerca de a quiénes entrevistar y a quiénes no son parte de sus atribuciones editoriales: ¿por qué no vas donde los editores de Identidades y les preguntas a qué se debe que no hayan entrevistado jamás al escritor X y a la poeta Z? Y mejor aún: si te dicen que esas son personas moralmente repudiables, no escuches sus razones, simplemente llámalos mafiosos. Es más cómodo, es más fácil y está de moda.

(Y te juro que me encantaría escuchar una respuesta a la larguísima serie de preguntas que formulé acerca de los fondos editoriales del INC, el Congreso de la República y la Universidad de San Marcos).

Te puedo decir una cosa: si yo fuera conductor de un programa de difusión cultural, destinado a formar los vínculos de la audiencia con aquellos que producen cultura en el Perú, ni todos los santos en el cielo me harían entrevistar a gente que yo considerara moralmente repudiable. ¿Qué la opinión de Iván es subjetiva? ¿Que puede estar equivocado? ¿Que "moralmente repudiable" puede significar muchas cosas? Obviamente, pues. Y ninguna de esas cosas significa "digno de ser promovido desde una tribuna estatal".

Yo no comparto los juicios de Iván sobre las personas a las que él menciona. No sé cuál es el motivo que tiene Iván en cada caso, y por tanto nada puedo decir sobre eso.

Tú tampoco, pero eso no te importa.

Ya que te gusta esto de enumerar y avanzar ordenadamente, te enumero las preguntas que me gustarpia ver respondidas:

1. ¿Por qué nadie ha dado jamás un solo ejemplo de una actitud mafiosa de los supuestos mafiosos?

2. ¿Por qué ni siquiera los anónimos deslizan algún ejemplo de vez en cuando?

3. ¿Por qué el hecho de que no exista la menor prueba en contra de nadie no es suficiente para que tengas la caballerosidad de dejar de llamar mafiosa a la gente?

4. ¿Por qué las decisiones de Iván sobre a quién entrevistar en TNP son "mafiosas" y en cambio las decisiones sobre quién es publicado por los fondos editoriales del Congreso, el INC y San Marcos no son dignas de crítica?

Una cosa más: eso de "desde adentro no parece que hubiera mafia" pero "desde afuera sí parece" no lo he comentado pero se merece unas palabras. Sobre todo, porque demuestra lo estúpido que es usar la palabra "mafia" en estos casos. Desde dentro de cualquier mafia, Daniel, es OBVIO que sí hay mafia. Desde fuera, en cambio, las mafias suelen ser difíciles de percibir o de señalar. Si para algo sirve tu argumentación, es precisamente para hacer ver que esa palabrita, usada con tanta facilidad por tanta gente, no viene al caso.

Pero a ti, ¿eso te importa? ¿Te importa usar esa palabra que implica dolo, criminalidad, intención delincuencial, voluntad de injusticia, etc, para referirte a gente de la que NADA SABES EN LO ABSOLUTO? ¿Dónde está TU PROPIA MORAL?

Si se tratara de ti, Daniel, ¿te sería tan sencillo decir esto: "desde afuera sí parece que soy un delincuente, así que desde afuera sí es verdad que soy un delincuente"?

10:42 AM


Daniel Samanez dijo...
No fue mi intención dejar nada de lado. Pensé que las respuestas que querías se podían extrapolar de mi comentario anterior. Ahora he tratado de ser más preciso.
------------
------------
Gustavo Faverón Patriau said...
…yo no he defendido a Thays porque todo el mundo en el Perú actúe como él… Es imsultante que reduzcas un razonamiento a esa caricatura.
Yo he defendido a Thays porque su caso se ajusta estrictamente a las regulaciones del Estado, como el de todos los demás funcionarios y empleados públicos que mencioné. Y todas sus decisiones acerca de a quiénes entrevistar y a quiénes no son parte de sus atribuciones editoriales
------------
No trataba de caricaturizar aquel razonamiento y mucho menos insultarte. Quise ponerlo en claro. El que Thays y todos los demás funcionarios y empleados públicos que mencionaste actúen discriminadora o mafiosamente y aun así se ajusten estrictamente a las regulaciones del Estado no justifica nada en el campo de la ética: en la Alemania nazi el estado revocó de la ciudadanía alemana a los judíos: a partir de entonces era perfectamente legal deportarlos. Eso era legal y se ajustaba estrictamente a las regulaciones del Estado pero éticamente reprobable.

------------
------------
Te puedo decir una cosa: si yo fuera conductor de un programa de difusión cultural, destinado a formar los vínculos de la audiencia con aquellos que producen cultura en el Perú, ni todos los santos en el cielo me harían entrevistar a gente que yo considerara moralmente repudiable. ¿Qué la opinión de Iván es subjetiva? ¿Que puede estar equivocado? ¿Que "moralmente repudiable" puede significar muchas cosas? Obviamente, pues. Y ninguna de esas cosas significa "digno de ser promovido desde una tribuna estatal".
------------
Según Thays la obra de los autores en su lista de repudiables es de valía. No creo que esté en la obligación de entrevistarlos el mismo. Puede ser un tercero. Siendo el único programa de literatura –auspiciado por el estado y transmitido en el canal del estado- creo que esta en la obligación ética de emitirla.

------------
------------
Yo no comparto los juicios de Iván sobre las personas a las que él menciona. No sé cuál es el motivo que tiene Iván en cada caso, y por tanto nada puedo decir sobre eso.

Tú tampoco, pero eso no te importa.
------------
Quiera saber como es que piensas que eso no me importa. Te adelanto que al no saber los motivos de Iván tampoco creo que pueda decir nada al respecto. Como dije, aun si yo compartiera esa repulsión moral yo me sentiría en la obligación ética de que una entrevista sea incluida. Y probablemente también creería que lo ético sea que un tercero la realice si es que no pudiera hacer prevalecer mi superioridad moral en pantalla. Por cierto, al final del día, estoy de acuerdo con Thays: por lo que conocí a Iparraguirre creo que se merece más de una descalificación moral.
------------
------------
Aquí paso a responder una a una tus preguntas:

1. ¿Por qué nadie ha dado jamás un sólo ejemplo de una actitud mafiosa de los supuestos mafiosos?

Estoy planteando una situación en la que se puede ver esa actitud a partir del testimonio escrito de los involucrados.

¿Es necesario más? De lo que he podido ver en el mes desde que he retomado contacto con el mundillo limeño es:

Aguirre-Cachay
http://www.arteperu.com/es/agenda/especiales/aguirre.htm

Tulio Mora - Oquendo / Ampuero.
http://www.omni-bus.com/congreso/debate/tulio2.html

Tú dices que no hay ejemplos. Pues en lo que he visto en menos de 30 días encuentro estos dos.

2. ¿Por qué ni siquiera los anónimos deslizan algún ejemplo de vez en cuando?

No se. Yo firmo lo que escribo. Como te dije supongo que no dan ejemplos por miedo aún incluso estando tras el anonimato. No solo por ellos si no por la gente involucrada. Creo que también por que entre los anónimos hay gente sin escrúpulos.

3. ¿Por qué el hecho de que no exista la menor prueba en contra de nadie no es suficiente para que tengas la caballerosidad de dejar de llamar mafiosa a la gente?

Te repito que yo no he llamado mafioso a nadie. He dicho que Thays tiene una actitud excluyente y segregacionista que se puede calificar como mafiosa. Entiendo que la palabra causa problemas innecesarios así que más adelante volveré a esto.

4. ¿Por qué las decisiones de Iván sobre a quién entrevistar en TNP son "mafiosas" y en cambio las decisiones sobre quién es publicado por los fondos editoriales del Congreso, el INC y San Marcos no son dignas de crítica?

Si son dignas de crítica. En lo que me toca siempre he criticado la segregación. También podrían ser calificadas –quizás incluso con más contundencia- como mafiosas. Esperemos que pongan un blog y se lo podamos hacer saber. Pon un articulo al respecto, discutamos los argumentos y yo me subscribo.

------------
------------
Una cosa más: eso de "desde adentro no parece que hubiera mafia" pero "desde afuera sí parece" no lo he comentado pero se merece unas palabras. Sobre todo, porque demuestra lo estúpido que es usar la palabra "mafia" en estos casos. Desde dentro de cualquier mafia, Daniel, es OBVIO que sí hay mafia. Desde fuera, en cambio, las mafias suelen ser difíciles de percibir o de señalar. Si para algo sirve tu argumentación, es precisamente para hacer ver que esa palabrita, usada con tanta facilidad por tanta gente, no viene al caso.

Pero a ti, ¿eso te importa? ¿Te importa usar esa palabra que implica dolo, criminalidad, intención delincuencial, voluntad de injusticia, etc, para referirte a gente de la que NADA SABES EN LO ABSOLUTO? ¿Dónde está TU PROPIA MORAL?
------------
Mi moral acepta considerar este asunto. Mira Gustavo, cuando mencione que el asunto finalmente es un problema de percepción –debido a que tu aceptas que existe un problema de “discriminación”- respecto a la brecha en nuestra sociedad use las tres palabras comunes para referirse a uno de los grupos: sectas, mafias y camarillas. Finalmente he optado por el término mafia pero puede ser intercambiado con los otros dos. Y debe haber otros muchos que podemos considerar. No es conveniente que nos enfrasquemos en lo que no es un problema si no un desacuerdo lingüístico en el cual nos podemos poner de acuerdo.

Yo he mostrado la conducta ética de una persona y he manifestado mis reparos al respecto. No es necesario saber nada de los ministros de Hitler para estar convencido de que su sola permanencia en el cargo era éticamente insostenible. El caso de Thays es mucho más sencillo: no tendría que renunciar si no solo cambiar la manera en que toma la responsabilidad de su programa respecto a la gente que entrevista.

He vivido en el Perú mucho tiempo. Y si se algo de la gente a la que te refieres. De cualquier modo, como te digo en el párrafo anterior, no creo necesario saber nada de ellos para emitir una opinión sobre ciertas conductas.

En líneas generales, hoy en día coincido bastante con este esbozo:

http://blogs.prisacom.com/roncagliolo/?p=46

------------
------------
Si se tratara de ti, Daniel, ¿te sería tan sencillo decir esto: "desde afuera sí parece que soy un delincuente, así que desde afuera sí es verdad que soy un delincuente"?
------------
No me seria muy difícil. Ayudaría sin embargo que en lugar de delincuente dijeras mafioso. Seria mas cómodo ponerme mentalmente por un momento el sombrero de Al Pacino en “El Padrino” que el de “Caracortada”. Me gusta trabajar con ideas abstractas. Toda mi vida me he desenvuelto entre culturas distintas y me he visto a menudo en la necesidad de hacerme preguntas como esa. Entiendo que sin esa práctica pueda resultar muy difícil.

Por ultimo, toda auto exploración y estudio de la ética requiere hacerse preguntas como esa.

3:36 PM


Gustavo Faverón Patriau dijo...
Daniel Samanez:

Para ser enteramente sincero, ya ma aburrió hablar de este tema contigo porque veo que no sólo desconoces por completo el medio del cual hablas, sino que además no comprendes los argumentos ajenos.

¿Un ejemplo? Dices:

"El que Thays y todos los demás funcionarios y empleados públicos que mencionaste actúen discriminadora o mafiosamente y aun así se ajusten estrictamente a las regulaciones del Estado no justifica nada en el campo de la ética: en la Alemania nazi el estado revocó de la ciudadanía alemana a los judíos: a partir de entonces era perfectamente legal deportarlos. Eso era legal y se ajustaba estrictamente a las regulaciones del Estado pero éticamente reprobable".

El pequeño problema es que en ese párrafo acabas de INVENTAR por completo el argumento contra el cual disparas: que todas esas personas "actúen discriminadora o mafiosamente" es algo que sólo puede surgir de tu propio exceso verbal. Veo por qué te es tan fácil atacar a gente de la que nada sabes: no tienes el menor problema en llamar discriminadores y mafiosos, en una sola frase, a toda la gente que yo había enumerado. A saber: "todos los ministros de toda nuestra historia republicana", "todos y cada uno de los funcionarios de confianza de todos y cada uno de los gobiernos de todos y cada uno de los regímenes democráticos del planeta", "todos los empleados de TNP?", etc, etc.

Ahora tu afirmas que TODOS ellos actúan discriminadora y mafiosamente y, además, por pura floritura retórica, te das un tiempecito para compararlos con los funcionarios de la Alemania nazi. Buena.

Sobre tus "pruebas": me parece excelente que te des el trabajo de reunirlas. El único problema es que ellas demuestran claramente que NO existe ninguna mafia: Aguirre, si le creemos a dicho administrador de blogs basura, ha sido vetado por un simple redactor de El Comercio, Raúl Cachay, que pasa así por encima del poder de los editores, mientras que, al mismo tiempo, Aguirre encuentra trabajo como columnista de La República, supuesto segundo bastión de esa misma mafia, donde el poder, según parece, estaría en manos de Lauer, el amigo de Cueto, y también en manos de Oquendo, el que habría denunciado a Cueto por censurar reseñas... ¿Y quién publica el artículo de Tulio Mora? ¡¡¡Perú 21!!! O sea, ¡uno de los diarios "controlados" por Cueto y Ampuero (el único diario con el que Cueto tiene una relación laboral, como columnista).

El ejemplo de Cachay es perfecto para ilustrar la estrategia "conventilador" de la que te has vuelto aprendiz (aunque ilustra aun mejor el ego de Aguirre). Basta con que en El Comercio no aparezca una reseña al libro de Aguirre para que éste construya su teoría (en la que evidentemente nadie tiene nombre propio, salvo el acusado) según la cual ese silencio es una venganza. ¡No reseñar a Aguirre es una venganza! Dejaré de lado un punto interesante (que el libro de Aguirre es tan malo que no reseñarlo también puede ser un favor de sus propios amigos), para señalar sólo una cosa: en ese comentario estúpido que suelta Aguirre, hablando por la herida, está llamando mafiosos (con tu entera anuencia, pues para ti se trata de una "prueba") a muchas personas: Victor Coral, Ricardo González Vigil, Enrique Planas, Diego Otero, Oscar Malca, Alberto Servat y varias otras personas que escriben reseñas y comentarios de literatura en El Comercio o que dirigen sus secciones culturales. Según ese comentario ligero y absurdo de Aguirre, que tú no dudas en asumir como verdadero, porque a ti todas las habladurías te parecen demostraciones fehacientes, el redactor Raúl Cachay acaba imponiendo un veto al que colaboradores, redactores, subeditores, editores, etc, le hacen caso. Gente que en algún caso debe apreciar a Raúl y en otros no: todos como un puño... Ridículo. Absolutamente ridículo.

¿Qué se necesita para decir algo tan ridículo y darle apariencia de realidad? Asumir como premisa cierta e inconmovible que sí existe una mafia. Esa premisa es siempre perfecta. Gracas a ella todos los escritores "críticos" de ciertos medios pueden siempre decir: "mi libro fue comentado allí porque es excelente" (ver el ejemplo reciente de Vicky Guerrero) o "mi libro no fue comentado allí porque la mafia me odia" (ejemplo de Aguirre que tienes a bien proporcionarnos). Si no inventaran a la "mafia" tendrían que enfrentarse con una verdad grande como una catedral (o como sus egos): que a ciertos medios de comunicación sus obras pueden resultarles poco interesantes.

Hace rato que pido seriedad para tratar estos temas, pero a nadie le importa. Entiendo las razones de ciertos interesados en hacer quedar como mafiosos a sus enemigos, pero me parece lamentable cómo esa idea anida perfectamente en la mente de quienes nada saben del tema y ningún interés tienen en él.

4:57 PM

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Le ha sabido a caca a Faveron que Santiago Roncagliolo gane el premio Alfaguara, por mas que diga que se alegra. Recordemos como se refirió a él hace unos meses:

"Algo dejé sin mencionar en el post "Censurado I" (ver más abajo). Meses después de que Lateral me dijera eso de que, a juzgar por mi reseña, la novela de Roncagliolo era tan imperdonablemente mala que no valía la pena dedicarle espacio alguno, esos mismos editores publicaron en la revista un cuento completo del autor de Pudor. Y meses antes, en una brevísima reseña a otro libro suyo, lo compararon, insólitamente, con Vargas Llosa, Ribeyro y Bryce, y lo anunciaron como un nuevo mini boom... ¡Todo lo que estas personas magníficas son capaces de decir y hacer por conservar una buena amistad! Admirable."

Y ahora, cómo te quedo el ojo Gustavito ?

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Jajajajajajajajaja. Buena! Quizá le arda a Faverón, pero más idiota que cualquiera es este anónimo que cree que un premio de Alfaguara (la misma editorial que publicó Pudor) significa que la novela sea buena!! Jajajja. Es un arreglo comercial como todos los premios, jajajajajaja!!!

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

LO QUE DICE EL INSPIRADO Y SUPUESTAMENTE "PERSPICAZ" SAMANEZ SOBRE VANO OFICIO PUEDE DECIRSE, CON MUCHA MÁS RAZÓN, DEL SUPLEMENTO "IDENTIDADES" DE "EL PERUANO", DONDE SOLO PUBLICAN LOS QUE AGRADAN IDEOLÓGICAMENTE A ENRIQUE CORTEZ (HOY PREMIADO POR LA MAFIA ROJA CON UNA BECA EN EE UU) Y A SU CHUPE EN LIMA, GIANCARLO STAGNARO.
POR QUÉ SALEN A CADA RATO ENSAYOS Y ARTÍCULOS DE MAZZOTTI, PAOLO DE LIMA, CÉSAR ÁNGELES, Y JULIO ORTEGA (QUIEN PROPUSO UNA MESA DE ESCRITORES "EXILIADOS" PARA LA FIL GUADALAJARA, QUE ABORTÓ CON ROCHE) EN "IDENTIDADES"????
POR QUÉ NUNCA VEMOS UNA ENTREVISTA A CUETO, UNA RESEÑA SOBRE AMPUERO, UNA LECTURA DE LIBROS DE NUEVOS NARRADORES COMO CASTAÑEDA, ALARCÓN, RUIZ-ÓRTEGA EN "IDENTIDADES", QUE COMO DICE EL "AGUDO" CUANDO LE CONVIENE SAMANEZ ES "un espacio público financiado por el público peruano"?????

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Jajaja muy cierto eso de que a Gustavo el premio de Rocangliolo le debe haber caido como un torpedo. Acostumbrado como esta a adular para codearse con los exitosos -su modus operandi arribista- que mala jugada hiciste esta vez Facheron lanzandote hace meses contra el ahora premiado! Debes estar craneando como lamerle las botas para congraciarte. Ya te arrodillaste a "saludarlo" haciendo de tripas corazon y tragando saliva. Lo mas divertido es que tu que te lanzas contra quienes denuncian las argollas de poder culturoso limeño y sin verguenza en la cara te pusiste a protestar que te censuraran una reseña contra Rocangliolo. Esa si era una argolla espanola, no? Pero en Lima no, que va a ser, es mentira, no hay camarillas... (debes estar rogandole al argollero Thays que te congracie con el premiado)

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

sí pues, en vano oficio yo he visto a escritores "andinos" como zein zorrilla y luis nieto degregori, pero en "identidades" nunca salen cueto, thays, ampuero, castañeda, niño de guzmán...

y ambos espacios se hace con la plata de todos los peruanos.

tania

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Faverón: ¿Por qué las decisiones de Iván sobre a quién entrevistar en TNP son "mafiosas" y en cambio las decisiones sobre quién es publicado por los fondos editoriales del Congreso, el INC y San Marcos no son dignas de crítica?

Samanez: Si son dignas de crítica. En lo que me toca siempre he criticado la segregación. También podrían ser calificadas –quizás incluso con más contundencia- como mafiosas. Esperemos que pongan un blog y se lo podamos hacer saber. Pon un articulo al respecto, discutamos los argumentos y yo me subscribo.

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Al parecer Faveron anda últimamente bastante desorientado, quizá sea cierto eso del Stress, se nota su excesiva necesidad por limpiarse de sus culpas(y encima le viene esto de Roncagliolo), pero tener que convocar a Marcel Velasquez por sugerencia de Coral, como se ve Faveron que no vives aquí. No entiendo como te puedes vincular con esa gente, al Sr. Velasquez se le puede dar algún credito intelectual, pero los que vivimos acá, no estaríamos tan dispuestos a ser condescendientes nos bastaría con leer su libro a la distancia, todo el mundo sabe de los afanes y de las irresponsabilidades alcoholicas del Sr. Velasquez.

February 27, 2006  
Anonymous mili said...

señores de la mafia roja, quien realmente debe estarse jalando los pelos que no tiene con el premio de Santiago Roncagliolo es Miguel Gutiérrez, quien acababa de sacar un adelanto de su novela sobre la violencia política (la "guerra civil" para él) y pensaba lanzarla como la "gran novela de la guerra" en un próximo encuentro de escritores jóvenes organizado por sus incondicionales juan manuel chávez y miguel ildefonso.
Qué mala suerte para él: mientras más novelas haya sobre el tema, su intento de limpiar a Sendero se diluirá más y más.

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

NO SAMANEZ, DISCUTAMOS IDENTIDADES Y SUS CONTENIDOS,Y VANO OFICIO Y SUS CONTENIDOS, NÚMERO POR NÚMERO, SE PUEDE HACER INCLUSO UNA ESTADÌSTICA.
HABLEMOS DE ESPACIO CULTURAL A ESPACIO CULTURAL, NO QUIERAS DILUIR LA COSA CON LOS FONDOS EDITORIALES, PUES ESTOS TIENEN OTROS OBJETIVOS.

GUSTAVO

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Orden en el gallinero:

1. Lo de Roncagliolo ya se verá. Hay que esperar la novela. Pero de hecho, provecho con los 175,OOO.
2. Faverón ha lanzado una sonda. Estoy seguro de que si la novela no le gusta, seguirá jodiendo a Roncagliolo ad infinitum. Si no lo hace, entonces se confirmará lo aquí sugerido de "gentileza thaysiana" (alguien debería hacer un lexicón de todos los elogios vacíos que lanza Mono Blanco en su programa).
3. Ordenemos las argollas. Propongo las GCU y las rojas. Las GCU sos aristocratizantes y cultistas, pero opino que se desprecian intelectualmente entre ellas por motivos de purezas y linajes:
A. Familia Cueto, que incluye a Ampuero, Balo y Thays y, en general, gente que circula en Culturales de las multiples ramas de la Corporación el Comercio. Son buenos muchachos, pol{iticamente correctos y tienen alguna afinidad con Eisha, aunque se digan de izquierda democrática. A ellos se junta Faverón y los cachorros thaysianos (con conciencia o sin ella) se encuentran a gusto en esa compañia.
B. Familia Lauer- Oquendo, que de hecho son más inteligentes que los anteriores y aunque saludan a los Cueto, los miran por sobre el hombro. Sus predios son la República y antes Mosca Azul. Su posición de izquierda es más definida y prefieren para veranear un fondo del Carmen a la frívola Eisha. Aunque su guerra con los primeros no es declarada, cada vez que pueden lanzan discretamente sus alfiles contra "esos superficiales" (Santiago del Prado, José Carlos Yrygoyen, algun redactor de la República,etc se mecha contra las fieras de El Comercio).
Frente a ellos, la argollas rojas son disciplinadas, pero sin niguna capacidad de hegemonizar medios importantes (son misios) y con un nivel de formación intelectual menor y/o (esto es fundamental) con casi ninguna posibilidad de traducir su rollo al lenguaje mediático porque se inscribin en una jerga fuertemente especializada o desactualizada. Aunque están en muchos medios pequeños, su origen es la universidad de San Marcos y algunos predios villarrealinos, donde se habla de la teoría postmoderna como una continuación del marxismo (asi que imaginense en que están). Algunos arribistas tratan de saltar de la argolla roja a la GCU, pero es difícil partiendo desde la diferencia tan radical de sociolectos.
Lógicamente, este es un mapa tentativo. Quien tiene un mejor organigrama, adelante.
Considero de prioridad saber qué opinamos de cómo están constituidas las "familias"

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

falta la familia de mamaá mazzotti y su s cachorritos bernales, guerrero, cortez, villacorta y demás.
y los tíos queridos Medo, Santiváñez, De Lima. Son censuraods en secreto por la familia lauer oquendo y despreciados en público por la del jirón miroquesada. difícil situación. qué les quedó?????
unirse con los pirañitas Villar, Higa, Yrigoyen, Del prado y su blog basura univeros bakterial y puertoelhueco, todo se sabe....

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

La familia Cueto siempre ha sido la familia Ampuero. Cueto es temporalmente la estrella, gracias al premio, pero Ampuero siempre ha sido la vedette de ese grupo, y apenas saque su siguiente novela recobrará el estrellato. Cueto y Ampuero no tienen rollo intelectual, y eso los hace patinar en los debates, igual que al hermano menor, que es Thays. ¿Quién pone el rollo intelectual? El único inteligente de ese grupo: Faverón, que tiene rollo marxista, y es el único de esa familia cuya proximidad no le pone los pelos de punta a las familias rojas. Faverón puede juntarse una tarde con Ampuero y Cueto en Astrid y Gastón y después irse a un bar a conversar con sus patas Zein Zorrilla y Nieto Degregori. Esa familia tiene cierto poder en un medio de comunicaciones, El Comercio, donde están los amigos menores como Rabí y Otero, y los chupes como Cachay. Pero El Comercio no está completamente en manos de ellos. Hay quistes como el de González Vigil, y la dupla Malca-Coral. Hay que ser ciego para creer que González Vigil, Malca y Coral son de la misma familia que Cueto, Ampuero, Faverón y Niño de Guzmán, donde hay miembros-satélite de pituquería extrema, como Alfredo Barnechea, José Tola, Víctor Andrés García Belaúnde, y compadres medio repelentes pero que dan un poco de caché, como Antonio Cisneros y Rodolfo Hinostroza. ¿Se imaginan a Malca y a Coral con esa gente? No, pues. Para terminar, esa familia tiene un promotor en el extranjero, que es Julio Ortega, y un editor ad hoc, que es Germán Coronado de Peisa (aunque está cantado que en adelante la familia se va a dedicar a explotar la veta Alfaguara). Esa familia, como dijo mi compadre el analista, está hecha de chicos buena gente, que no matan ni una mosca, como Thays, pero tienen el problema de que sus veraneos en Asia los vuelve odiosos quieran o no quieran. La familia Oquendo-Lauer es la rama pobre de la anterior. Es más intelectual, y está unida a la otra familia a través del único miembro que dupletea, que es Lauer. Tiene miembros rotativos que son todavía más intelectuales que ellos, como Mario Montalbetti, pero también tiene una plana menor lumpen, con Santiago del Prado y José Carlos Irigoyen.

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Esto es muy interesante. Tal vez Faveròn deberìa participar en esta conversaciòn, que desentraña el funcionamiento de un red social que él niega, pero que a mí también me parece evidente.
Sobre el comentario anterior: estoy de acuerdo González Vigil está en El Comercio, pero es una isla. Creo que el motivo por el que no lo sacan es que está antes que todos, sus títulos pesan y se comporta dentro de lo correcto con todos (aunque, por supuesto, a veces cae en el catálogo infinito por no quedar mal; comprensible si vive rodeado de la familia Cueto-Ampuero, de seguro atentos a la menor patinada). Sin embargo, yo creo que sì han intentado deshacerse de él. Como un amigo me recuerda, en el congreso de narradores de España hubo decenas de patinadas y tiros al aire, pero la columna de Cueto en Perú 21 destacó solo el insulto de THays a RGV (Cueto, es sabido, habla mal de RGV ahí donde haya orejas). Luego, la nota que dió El Comercio sobre el congreso ese también citó textualmente el incidente del insulto. Ahora, quien ha trabajado ahi, en un diario tan anodino cuando se trata de hablar de los suyos, sabe que ni una linea sobre alguien del staff pasa a prensa sin la aprobación del editor. Alguien en EL Comercio aprobó que se repitiera impunemente el insulto a RGV; no pudo ser sino intencional. Yo especulo que fue Ampuero y que el objetivo era que RGV se picase y asi moverlo hacia una posición de enfrentamiento y posible shot out. Si alguien sabe al respecto, informe. Lo de Malca y Coral es evidente, pero más bien suena a una mala broma de un MQ aburrido que los puso para ver que salía de entronizar en Somos a una mancha distinta (y reirse, de paso, a costa de la cara de espanto de los favoritos desplazados): si mal no recuerdo, Ampuero , cuando estuvo en Somos, botó a Malca (corríjanme si me equivoco).
Ahora, de la familia Cueto-Ampuero (una vez más concuerdo) el único inteligente es Faverón. Pero tiene un sentido de la amistad entre infantil e ingenuo (porque pensar lo contrario seria suponer que es un grandísimo intrigante y no lo es porque sus arranques de furia lo muestran incapaz de hacer filigranas con las mentes ajenas; solo entiente del batacazo de la polémica). Ese sentido de la amistad lo vuelve una especie de Michael Corleone. Quieres ser honesto pero también leal a su familia. No creo que sea marxista. Es un positivista furioso de lo que dicen los textos. Se los graba con furia en su cabeza, pero le aburre la lògica cuando ésta lo dirige lejos de sus convicciones. Es un temperamental que pasa por racional . Pero como Michael Corleone, ha elegido dirigir la familia en tiempo de guerra y probablemente se quede dirigiendola y le diga a Daniel Salas que él no mandó "matar" al negro Verástegui y lo jure tres veces, mientras Ampuero y Cueto le besen la mano en la sala de al lado(total, mejor defensor no podìan encontrar y ellos ni abren la boca). Además, como bien dice el anterior anó0nimo, Faveròn tiene condiciones de "don" porque puede afiliar a otros bandos que no tragan tan fácil a los viejos señores.
La familia Lauer-Oquendo, por otro lado, me parece que està en receso. Yo supongo porque a Lauer le interesa más la campaña de Alan (su única debilidad) y porque el maestro Oquendo (es un maestro, duela a quien le duela) mezcla su flojera con su habitual nihilismo (veanse las cartas entre loayza y ribeyro que él mismo publica). Pero de seguro encontrarán otro "alfil".Pienso en Gallardo, Pimentel o Iparraguirre, más inclinados a la intelectualización que a las relaciones publicas, caracteristicas que comparten con del Prado y otros anteriores chulillos. Además Gallardo e Iparraguirre han sido directamente o indirectamente maleteados por la familia Cueto-Ampuero y les conven`drìa tener buen paraguas. Las calles están oscuras y las metracas pueden desatarse en la esquina menos esperada.
La posición de Mazotti y Paolo de Lima parece màs la de Coyotes solitarios. Seguros de su ojo y a la espera de que pezcan. Una curiosa familia nueva me parece la de los escritores en el exilio que se proclaman hijos de la violencia. Que yo sepa, todos los ex inmanentes (ellos son+vicky guerrero) la pasaron muy bien y cómodos en la católica durante los 90, haciendo poesia simbolista epigonal y chupando en las cantinas. Me parece una forma bastante deshonesta de colgarse del fenómeno Alarcòn y hacerse publicidad. Pero puede funcionar y quien sabe si en el exilio no se esta gestando otra argolla.
Algunas preguntas sueltas: ¿cómo impactara el premio de roncagliolo en este escenario? De hecho, Thays lo buscará para captarlo. ¿Santiago serà tan fresco y honesto como para ironizar todo como siemopre o se volvera politicamente correcto? ¿Aceptara el padrinazgo de Faveron? ¿Faveron queerà ser su padrino?
Parece telenovela, pero estas cosas llenan la vida diaria de la familia Ampuero .Cueto, que no tiene mucho que pensar màs que en terminos de personas y prestigios, más no de ideas (incluso a Faveron, el prestigio lo aloca, como puede apreciarse en la defensa de su imagen)
Cedo la palabra a quien quiera continuar esta historia de la argolla o especular sobre su futuro. Es divertido, pero triste a la vez.

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

¿Nadie nunca se dio cuenta que Somos se volvió una copia light de Caretas a finales de los noventas, apenas Ampuero fue captado por los MQ? Somos estaba asta el perno y con Ampuero levató cabeza… usando la formula que le enseñaron en Caretas.

February 27, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ok: Pero Facherón estuvo en ese equipo; por olfato o cálculo, ahi se funda el "parentesco" del portaestandarte actual de los Ampùero-Cueto. Digan algo inexplicable. Por ejemplo, ¿cuál es la agenda de los Malca-Coral? ¿Son solo camorristas? ¿Qué es de los sanmarquinos y vilarealinos, e nicluso cantuteños?. Esa parte del mapa falta. Y ellos también se mueven por argollas. ¿Dónde está Ildefonso, prologado por Cueto, pero jugando bien a la izquierda con sus conversatorios de narradores? ¿Y los poetas viejos, digase Corcuera o el más joven Pimentel Padre, que pòr ahì firma un manifiesto? ¿Y Lasso? Hay un mapa más complejo de esto

February 28, 2006  
Anonymous el usuario anonimio said...

Malca ya había sido antes editor de Tv+ y por lo que hizo allí y por lo que empezó haciendo en Somos, pensé que se trataba de un carroñero o de un chatarrero al que llamaban cuando las cosas estaban hasta las huevas para dejarlas... peor. Tv+ era un suplemento entretenido, donde aparecía un anónimo - del que nadie se quejaba - precursor de Magally Tv - por la cantidad de chismes estúpidos sobre la "farándula" que se consignaban allí, llamado "El Correveidile". Salvo eso, era una revistilla entretenida pero cuando Malca entró la hizo mierda, la mató. Cuando me enteré de que entró a Somos pensé que haría lo mismo; de hecho, me pareció que lo estaba haciendo, porque al igual que en TV+, al principio le fue quitando páginas a ese suplemento, pero ahora no estoy seguro.

Ahora quiero ir hacia otro punto, ¿y la argolla Diego Otero-Víctor Coral? Esos dos entre ellos se echan flores nomás. Quizás Otero sea la conexión, porque si en Somos le dan toda una página con su cacharro para que Coral diga que él no necesita llamar la atención como otros (claro, si tienes tus amiguitos en el periódico para qué vas a llamar la atención), algún poder debe tener Otero.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Otero no tiene poder, estrictamente hablando, sino conexiones, y sabe elegir a queienes favorecer. Por ejemplo, en los últimos meses ha colcoado tres artículos de Faverón en El Dominical, porque le conviene tener a Faverón de su lado (Faverón es un ídolo de los chiquitos en El Comercio: Cachay, Gamboa, Otero, y por eso ahora Coral ya empezó a pasarle la franela a él más que a Malca. No hay que olvidar que Faverón les levantó a los MQ revistas que estaban caídas. Los MQ lo quieren y le darían cualquier cosa para que regresara a dirigir Somos, como en la buena época, o El Dominical.

Sobre la entrada de Malca hay que aclarar una cosa. Que sí fue Ampuero el que lo llevó, la segunda vez, cuando Ampuero se iba. Ampuero le puso a los MQ cuatro posibilidades de reemplazo: la primera era su amigo Faverón, la segunda era Mario Ghibelini, la tercera era Fernando Vivas y la cuarta Malca. Faverón ni cojudo iba a aceptar, debe ganar entre siete y diez lucas gringas en ese college pituco en que trabaja, con cinco meses de vacaciones al año. Ghibelini fue rechazado por Bernardo Roca Rey, que es el capo de tuti il capi en las revistas de EC, y que odia a los neoliberales librepensadores. Vivas les pareció un orangután sin clase, un acomplejado incapaz de levantar la mitra y mirar a la gente a los ojos. Malca en cambio les dio la oportunidad que buscaban: alguien con capacidad de volver la revista un poco más chicha para atraer a más gente.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ahora, ¿quién puso a Otero en el Dominical?. Su ranking del año fue el más desubicado de todos y con roche, lo que confirma lo que se dice por ahí: que su capacidad de entendimiento es limitadísima y que, aparte de circular en el Oso con ropa apretada, su obra poética queda ahí. ¿Cuál es su mérito? ¿Quién lo propuso? Lo cierto es que en su agenda está en levantar a Ezio Neyra y a otros pituescritores cuyo mayor mérito es la ropa importada de Argentina y/o Europa? ¿Es una vertienete fashion de la argolla en la que lo único importante es verse fotografiable? ¿Eso es un valor aprendido del estilo Ampuero de publicidad?

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Jaja. Otero es un buen poeta, su último libro es bastante bueno, su problema es el mismo que tenía Cueto en El Dominical, que a ninguno de los dos les gusta trabajar en El Comercio, no les interesa, pero no tienen otra cosa que hacer. (Chequea que Cueto renunció a EC sin tener ninguna otra chamba, de puro harto). Otero puede buscar a sus patas pero no por argollero sino por facilista. Nadie lo puso allí. Entró en la época de Cueto pero en ese momento era un chibolo desconocido recién egresado que sabía escribir. Era la hornada en que llegarón los de la de Lima a balancear las cosas con los de la PUC. Ahí entraron Otero, Gamboa y la Wolfenson, la esposa de Faverón, y entraron un montón más. Antes todo era una gran argolla PUC.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

se le olvida al geneálogo chicha la subfamilia de El Mercocio formada por la tía de Magdalena Oscarina Malca, su carnal el pseudopoeta ruiz-chozas, el primo idiota osvaldo chanchove y la sirvienta que satisface todos los pedidos victoria "secret" corrala que no tiene brasier que le quede porque no la embellece ni una borrachera con los ojos cerrados

ah y por supuesto los amiguitos de la sirvienta del callejón aquiles
cachado con los que sale los domingos al parque.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Buá
por qué Roncagliolo sale en el País y yo en el dominical?

snif

Facherón

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Vaya, si el facilismo de Otero es cierto, ¿puede ser que la mafia solo sea una consecuencia de gente floja que solo se molesta en preguntar a sus amigos más un poco de maledicencia y favoritismo' qué buena mafia, bien peruana

February 28, 2006  
Anonymous el usuario anonimio said...

Yo también pienso eso y me parece que es un gran problema porque el asunto con El Comercio (y por eso que tanto se habla de él) es que allí hay el dinero para cambiar las cosas, balancearlas, pero no, se prefiere el facilismo. Una prueba de ello es un artículo que salió hace un par de años en El dominical. Parece que en una hora de hueveo, en la que tenían que pensar con que rellenaban el suplemento se les ocurrió hacer un artículo sobre los nuevitos en eso que se llama "arte" en general, sea literatura, artes plásticas, danza, música, etc. Si no me equivoco, el redactor principal del mismo fue Diego Otero; la cuestión del artículacho ese, que pretendía crear una especie de pre-canon o proyectarse a crear el canon del futuro, fue que la mayoría de mencionados eran limeños y había un buen grupo de la Universidad de Lima (donde Otero había estudiado, claro que la relación puede ser discutible); muchos de esos nuevitos quedaron allí nomás (Torres Rotondo, de la de Lima) y otros siguen pero porque papi y la esposa de papi todo lo dan (Mariana de Althaus). Claro que están los menos que todavía suenan (Yrigoyen, por ejemplo). Es decir, ¿en provincias no pasaba ni mierda?, cualquiera hubiera planteado esa cuestión en el artículo pero como primero está el webeo, mejor no preguntar nada. Y eso que El dominical presentó tiempo antes un estudio amplio sobre la movida "cooltural" en provincias pero, lamentablemente, allí quedó. Lástima.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

zzzzz, qué aburrido chicos, esto de hacer de magalys sin conocer las cosas desde adentro.
Así convencen a la gente de lo contrario: tienen envidia a Cuieto-Ampuero-Malca y todos porque son exitosos y sutedes una sarta de malhablados sin clase, como la poeta esa guerrero.
las poetas nuevas estamos en otra cosa.

r.s.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

¿Otero buen poeta? No pues, es como decir que Arturo Higa es buen poeta porque publica libros bonitos (aunque los textos sean intranscendentes).
Está bien que uno defienda sus posiciones hasta con falacias y mentiras, pero no le hagan daño a la poesía.
Hasta Leo Zelada sabe que el primer poemario del vate del "Oso" es por lo menos era decente.
El segundo es un bluff levantado por Coral en Somos.

Miguel

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

oigan genálogos desempleados, no pueden buscarle una familia al huerfanito Leokabro Aguirre?????

víctor

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Claro, hacen necedad y media y luego la defienden por ego y para no caer en el ridículo. Ahi es cuando la tensión mafiosa (encubrimiento, bombo y autobombo) se desata. Creo que aquí estamos llegando a más y mejores conclusiones que en Puente Aereo. Luego estos frívolos envejecen y se consolidan y,patatín patatán, tenemos a otros Cuetos y Ampueros.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

lo q queda claro es q no tienen rollo (el 99%), y los que lo tienen no lo pueden defender en ultima instancia (Faverón, como siempre, patea el tablero cada vez que lo acorralan).
Finalmente a Thays, Cueto y Ampuero no les queda mas que ocultarse entre sus detrás de sus insultos y burkas para no dar la cara.

February 28, 2006  
Blogger Enquiridion said...

Roncagliolo ganó el Alfaguara, Daniel Salas (en Puerto Aereo, blog de Faveron) dice que trabajó duro en España para conseguirlo. No sé que pensar, de un lado, Roncagliolo chambea con el Grupo Prisa (los dueños de Alfaguara) y, en su último post de su blog, reconoce que existe una argolla y que forma parte de la misma (toda la gente "importante" que vino a entrevistar en Lima eran vecinos suyos o parientes). ¿Mea culpa? ¿Llanto de cocodrilo oportunista al saber que se le venía un premio? Misterio....

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Miren lo que pone Vico C. en su blog "Luzdelimbo", http://luzdelimbo.blogspot.com/
Según Vico (y Max Palacios), Faveron es el inventor de la rueda, por que es el único iluminati al que se le ocurrió publicar cuentos en red.
No jodan: y esas páginas web que publican desde hace más de 10 años, que cosa son Ciberayllu, Materiaverbalis y tantos otros sitios, sin contar los webs personales?
La idea de Faverón es buena, si. Pero hace tiempo que se hace.No se a que viene tanto cacareo.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Esto decia Faveron de Roncagliolo:

I See Dead People: los fantasmas de la clase media peruana

Por Gustavo Faverón Patriau

Lo primero que llama la atención en Pudor, la novela más reciente del peruano Santiago Roncagliolo, es su inequívoca vocación por el lugar común. El argumento es múltiple y de líneas correctamente trenzadas: seis historias, dichas desde otros tantos puntos de vista, correspondientes a los miembros de una familia limeña de clase media. Inicialmente, impresiona la solidez del mecanismo: el autor sabe administrar esa media docena de relatos, tender puentes entre ellos. Pero luego se hace notoria la vacuidad de los materiales así conectados. Y sobreviene el fantasma del déjà vu masmediático. Uno tiene la molesta sensación de haber visto estas seis historias seis sábados a las cuatro en algún canal de cable. Un ama de casa de vida soporífera alucina relaciones extramaritales. Su esposo, diagnosticado con seis meses de vida, lucha por contar su desgracia a los demás, sólo para caer, él también, en un adulterio irrelevante. La hija mayor envidia el cuerpo, al parecer memorable, de una compañera de clase, con la cual se obsesiona. El hijo menor, solitario, hace migas con cierto número de almas en pena que deambulan por el barrio, a quienes nadie más ve. El abuelo, enamorado de una viejecita interna en una casa de reposo, decide un plan desquiciado para hacerla suya. La mascota de la familia, atormentada por la inopia de su vida amorosa, huye de casa en busca de pareja. Trece, El sexto sentido, El hijo de la novia, La dama y el vagabundo: Roncagliolo da la impresión de vivir muy cerca del Blockbuster, metafórica y literalmente. Sus materiales vienen de allí; su obra parece destinada a regresar allí. Esto a pesar de que su lenguaje no tiene la fluidez cinemática de sus fuentes, sino la indecorosa rapidez de los trailers y los previews. Roncagliolo no elabora a partir de esas historias conocidas; las resume, las vuelve esqueletos; hace más consumibles unas fábulas que ya son de consumo masivo.

Ésa, sin embargo, no es la mayor objeción que se le debe oponer a Pudor. Hay un punto en que la novela amaga una saludable cualidad crítica ante la sociedad peruana. Sus protagonistas, miembros de la enflaquecida clase media limeña, son ironizados por una voz narrativa que parece distanciarse de sus temores pequeñoburgueses. Los personajes habitan un vetusto complejo de edificios por cuyos jardines transitan con la fantasía de hallarse en alguna gran urbe del primer mundo; sueñan con una grandeza que no les es cercana. Pero la novela sólo es capaz de ironizar ese elenco de ilusiones anacrónicas cuando de tal ironía puede extraer un golpe súbito de humor. Apenas la narración olvida el humor, la ironía enflaquece, y el relato mismo parece producido por cualquiera de esos individuos que hasta hace un minuto habían sido sus víctimas. Sólo hay dos momentos en que Pudor permite que alguien ajeno a la clase media tradicional de sus personajes centrales se enrede con ellos. En el primer caso, se trata de un hombre (“Lucy se preguntó si era chofer o guardaespaldas de alguien”) que abusa sexualmente de la protagonista. En el segundo, es una secretaria con la que el jefe se acuesta pese a juzgarla fea —“deforme”—, y con la cual el acto sexual se vuelve un infierno. No hay ironía en estos pasajes: cada vez que los protagonistas se atreven a abandonar la burbuja represiva de su inmaculada, aunque ruinosa, clase media, la osadía les cuesta caro: el hombre resulta un cuasi violador; la mujer, una vengativa delatora. La mayor metáfora de la novela, la más completa y la más efectiva, es ésa, y es involuntaria: así como el niño ve fantasmas que circulan por las calles de “la residencial”, los adultos sufren la indeseable invasión de estos otros espectros —intrusos, nocivos, surgidos de la otra clase media emergente de Lima, la de origen popular—, figuras que, fuera del barrio microcósmico, pueden compartir con los protagonistas unos mismos espacios de la ciudad. Son, casi literalmente, los fantasmas del “desborde popular”, que inquietan las pesadillas de la clase media limeña. Como ocurre con las ficciones de otros escritores peruanos más o menos recientes (pienso en Jaime Bayly, por ejemplo), el defecto clave de Pudor es la facilidad con que vuelve consumibles y divertidos los prejuicios de la clase media tradicional del Perú. Entre todos ellos, que desandan lo avanzado décadas atrás por Ribeyro, Bryce, o el primer Vargas Llosa, Roncagliolo quizás sea el más conservador: la salvación de sus personajes sólo es posible en el encierro hermético. El contacto con los demás implica un riesgo demasiado alto.
// posted by Gustavo Faverón Patriau @ 11:19 AM

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

El arribismo del gordo salas es innombrable. Pero no sorprende. En Lima decía que era una vergüenza que la crítica peruana estuviera en manos de un tipo como Iván Thays y ahora trabaja con él. ¿Dónde quedó su moralidad?

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Quipu no se le ocurrió de la nada a faveron. Fue luego de que estando presionado reconociera que en el Perú hay “discriminación”. Luego le comenzaron a preguntar y k haces tú al respecto. No dijo nada y anudo su quipo con la poca vergüenza que le queda más bien k por otra cosa:


Ficción y violencia


Lima
la indiferente


El
tic del doble

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Los candeleros son Iparraguirre, Gallardo y Pimentel. ¿Qué quieren? ¿que los entrevisten en Vago Ofidio y que Alsonso Cuete los recomiende a la fundacion guggenheim?

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Sí son ellos, pero ya se dieron cuenta de que tú eres el anónimo anterior, Mono Blanco, aunque te tapes con tu burka, y van a ir a sacarte la mierda ahorita.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

RESPUESTA A GUSTAVO FAVERON
(tomado del blog de Carlos Gallardo)

Gustavo,

He tomado mi tiempo para meditar lo que comentaría en respuesta al asunto de las “argollas” literarias. No soy un apresurado, no me gusta lanzarme de manera intempestiva contra personas a las que respeto y aprecio por sus méritos intelectuales, profesionales o creativos. Considero, en cambio, que debo agradecer a quienes me proporcionaron, en su momento, información valiosa que me hizo comprender con mayor amplitud la naturaleza de este lamentable fenómeno. Como muchos, antes de publicar apenas tenía conocimiento del entramado mediático y de las rencillas que configuran nuestro medio literario. A mis amigos de entonces les consta que nuestras conversaciones trataban más acerca del quehacer académico o estético, y rara vez llegaba información acerca de camarillas, rencores, bandos. No se trataba de ingenuidad: por mi propio carácter estos problemas llamaban poco mi atención, incluso menos que el período de una frase o la palabra precisa en un párrafo. A mi amigo y editor Alvaro Lasso le consta mi indiferencia sobre temas como organización, prensa, relaciones públicas, negociaciones con librerías. No soy un tipo que se deje ver en presentaciones de libros, que pugne por antologías o forje amistades con redactores o periodistas. Por el contrario, no falta quien me describa huraño, renegón, sumergido en libros hasta la nuca. Una vez adentro, tras la publicación de mi único libro de cuentos, me vi forzado a interpretar, a leer entre líneas cada reseña, cada invitación a conversatorios, cada mano amistosa que se tendiera ya sea en San Marcos o en la cafetería del Centro Cultural PUCP. Algunos de mis contemporáneos con quienes compartí clases optaron voluntariamente por nuevas amistades que les pudiesen proveer mejores perspectivas laborales o (por qué ser tan maquiavélico) una cierta afinidad en el diálogo. Yo opté por mantenerme lejos y observar lo que estaba ocurriendo. En un momento determinado, sobre la base de información pertinente, asumí que tenía una opinión sobre el tema y la he venido defendiendo cuantas veces he podido: existen “argollas”, amiguismos, camarillas, en el medio literario, que impiden que este se desarrolle con libertad y desvirtúan el oficio. No pienso ni jamás pensé que existiera una sola argolla que controlara todos y cada uno de los diarios, revistas o programas de televisión. Lo que cuestiono es el empleo descarado y abusivo de los medios de comunicación como herramientas para la defensa y alabanza de un grupo de amigos, trátese de Iván Thays, Miguel Gutiérrez o Paolo de Lima. Que las reseñas sean un favor pagado a la buena amistad y no al ejercicio objetivo y decente de la crítica literaria. Que los bombos y los cohetecillos sirvan para legitimar la poética o la posición en los medios de un grupo de “buenos muchachos” que citan en el Queirolo, el Yacana o la Tiendecita Blanca. Pero me decepciona más que los nuevos escritores, quienes deberían encabezar esta renovación general del medio literario, sacudirse de las malas mañas, de los amiguismos y las argollas, sean los primeros en celebrarlas, fomentarlas y hacer de ellas un motivo de identidad grupal. En lugar de proponer un parricidio coherente y bien sustentado, han preferido reproducir esos mecanismos espurios que debieron combatir y censurar.

Me exiges pruebas de la existencia de la “argolla”. Tengo un testimonio, pero debo precisar que no lo revelo en este momento porque compromete a personas a quienes no he pedido permiso para nombrar ni entrometer en este lodazal. Las considero gente digna, que ha escogido mantenerse al margen por su propio bienestar. Si las mencionara, violaría la confidencialidad que ellos esperan que se respete. En caso deseen expresarse, abriré esta tribuna para acogerlos. Sin embargo, hay que observar un detalle en el que muchos no han querido reparar: la posibilidad de ofrecer pruebas como si estuviéramos en el terreno delictivo. La “argolla” puede ser tan imperceptible por quienes la practican que puede confundirse con la verdadera amistad. Al fin y al cabo, no hay problema alguno en pedirle favores a tus amigos: recomendaciones, becas, una columna en un periódico, la dirección de un suplemento. Ninguno de ellos podría entrañar un caso punible por la ley. Sin embargo, es una señal de profundo subdesarrollo moral, un signo inequívoco de que las cosas funcionan a la mala, a contracorriente de los méritos particulares. Podríamos considerar que las “argollas” son una manifestación del mercantilismo y el corporativismo en el medio cultural. Para erradicarlas, es necesario que se abran espacios y que las nuevas generaciones renueven sus compartimientos y su vocabulario. Sin embargo, la “argolla” funciona gracias a los nexos amicales, es simpática, tiene su gracia. Por el modo que opera y tiende sus hilos, es muy complicado ofrecer una prueba cabal de su existencia, a menos que sometamos a sus miembros a una sesión con cámara o grabadora escondida, que registre sus conversaciones por messenger o hackee su correspondencia. Eres consciente, Gustavo, de la dificultad de presentar pruebas objetivas en este caso, incluso que mi propia experiencia personal puede ser refutada y puesta en entredicho, de modo que no entiendo tu insistencia en exigirme “pruebas” palpables: para tener acceso a algo que se parezca a una prueba, te recomiendo leer Luces, Identidades, la columnas de Alonso Cueto y Alonso Alegría en Perú.21, la intervenciones de algunas reliquias magisteriales de San Marcos, incluso los blogs de algunos que dicen oponerse a la “mafia” pero solo esperan cambiar mocos por babas. Me preguntas “¿Por qué es "argollera" Peisa y no lo es Editorial San Marcos? ¿Por qué es "argollera" Alfaguara y no lo es Lluvia? ¿Acaso no es incluso más cerrado y definido el perfil de los escritores que aparecen en estas editoriales? ¿Acaso Peisa no ha publicado también a gente como Luis Nieto, Edgardo Rivera y Miguel Guitérrez?” como si en algún momento hubiera atacado la “argolla” por defender a otra. Por el contrario, siempre he considerado el amiguismo una pandemia y me parece tan despreciable en la Católica como en la Villarreal, en El Comercio como en el Congreso, en Lluvia como en Peisa. No he sido condescendiente con aquello que me pareció incorrecto ni siquiera dentro de la editorial donde yo publico.

Finalmente, no pienso manifestarme acerca de Quipu. De todas formas, gracias por la invitación a apoyarte en ese proyecto. Tan solo me queda una duda: ¿qué se pretende paliar con un espacio como Quipu? ¿La discriminación, la indiferencia, el ghetto?, ¿de quién?, ¿de los medios de comunicación?, ¿de las editoriales?, ¿del público? ¿No es contradictorio negar a capa y espada la existencia de una mafia, sostener que quienes dirigen los medios y las editoriales son las más objetivas y equilibradas y a la vez sostener que el medio literario peruano está desarticulado? ¿No se supone que en lugar de recurrir a entelequias deberíamos ubicar en qué sectores se manifiestan estas desviaciones en el funcionamiento del sistema literario, desmantelar esas prácticas y renovar la escena crítica peruana?

Recuerda que esta tribuna siempre recibirá con agrado tus intervenciones y las de cualquiera que esté dispuesto a manifestarse. Este blog no hace distingos entre anónimos, bloggers o pseudónimos. Considero que la discusión se torna más atractiva gracias a la inclusión y es una consecuencia lógica de la praxis democrática que haya un espacio de expresión para todos, aunque nos disguste.

Saludos,

Carlos Gallardo

February 28, 2006  
Anonymous el usuario anonimio said...

Claro, todo el mundo se quiere acomodar; por ejemplo, Ruíz Ortega a quien "Buitro" cita tan entusiastamente y llama "crítico literario"... ¡si ni siquiera sabe escribir!¡se la mama a todo el mundo en el artículo ése!
http://www.diariosigloxxi.com/noticia.php?id=12408

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

La mafia, carlitos, está en Identidades, en Ciberayllu y en las becas a EE UU que manejaba Maffiotti antes de que lo botaran de Harvard, pero que sigue manejando por ahora.
Métete a Ciberayllu o a los archivos de Identidades y verás:
mauricio medo sobre róger santivañez, paolo de lima sobre mazzotti, mazzotti sobre césar angeles, césar angeles sobre mauricio medo, es decir.
Y todavía tienen la concha de fomentar en jovenzuelos como tú la idea de que la mafia está en el otro lado.
Ñaupari retó a todos estos ultras de la boca para afuera a un debate y se chuparon toditos.
Yo reto a toda la plana de la revista seudosenderista Intermezzo a debatir sobre literatura y violencia política, donde quieran y cuando quieran, chicos, solo avisen, les dejo mi cel (pero no para amenazas como suelen hacer):
92882849.
Espero vuestra respuesta.

víctor

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Más sobre la mafia: este post de Carlos Gallardo aparecido en su difunto blog MALAS PALABRAS cobra vigencia nuevamente

Lunes, Julio 04,2005
Según el cura y el barbero

Regionalistas y habitacionales

Estéticas en debate o líos de comadres encienden una discusión literaria desfasada y ridícula

No he posteado en los últimos días y aduzco dos motivos primordiales. Antes que nada, las responsabilidades laborales: cuidar exámenes en Estudios Generales Letras es aburrido, ocioso y poco rentable, pero necesito el dinero para sobrevivir en Julio y Agosto. No está demás que guarde pan para mayo cuando (y es lo más probable) deba dejar la plaza de instructor de Narrativa el próximo semestre. Increíble, pero estos apuros económicos ocuparon más reflexiones que mis lecturas y mis trabajos finales, es decir, más que mis labores académicas. Entre descansos, me enteré de la polémica desatada por un comentario fuera de lugar vertido por Iván Thays en el Encuentro de Narradores Peruanos. Alonso Cueto lo reprodujo en su columna de Perú 21. El objetivo de estas falacias ad hominem era Ricardo González Vigil, crítico literario y catedrático de la PUCP, con el que la dupla Cueto-Thays parece haber entrado en directa confrontación. El maestro González Vigil respondió de manera poco afortunada y pronto se unieron al debate las voces de Miguel Gutiérrez y César Hildebrandt en La República. Desde la otra esquina, Thays vía blog se defendía en un registro más bien humorístico.
Esperaba que la cuestión se calmara para poder emitir una opinión objetiva y mesurada, pero en vista del carnaval de incoherencias, rajes y demás despelote, mi pequeño demonio moral puede más que mis reticencias.
Así que vamos por partes.

1. En el Encuentro antes mencionado, Thays plantea de manera errónea y anacrónica una confrontación entre narradores “regionalistas” y narradores “urbanos” y establece una jerarquía a partir de una idea también distorsionada de cosmopolitismo, que más parece confundirse con los engreimientos decadentes de un dandy que ha perdido su guante de seda entre las pollerías del Jirón de la Unión. Desde luego si continuamos con la argumentación de Thays, tal como lo comprenden él y su séquito de turno, llegaríamos a las siguientes equivalencias:

a. urbano / cosmopolita / descontextualizado / personajes letrados, académicos, sibaritas / la soledad, el amor, la vanidad / lenguaje sin marcas regionales
b. regionalista / telúrico /contextualizado /personajes marginales / la sociedad, la violencia política, literatura de protesta / lenguaje con marcas regionales y modismos

Hasta aquí ambas cadenas funcionan. El problema es cuando cogemos cualquier texto proveniente de nuestro canon literario y pretendemos calificarlo con el esencialismo thaysiano, cuando pretendemos hacerlo caber en estas categorías eternas. Por ejemplo, ¿dónde colocaríamos a Conversación en la Catedral, Un mundo para Julius, El zorro de arriba y el zorro de abajo? Si una novela es regionalista solo porque ocurre en un lugar definido, o peor aun, si una novela es regionalista porque sus escenas transcurren en Ayacucho, San Juan de Lurigancho o la tribu de los huambisas, ¿se animarán Thays y Cueto a decirle a Vargas Llosa que Lituma en los Andes apesta porque –según sus esquemas literarios- es regionalista?
Cuídense cachorros: a cambiar todos sus “jatos” por “casas”, sus “cojudos” por “gilipollas”, sus “chibolos” por “chabales” (a menos que quieran pegar en Alfaguara). Las escenas en Trujillo o Chanchamayo deberán transplantarse a anónimos espacios mediterráneos o lúgubres ghettos judíos en la era del Tercer Reich.
2. Se equivocan Gutiérrez y González Vigil de manera menos escandalosa que Thays y Cueto (que ya es desear que lleguen los Fuentes Gasca). Este, por sugerir que las influencias de Cueto son “sospechosamente norteamericanas”, como si Faulkner y Hemingway estuvieran en el Index librorum prohibitorum. ¿Acaso Arguedas no leía Las Palmeras salvajes (y cito la Introducción de RGV a Los ríos profundos) ¿Se le acusa de lo mismo a Zavaleta? Por otra parte, la cereza del artículo de Gutiérrez es su esperanza en el resurgimiento de la literatura andina. Uno espera en realidad que resurja toda la literatura peruana, no solo la andina, sino aquella que nos introduce en lo más profundo del comportamiento humano, que nos otorga respuestas y nos envuelve en nuevas inquietudes. Creo que Gutiérrez lo logra en La violencia del tiempo y El viejo saurio se retira, novelas que las generaciones del 80 y 90 no pudieron igualar. Pero queda claro que ni la opción aristocrática de los rococós postmodernos de Thays, Cueto y compañía, ni el despertar telúrico de la literatura campesina proletaria (la causa del pueblo, patria roja, bandera roja y ollanta humala, compañeros) por más que se vista de “buenas intenciones” (la revolución?) o de conciencia crítica, digo, ninguna de las dos son opciones coherentes, sino máscaras para envolver de estética un conflicto de bandos en el que se entrecruzn motivos políticos, rencillas personales, resentimientos mediáticos, etc. Al menos, a Gutiérrez lo perdonamos por el legado literario.
3. Presentada casi como una lucha entre una literatura de derechas (oficial, catolicense, los amos de los medios de comunicación) y una literatura de izquierda (alternativa, radical, sanmarquina), en realidad, ambas posiciones transitarían su camino a la caducidad, a esperas de una lectura de lo literario más acorde a los nuevos tiempos. ¿Podría proponerse una estética distinta a la que separa regionalismos de literaturas urbanas como si fueran dos repúblicas distantes (república de españoles, república de indios?) o seguiremos enfrascados en un debate sesentero que nuestro propio canon literario ya superó? El énfasis de Gutiérrez y RGV se centraría en denunciar una “mafia”, una collera malévola que reprime a los escritores autóctonos y privilegia la casta criolla limeña como cultura oficial. (Semejantes opiniones se pueden encontrar en artículos (mal escritos y mal argumentados) de Victoria Guerrero y César Angeles en el último Odumodneurtse!)
Si nos guiamos por las caras y los apellidos, eso puede tener sentido, más aun considerando la posición económica y los orígenes de los escritores. Sin embargo, nadie tiene la culpa de nacer en las condiciones que le tocan a cada uno. En lugar de definirlos por patrones clasistas, sí se puede hacer una separación entre academias enfrentadas. Quizá entre universidades e ideologías, pero esto podría prolongarse en una tesis si lo mantenemos en los cauces teóricos. La verdad es que si nos atenemos a los hechos, el binomio Thays-Cueto sí le puso la cruz a RGV con mala voluntad y en un ajuste de cuentas que parece digno de los Corleone o del cartel de Tijuana. El que González Vigil no los halague no significa que debemos lanzar la vendetta contra él y acribillarlo cobardemente, en ausencia. Nada más absurdo que desacreditar a alguien sin decirle las cosas en su cara. Esos son unos modales de canalla que luego se refrendan en Somos y Luces cuando se plantea que nuestro mundillo literario pasa una crisis, pero nunca se explica quién o quiénes la provocan.
A todo esto, Aquiles Cacho, el intuitivo rajón profesional de Con Ventilador es, detrás de toda su malacrianza, una de las voces más sensatas e independientes, esas que Cueto y Thays se empeñan en callar desde sus torreones mediáticos: “El discurso cultural, al igual que el político, termina siendo, generalmente, un sirviente lameculos del poder. Los criterios de nuestros “líderes culturales” premian siempre al sobón, al acusete, al que no cuestiona nunca. No tenemos nada personal contra los críticos, pero sí nos jode esa manera uniforme que tienen de reventarle cuetes a los artistas y escritores ya consagrados (y por lo tanto influyentes). Todo lo que escribe Vargas Llosa es lo máximo, cualquier comentario de Bryce, es entrañable, Ampuero da una entrevista y es un cague de risa (¿Ampuero gracioso?). No jodan, pues.”
4. Exacto: todos están equivocados, pero el error más terrible, a mi parecer, es el de la nueva generación de escritores, que en lugar de proponer una nueva percepción del problema y deshacerse de las “mafias”, argollas y nepotismos, en lugar de renunciar a la pacífica mediocridad que les han planteado sus predecesores (este ambiente de escritores de saco y corbata comprando libros en Crisol y alabándose mutuamente), en lugar de sentarse a escribir grandes, ojo, no buenas, sino grandes obras literarias, han preferido arrimarse de lado de uno de los bandos. No están obligados a hacerlo. Nadie los empuja a renunciar a sus amistades ni perder su lugar en el mundillo literario al cual han accedido con su propio esfuerzo, pero sería provechoso que determinaran su independencia, para la literatura, para ellos mismos, para todos. Yo mismo me incluyo en este cuestionamiento. Si la medianía se prolonga en nuestras letras y si los talentos se acomodan alrededor de sus bienhechores por comentarios elogiosos, antologías o reseñas complacientes, será solo culpa nuestra. A trabajar.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

¿Quién chucha se cree Gay-ardo, el Ricardo Belmont de la literatura peruana?

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

A lo cual respondió Iván Thaystaglia:

"Es una lástima que la envidia patológica que sientes por Luis Hernán Castañeda, y la angustia que tienes al pensar que tu "genialidad" no es reconocida, te haga escribir estupideces. Quien hizo la dicotomía andino/crillo fue Zein Zorrilla, con el fin de ridiculizar a los "criollos", y yo he hablado en contra de esa hipótesis y favor de la pluralidad literaria en Colombia, Madrid, en artículos y en Vano Oficio. Vayamos a lo concreto: muéstrame una frase o un artículo que haya escrito yo diciendo explícitamente que una obra por ser andina es mala y por ser cosmopolita es buena. Si no la consigues, entonces eres un payaso y un oportunista.

Finalmente, su tú pensabas que Cueto y yo éramos parte de una mafia que controlaba los medios: ¿ qué hacías almorzando con nosotros y los demás de Estruendo Mudo por lo menos un par de veces cuando apareció tu libro? ¿Qué esperabas que Cueto y yo hagamos por ti?

IVAN THAYS

February 28, 2006  
Anonymous Al Cuetone said...

Ma che cosa ! Il bambino Gallardo mangiaba il risotto de la nona con noi y después nos la clava ? Ah no, así no son las cosas. Fredo, encárgate de ese miserable.

February 28, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Jajaja. Los feos que cantan lindo, Vico Coral y Max Palacios no dan una, parecen Sigfrido y el Gordo Huracán con sus planes que nunca les funcionan. Ya Faveron ahora les ha zampado su chiquita recontra solapa en Quipu. Les pone así:

"Desde su blog Luz de Limbo, Víctor Coral sigue apoyando el trabajo de Quipu, esta vez con la publicación de un breve texto del escritor Max Palacios, que comenta la aparición del proyecto y, en particular, uno de los cuentos ya publicados, Los últimos, de Sebastián Esponda. Personalmente, yo preferiría que Quipu dejara de ser ocasión para confrontaciones entre rivales, ya que el espíritu del proyecto es, más bien, unificador, pero agradezco sinceramente la constante buena prensa de Víctor y la atención que presta Palacios al texto de Esponda".

O SEA, pal que entienda bien, les dice que gracias pero que él no tiene nada que ver con las broncas que Maxito "Pégale a Nabokov mami" Palacios y Victor "No Soy Un Animal" Coral le tienen a Paolo "Me Voy a Boston A Olerte Tu Pedo" De Lima.

Ya los catedráticos acá nos han explicado que la matricula de Faverón en el clan mafioso de la familia Cueto lo hace contrario a la célula Malca-COral, así que se entiende que no quiera nada que ver con despojos humanos como Max Palacios y oportunistas del tallarín de Vico Codrilo. ¿Pero la gran pregunta es, Vico Codrilo no tiene nada mejor que hacer que pasarle el plumero a todo el mundo?

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

buena estrategia la de postear harta letra para tapar un SERIO RETO AL DEBATE que hizo Coral más arriba.
No sean maricones pues, ultras, por lo menos digan que no para confirmar que son pura fufulla...

sanmarquino conciente

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

ESA CITA DE FAVERÓN EN QUIPU SUPUESTAMENTE CONTRA CORRAL Y SU MASCOTA, NO EXISTE.
A ESE MONO HERVIDO LA COCA MALA DE AREQUIPA LE HACE VER COSAS QUE NO SON, YA PUES, PAOLO "PEDO", INVÉNTATE ALGO MÁS BACÁN, TÚ ERES BUENO PAL CHISTE, JAJAJAJA

BaZurita

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Claro que existe, oe, chequea con tus propias antenas, insecto, y aprende a leer, Vico Codrilo.

http://quipu1.blogspot.com/

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ya empezaron Cueto y Thays a sobonear a Roncagliolo. Declaraciones en Correo que prácticamente dicen lo mismo, bien horneadas con un cafecito en La Tertulia del CCPUCP. ¿Roncagliolo picará? ¿Lo veremos rodeado de la argolla Cueto- Ampuero, en una nueva foto de "familia"? ¿Faverón querrá estar en la foto?

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

El gordo Salaz ya esta buscando la pateria con Roncagliolo, al igual que Gustavo Franelon. Los mismos que rajaron de "Pudor" ahora sonrien de dientes para afuera, colorados, y encima el gordo es tan fresco que le pide paneton a Roncagliolo. "Paneton? un panetonazo te va a caer, angurriento" -debe estar pensando Roncagliolo - "A ver, haganse los muertitos... Ahora, muevan la cola..."
-"Yo tambien puedo bailar?" - gime Vi(s)co So.
-"NO!"-contesta Roncagliolo- "quiero mascotas, no engendros".

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

HASTA LUIS HERNAN CASTAÑEDA SE METE EN LA COLADA

Carlos:
Estaría encantado si dijeras quiénes son esos "contemporáneos" tuyos, con quienes compartiste clases, que "optaron voluntariamente por nuevas amistades que les pudiesen proveer mejores perspectivas laborales o (por qué ser tan maquiavélico) una cierta afinidad en el diálogo". Entiendo que esta alusión grupal se refiere a personas como Edwin Chávez y Johann Page (yo mismo estudié contigo en la Facultad de Letras de la Universidad Católica). Además, entiendo que con "nuevas amistades" te refieres a los escritores Iván Thays y Alonso Cueto. Lo que no entiendo es por qué, si sabes perfectamente de quiénes estás hablando, eliges no decir nombres y hablar en términos colectivos. Me pregunto si es un rasgo de estilo; yo espero que sea así.

Otra cosa que no entiendo es por qué te gusta tanto jugar con la ambigüedad. Primero afirmas que alguno de los nombrados (Johann, Edwin, yo mismo) entablamos amistad con Alonso Cueto o con Iván Thays con la intención de mejorar nuestras perspectivas laborales (prefiero no mencionar la obvia imposibilidad de que tú conozcas mis intenciones privadas, o las de cualquiera, con la suficiente claridad como para afirmarlas como hechos visibles para cualquiera); luego das otra posibilidad, que este vínculo se dio más bien "por afinidad de diálogo", para, finalmente, no afirmar ninguna de las dos posibilidades. Como comprenderás, ambas son conjeturas incomprobables.

Finalmente, dices que te decepciona que los "nuevos escritores" sean unos argolleros. Pero más adelante dices que "La “argolla” puede ser tan imperceptible por quienes la practican que puede confundirse con la verdadera amistad". Entonces, tú piensas que es posible que haya nuevos escritores que practican la "argolla" de manera inconsciente confundiéndola con amistad. Con ellos eres benevolente, claro, porque también están los otros nuevos escritores que la practican con conciencia. Yo te pregunto quiénes son los nuevos escritores que integran cada grupo, los jóvenes argolleros conscientes de que lo son y los inconscientes de su argollera condición. Si me respondes, por ejemplo, que Johann Page es un argollero consciente y que Edwin Chávez es un argollero inconsciente, espero que justifiques también por qué consideras que lo son. Pero como más adelante lamentas la imposibilidad práctica de obtener pruebas para demostrar que alguien es un argollero, sea consciente o inconsciente, veo que te será imposible afirmar justificadamente que Johann o Edwin pertenecen a alguno de estos dos grupos. En ese caso, puedes elegir seguir hablando de los "nuevos escritores" argolleros, de los "contemporáneos" mafiosos, o inventar alguna otra generalidad, pero sería como hablar de un grupo vacío, sin integrantes, una colectividad de fantasmas.

Te pediría que no hicieras esto último, porque sería caer en el ridículo. Sin embargo, si lo haces, volveré a comentar aquí, pero ya sin ningún respeto hacia tu calidad intelectual.

Un saludo,

Luis Hernán Castañeda

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

jjaajaa, el cachorrito se pone bravo

" pero ya sin ningun respeto hacia tu calidad intelectual... jajjja!!!

March 01, 2006  
Anonymous MERCURIO said...

HASTA EL GORDO SALAS SE METIO EN LA COLADA

Yo esperaba encontrarme con la gran prueba que desenmasacara a una mafia que controla los medios culturales en el Perú, capaz de castigar a sus oponentes, de romperles las piernas a quienes la amenazaran y de desaparecer a quienes la traicionaran. La mafia, para que pueda ser llamada tal, debe además estar centralizada y estructurada de manera jerárquica.

Ahora resulta que se trata simplemente de "amiguismos" y "argollas". No pues, eso es totalmente distinto. Además, Gallardo, un declarado liberal, sigue sin responder en qué sentido lo que el dueño de un medio de comunicación haga con su propiedad puede ser llamado "mercantilismo". Nada de esto tiene sentido y uno se pregunta si vale la pena discutirlo.

Gallardo pretende negar la existencia de un vínculo elemental de las relaciones humanas: las proximidades ideológicas y de intereses. Es totalmente comprensible que me vincule con la gente que piensa como yo y, mejor aún, con la gente en la que observo talento.

Doy un ejemplo. Leo el blog de Carlos Gallardo y lo encuentro lleno de invectivas y polémicas contra fantasmas que él mismo se construye, de análisis políticos superficiales que debería dejar a otras personas y de elogios a un grupo de babosos como Aquiles Cacho ("una de las voces más lúcidas", según el autor de este blog).

Leo el blog de Luis Hernán Castañeda y encuentro a una persona verdaderamente interesada en la literatura y el cine, informada y entusiasta. Encuentro en su blog a un escritor y un crítico que posee agudeza y finura, que no se mete en temas que desconoce y que no da batallas contra entelequias, sino que escribe sobre lo que sabe escribir.

No conocía a ninguno de los dos, pero me hice amigo de Luis Hernán mediante el correo electrónico y gracias a que encuentro en él una persona en la que observo una inteligencia activa y un potencial.

Gallardo, con la simpleza que desafortunadamente acaba de demostrar, podrá decir que lo apoyo porque es mi amigo? O más bien debería decir que es mi amigo porque reconozco en él una persona que comparte mi gusto por la literatura y el cine y en quien veo capacidades y talentos?

Las herramientas de Internet son una manera de vincular a las personas que comparten ideas e intereses sin conocerse, pero también sirven para identificar a aquellos con los que resulta imposible seguir discutiendo.

Posted by Daniel Salas | 9:28 AM


Es interesante cómo el decir nombres de mafiosos o no decirlos sirve para obtener el respecto intelectual de alguien. Castañeda copia aquí el estilo de Faverón cada vez que cuadra a sus posibles rivales y del que Faveron se aburrre rápido cuando se lo plantean a él: el desmenuzamiento lógico. Ahora, a mi me parece más bacán plantear esta pregunta a Castañeda: ¿la respuesta a una pregunta define el respeto o el irrespeto por una persona? Cuando eso sucede, me parece que no es una pregunta; es un ultimatum. Acá me parece que no está en juego lo escrito por Gallardo, sino un asunto personal entre Castañeda y Gallardo que escapa al post de Gallardo. Por otr lado, ¿importa que Chávez o Page sean mafiosos? Si lo son, lo negaran. Si no lo son, qué tanto caso a habladurías ajenas? Calma....

Posted by Anonymous | 9:33 AM

Esa última línea del anónimo es estupenda:

"¿Importa que Chávez o Page sean mafiosos? Si lo son, lo negaran. Si no lo son, qué tanto caso a habladurías ajenas?".

GENIAL.

O sea que si me insultan y respondo, soy culpable. Y si soy inocente debo resignarme a que todo el mundo me siga insultando sin abrir yo la boca. En otras palabras, uno no tiene derecho a defenderse de las idioteces y las falsedades que cualquier intrigante escriba, porque si uno se defiende, dejan de ser falsas.

Habría que reformar las leyes, de paso: si a alguien se le ocurre decir "Faverón es un homicida", y yo presento una demanda por difamación, debo ser inmediatamente metido en la cárcel, porque es obvio que, al defenderme, me estoy declarando culpable de lo que se ha dicho sobre mí.

¿De qué cerebrúsculo sale una idea como esa?

Posted by Gustavo Faverón Patriau | 9:50 AM

Daniel Salas:

El blog de Catañeda te puede parecer interesante y fino, pero a otros les puede parecer esnob e interesado en insertarse en un sistema intelectual, cultural y académico semejante en el que tú desenvuelves; por ello debe de exponerse de esa forma. Tal vez Gallardo también comparta todas las apetencias culturales de Castañeda, pero no les interese exhibirlas. Tal vez eso le parezca pomposidad o gratuidad. Total, uno se cultiva para sí o para aque los otros te aplaudan. Me parece que a Gallardo le parecen que los problemas verdaderos son los que tú llamas falsos o desfasados porque tu juego del lenguaje es otro: uno que dice mi juego del lenguaje es el verdadero.
Pero el punto es que eso es totalitario. Como afirmar, como Faverobn y Salas, ahora lo hacen, que la forma de relación que articula la sociedad es la "afinidad" y los vinculos amicales. Eso es de una vaguedad más otros que lo de mafia. ¿O sea, señor Salas, que usted aprueba a la hija de Peter Elmore en su curso de español porque usted es amigo de Elmore? ¿O usted da empleo, señor Faverón al hijo de George W., con quien tiene afinidad ideológica, porque le cae bien el chico? Qué buena.
Señor Faverón:
At last, uno tiene derecho a pensar que todos estos insultos provienen de imbéciles, no me siento aludido porque en efecto no dicen nada de mi, de lo que es relevante para mi, y me voy con mi fiesta a otra parte: que ellos hablen solos. Cosa que hace RGV, maestro de Faverón, y a quien le va mucho mejor que a sus discípulos. Hacer lo que usted hace: insultar como un chibolo retrasado daña su imagen todavía más.

Posted by Anonymous | 10:09 AM

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Assssu que fuerte, comenzó de nuevo la guerra de los blogs. ¿Por quién va usted? ¿Por el cachorro rebelde o por el judío de los quipus? ¿Por Nipalaguirre o por Mono Blanco?

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

QUÉ TAL MAMELUCO LE HA APLICADO RUIZ-ORTEGA AL POPULAR "ICO", HAY QUE TENER ESTÓMAGO PARA PERPETRAR TREMENDA PARAFILIA... PROVECHO CORAL. Y LUEGO TE QUEJAS DE QUE NO ERES ARGOLLERO.

March 01, 2006  
Anonymous Anonymous said...

ruis ortega, max palacios y vico hacen un menage a trois de la puta madre... y malca se la corre mirándolos...

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Bah, que tanta vaina, igual todos los libros de Estruendomudo-PUCP los están rematando en Quilca a 8 soles. No se si por unidad o por docena.

Caserito del Queirolo

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

ruis ortega, max palacios y vico hacen un menage a trois de la puta madre... y malca se la corre mirándolos... y gusano facheròn se la corre mirando a malca...

March 02, 2006  
Anonymous Anonymous said...

(chequeen esto)

¿Qué problema hay con los insultos antisemitas? No son serios. ¿Alguien puede pensar en serio en el antisemitismo cuando joden a Faverón? No, solo lo hacen para que se le suba la mostaza a la cabeza porque saben que se pica al toque con cualquier cosa, sobre todo cuando se manosea en público lo políticamente correcto. ¡Y él es incapaz de entenderlo asi! Gustavo: no son insultos antisemitas, entiéndelo, son provocaciones contra el niño Gustavo. A menos que tú creas que hay algún problema en señalar tus orígenes. Yo tengo cuatro lechadas de negros en mi torcido árbol genealógico y una del obispo del Cuzco y, mira, feliz de la vida.
De otra parte, creo que Samanez habla en serio y hay que hacerle caso. No lo parafrasees a tu gusto ni extraigas consecuencias absurdas de sus postulados (toda idea es estúpida si se te ocurre cómo). Creo que ya hay un acuerdo sobre algo (dejando la odiosa palabra inmoral de lado): los amiguitos del Comercio son unos flojos frívolos y han manejado la cultura como su chacra (puerto el hueco dixit y, de alguna manera tú también lo has admitido); los de Identidades y otros lados son picones y además sectarios, otra chacra. Ninguuno va a a ceder; ninguno de los clubes de irresponsables, venales, ideologizados o simplemente alpinchistas va a salir en tv o radio a decir lo sentimos, lo hicimos mal: cuando salía con la hermana de fulanito no debí decir que el libro de fulanito era bueno; o lo lamento muchísimo, di prensa o hable bien del libro tal porque hablaba de indios y los blancos me llegan al chopin. Nadie va a decir: colaboramos con nuestro favoritismo, prejuicio, desdén o desidia a que las cosas se hicieran recontramal. En el mejor de los casos, diran: pero así se trabaja en el Perú. Y lo dirán sobre todo aquellos que sí concertaron, por cuestiones coyunturales, episodicas o sistemáticas, operaciones de silenciamiento o marketeo de determinados autores o libros (porque, pongamonos bien CVR, conducta mafiosa sí ha habido, pero no como un mecanismo generalizado, no como una politica de estado, sino como el callejon oscuro que de vez en cuando se le ocurría a algunos "capitanes carlos", a algunos "tres o cuatro chivos" -no expiatorios- que se tomaban sus chelas en Quilca o en Club Regatas y decían ni cagando, este huevón no pasará, primero muertos antes que su nombre en uno de mis titulares). Bueno, sabemos que nada de eso, que sería bueno, pasará. Pero LO SABEMOS AL FIN, todos los que leemos este blog, incluso Gustavo, lo sabe, a pesar de que este diga que necesita teorías y no un par de chelas para decir quien es un huevon y quien no, y este pata jamás, ni de vainas, aunque haya ganado el Alfaguara, es un conservador y primero muerto antes que abdicar al Tercer Reich (es una broma, no te piques!). E, insisto, LO SABEMOS y ELLOS, los que no se van a arrepentir nunca, lo saben y se sienten amenazados (hay que ver con qué miedo reaccionan cuando se les toca el tema, qué sensibles, cómo tienen los nombres en la punta de la lengua, junto al temor y la tartamudez -no es contigo, Iván). Y estoy seguro de que serán infinitamente más cuidadosos porque saben ahora que los están mirando. Y si cada vez que se pongan pendejos los jodemos -cada vez que tiran la moneda para ver quienes van en su ranking de fin de año o cada vez que se llaman por telefono para decir que la revelación narrativa es un x cualquiera en vez alguien que odian (ampay otero, ampay thays)-entonces, cada vez que hagamos eso procuraran ser mucho más detallistas, mucho más equitativos, mucho más diligentes, y un día, si insisten en romper las pelotas, tal vez seremos tan fuertes que podremos echarlos de patitas a la calle. Desde luego, entrarán a ocupar su sitio otros (tal vez nosotros mismos), pero con la conciencia de que son (somos)prescindibles y la calle y el desempleo está a un paso bien cortito. Me parece que la vigilancia ciudadana es infinitamente mejor que la caridad de un espacio como quipu (lo siento gustavo) que, para serte franco, también se pudo llamar "Reserva de los Apalaches". Vigilemos a los Tataglia y a los pájaros fruteros; mostremosles públicamanente nuestro desprecio cuando insultan la inteligencia con sus comentarios, mantegamonos informados por pluralidad de medios para saber cuando nos quieren engañar. Jodamosles la vida porque para eso estamos. Somos el público y sin nosotros están perdidos.
Cariñosamente,
El negro Ambrosio, intelectual.

Posted by El negro Ambrosio, intelectual | 5:16 PM

March 03, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Negro Ambrosio, te envidio las cuatro lechadas. Pero fallaron, por que no tienes nada de gracia pa´ecribir. En serio, la mayoría de negros que he conocido tienen un gracejo para hablar que hasta cuando te asaltan es un gusto. Pero tu no. Parece que pesó más la leche del cura cuzqueño (ya me lo imagino, con su ezpañol plagado de esdrújulas...).
Concuerdo con que los insultos no son para tanto.


El Negro Humo

March 03, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Negro Humo:

Si así van a ser tus intervenciones, mejor hazte humo.

March 03, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Ta´que eres gracioso, con tus chistes de monaguillo...

March 03, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Anonymous dijo...
No será por la misma deleznable razón que La Republica no publica la carta que mandó Faveron, que Daniel Salas en el Gran Combo no solo suprime un comentario de Susana Frisancho(seguramente a pedido de ella), sino que suprime también los comentarios que se publican exigiendo precisamente, que en aras de un debate trasparente se restituya ese comentario y obviamente los demàs comentarios ¿censurados?. En eso si parecen coincidir La Republica y Daniel Salas, con Ocram, sobre "el hacer lo que a uno le da la gana" sin ningún tipo de consideracion.

11:55 AM


Anonymous dijo...
Gustavo Faverón Patriau dijo...
Mi querido Sebas, tómate un agüita de azahar para esos nervios que tienes hechos pedazos. Te cuento que Daniel Salas no es administrador del blog que mencionas, sino sólo colaborador, como yo, y que por tanto incluso si él lo quisiera no tendría cómo eliminar comentarios ajenos. Imagino que algo inventarás para seguir insultándolo gratuitamente. Espero que el próximo invento sea más sólido... Chau.

12:16 PM


Anonymous dijo...
Creo que distorsionas el hecho, por que creo que de lo que se trata no es tanto personalizar si es Salas o quien sea quien administre dicho Blog, el asunto va por un minimo respeto al debate. Que creo que uds. vienen reclamando de la blogosfera, en fin. De todas maneras te agradezco que hayas publicado mi comment.

12:23 PM

April 23, 2007  
Blogger oakleyses said...

oakley sunglasses, nike air max, polo outlet, louis vuitton outlet, christian louboutin outlet, chanel handbags, tiffany jewelry, polo ralph lauren outlet online, ray ban sunglasses, louis vuitton outlet, nike air max, christian louboutin, oakley sunglasses wholesale, oakley sunglasses, gucci handbags, longchamp pas cher, oakley sunglasses, tiffany and co, kate spade outlet, jordan pas cher, christian louboutin uk, longchamp outlet, ugg boots, tory burch outlet, uggs on sale, nike roshe, ugg boots, longchamp outlet, jordan shoes, prada outlet, sac longchamp pas cher, kate spade, christian louboutin shoes, replica watches, cheap oakley sunglasses, nike free run, louboutin pas cher, replica watches, ray ban sunglasses, air max, coach outlet, longchamp outlet, louis vuitton, nike outlet, burberry pas cher, ray ban sunglasses, polo ralph lauren, prada handbags, michael kors pas cher

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

new balance, nike free uk, nike air force, north face uk, uggs outlet, hogan outlet, nike air max, polo lacoste, true religion outlet, north face, hollister pas cher, michael kors outlet online, nike tn, michael kors outlet, true religion jeans, coach purses, mulberry uk, burberry outlet, sac vanessa bruno, hollister uk, coach outlet store online, michael kors outlet online, nike air max uk, uggs outlet, nike air max uk, oakley pas cher, ralph lauren uk, true religion outlet, michael kors outlet online, abercrombie and fitch uk, burberry handbags, nike blazer pas cher, ray ban uk, michael kors outlet online, lululemon canada, ray ban pas cher, michael kors, converse pas cher, replica handbags, michael kors outlet, timberland pas cher, nike trainers uk, vans pas cher, nike roshe run uk, sac hermes, michael kors, guess pas cher, michael kors outlet, true religion outlet

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

valentino shoes, bottega veneta, north face outlet, ferragamo shoes, ralph lauren, p90x workout, hollister, oakley, hollister, vans, gucci, nfl jerseys, soccer jerseys, reebok outlet, louboutin, new balance shoes, nike air max, insanity workout, hollister clothing, karen millen uk, toms shoes, herve leger, ray ban, instyler, baseball bats, timberland boots, wedding dresses, mcm handbags, mont blanc pens, nike air max, vans outlet, lululemon, converse outlet, nike roshe run, ghd hair, hermes belt, lancel, chi flat iron, north face outlet, longchamp uk, celine handbags, asics running shoes, abercrombie and fitch, soccer shoes, converse, montre pas cher, beats by dre, mac cosmetics, babyliss, jimmy choo outlet

September 07, 2016  
Blogger oakleyses said...

moncler outlet, moncler, juicy couture outlet, canada goose outlet, ugg,uggs,uggs canada, moncler, ugg uk, canada goose jackets, canada goose outlet, moncler outlet, moncler, canada goose outlet, juicy couture outlet, supra shoes, louis vuitton, louis vuitton, louis vuitton, pandora jewelry, pandora charms, swarovski crystal, wedding dresses, moncler uk, louis vuitton, thomas sabo, louis vuitton, hollister, moncler, pandora uk, ugg pas cher, pandora jewelry, links of london, replica watches, coach outlet, canada goose, marc jacobs, canada goose, doudoune moncler, ugg, swarovski, ugg,ugg australia,ugg italia, canada goose, canada goose uk

September 07, 2016  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home